Las células madre en los dientes de leche - Eres Mamá

Las células madre en los dientes de leche

cuidar sus dientes 1

¿Sabías que las células madre se encuentran en los dientes de leche? ¡Pues sí! Recientemente la odontología ha revolucionado el panorama con este hallazgo.

Muy pocas personas saben que además del cordón umbilical y la médula ósea, los dientes de leche también son ricos en células madres. Las células que se obtienen de los dientes de leche son distintas a las que se extraen del cordón umbilical.

Toda esta revolución comenzó en el año 2003 cuando un investigador del National Institute of Health confirmó la existencia de estas células en la pulpa dental, la cual está recubierta por la dentina en los dientes de leche.

Los beneficios de las células madre para tratar diferentes aspectos de la salud humana ha tenido gran difusión durante los últimos años. Todos queremos hacernos con sus bondades para regenerar tejidos y vernos más frescos y joviales.

El gran éxito de los tratamientos con células madre debe a que estas son multipotenciales, lo cual significa que tienen la capacidad de multiplicarse y diferenciarse para producir otras células capaces de formar tejidos y órganos de distintas clases.

Células asombrosas

Las células obtenidas de los dientes de leche se denominan con el nombre de mesenquimales, porque tienen la capacidad de regenerar tanto órganos completos como otros aspectos clave de nuestra anatomía. Pueden regenerar: huesos, músculos, grasa corporal, cartílagos, páncreas, corazón e incluso las células nerviosas localizadas en el cerebro. En este sentido, las células madre albergan en sí un potencial regenerativo increíble.

Las células mesequimales pueden ser extraídas de los dientes de leche de los niños (o de las cordales de los adultos) y sirven como tratamiento a algunas enfermedades cardíacas, así como también para:

  • Parkinson.
  • Alzheimer.
  • Diabetes.
  • Parálisis por lesiones en la médula espinal.
  • Reproducir hueso y cartílago, entre otros tejidos.

Muchas madres conservan los dientes de leche de sus hijos sin saber acerca de las células madre que contienen

IMPORTANTE

Las células madre dentales se pueden utilizar para tratar enfermedades en pacientes con un primer o segundo grado de consanguinidad; es decir, hermanos, padres, abuelos, tíos, tías, etcétera.

¿Dónde preservar las células madre?

Estas células (que se encuentran en la parte blanda del interior de los dientes de leche) sirven para regenerar la parte viva del diente, aparecen generalmente a los seis años de edad y se caen naturalmente entre los 6 y los 12 años de edad.

Estos dientes deben ser preservados en un laboratorio especializado.

Si el diente se cae en casa o en cualquier otro lugar…

Si el diente se cae en casa o en cualquier otro sitio distinto a la oficina del odontólogo, coloca inmediatamente el diente en un vaso con leche y mételo al refrigerador. Si lo haces es muy probable que las células madre se puedan cultivar y preservar exitosamente.

Las primeras 48 horas después de que el diente está fuera de la boca son críticas. El diente debe empaquetarse, enviarse y recibirse en al laboratorio durante este tiempo para lograr un aislamiento exitoso de las células.

Los odontólogos estadounidenses están recomendando extraer los dientes de leche antes de que se caigan. Aconsejan que los padres deben tomar la decisión de preservar de manera profesional los dientes y no cuando éste se haya caído.

A pesar de las prácticas realizadas en EE.UU, muchos odontólogos no recomiendan extraer los dientes de leche de sus hijos mediante un procedimiento antinatural. Entre las razones que exponen se encuentra la siguiente:

 Los dientes de leche son una nueva fuente de la juventud de la que todo el mundo quiere hacerse cuanto antes y de la forma más fácil posible. La falta de paciencia de la sociedad actual conlleva a un proceso de mercadeo tan agresivo como para acudir a la extracción prematura de los dientes de los pequeños.

También se guardan los dientes de leche como recuerdo

¡A guardar bien los dientes de leche!

Si estás interesada en guardar los dientes de leche de tu bebé para el futuro, la recomendación de los especialistas en este tema es ponerse de acuerdo con el banco de células de su preferencia. Allí te proporcionarán un biokit con todo lo necesario para guardar adecuadamente el diente hasta que lo entregues al personal de laboratorio.

De hecho, las cordales o ”muelas del juicio” también contienen una gran cantidad de este tipo de células, que han demostrado capacidad para regenerar córneas dañadas.

Tradicionalmente, muchas madres alrededor de todo el mundo guardaban los dientes de leche de sus hijos. ¿Alguna vez has visto en casa una cajita con dientes de leche dentro? Tal vez ya no la veas del mismo modo de ahora en adelante.

Seguramente la tradición empiece a cambiar, y en lugar de guardar en una cajita los dientes de un bebé, las madres comenzarán a guardar los dientes en bancos de células, en cuyos laboratorios podrán preservarse. Allí estarán para cuando se les requiera, bien sea para sanar alguna afección o regenerar algún órgano del cuerpo.