Cómo lograr que mi hijo acepte a mi pareja

Amanda · 5 diciembre, 2015

Es un proceso normal que los hijos sientan celos de la nueva pareja de sus padres, pero no es una situación imposible de cambiar. A todos nos cuesta modificar nuestra rutina, lugar de residencia o hábitos generales; pero logramos hacerlo; sin embargo, no estamos preparados para recibir la figura paterna o materna de un momento a otro.


Los niños pueden sentir amenazada su armonía familiar o el amor de sus padres por la llegada de una nueva persona a sus vidas. Del mismo modo, existen celos por el padre que no está, pues sin dudas hubiesen preferido que las cosas se quedaran como estaban.

Pero, cuando una relación se termina y comienza otra, se producen muchos cambios; donde los hijos tienden a ser los más afectados, porque por lo general no comprenden el nuevo proceso. Es por eso que a los padres nos toca ser pacientes, para poder lograr que la familia se estabilice.

Un trabajo en equipo

Para lograr la aceptación mutua, es preciso que todos trabajen por el mismo propósito; es posible que exista cierta rivalidad de parte y parte, es decir que las cosas estén costando más porque nuestra pareja no está poniendo de su parte. Es totalmente comprensible que esa persona te quiera a ti pero no soporte a tu hijo.

En tal sentido, no solo se debe fomentar el acercamiento del niño al nuevo miembro de la familia, sino que deben participar de manera equitativa en actividades comunes de adaptación. Es decir, debemos estar preparados para una posible competencia de parte y parte.

No obstante, el padre o la madre tienen una percepción muy diferente de cuál es su proyecto con la nueva pareja, en relación a lo que el hijo piensa. Por eso no debemos dar por sentado que él entiende todo, siempre es preferible explicarle nuestros propósitos, explicarles que esa persona no va a sustituir a nadie y que la relación entre padres e hijos es imposible de romper.

49c2f3d94a7fdef513d3571218f1ccca

El trabajo en equipo implica que no haya lugar a confusiones, la nueva pareja tiene un rol que cumplir, al igual que el padre del niño. En tal sentido, aunque es necesario un acercamiento, es preferible que no se intente usurpar funciones de manera brusca y para ello hace falta que el progenitor funcione como mediador.

¿Cómo ayudar a tu hijo a aceptar a tu nueva pareja?

Una de las principales recomendaciones que hacen los especialistas en conducta infantil, es que cuando decidamos presentar nuestra nueva pareja a los hijos, es muy importante que se trate de una relación estable. Es decir, solo cuando estemos seguros de que esa persona se va a quedar por un largo tiempo, pues a veces introducimos a la familia a parejas temporales, que solo logran que el niño se confunda más.
Si fuera el caso, y de hecho ya hemos cometido el error de intentar relacionar a nuestros hijos con personas que no se van a quedar; es posible que el temor en ellos sea mayor, pues habrán visto que muchas personas han llegado desde que papá o mamá no están. Es por eso que a veces puede resultar más difícil lograr la aceptación.

d136c5cd4881b44c97a33b15062c33b3

También es más difícil cuando los padres han pasado por un proceso de divorcio complicado; pero no es algo que no se pueda resolver. Al respecto, son muchas las recomendaciones que podemos tomar de los expertos, entre las cuales tenemos.

  • Estar consciente de que es un proceso lento y que muchas veces debemos explicarlo. Dependiendo de la edad del niño, el podrán hacer sus propias conclusiones basándose en lo que sus padre le han dicho y no solo en lo que cree.
  • Evitemos provocar celos en el niño, procurando que las muestras de cariño no sean excesivas en presencia del pequeño.
  • Es muy valiosa la honestidad con que nos dirigimos a los niños, decirles que hay un novio o una novia cuando debe decirse; aunque es recomendable hablar primero de una relación de amistad.
  • Es necesario ser muy comprensivos y pacientes con los niños que han experimentado el divorcio de sus padres. Es normal que reaccionen con cierta negativa al principio.
  • Procurar darles mucho amor y hacerles saber cuánto se les quiere, asegurarnos que quede claro que nadie va a competir por el cariño que les tiene.
  • No es recomendable forzarlos a compartir con esa persona si ellos no quieren, el acercamiento debe ser paulatino. También debemos pedir a nuestra pareja que se mantenga firme y paciente.
  • Es aconsejable que se mantenga el rol de padres de manera estricta, tratar de darles el mismo tiempo y espacio que siempre han tenido. Realizar actividades donde solo estén ellos sin la otra persona y siempre tener presente que nadie va a reemplazar a su verdadero padre.