Las 7 amigas favoritas de mamá

Amanda · 1 noviembre, 2016

Aprender a ser madres es un proceso largo y complicado, por eso toda mamá tiene algunas amigas favoritas que le ayudan a desenvolverse en su rol. En la mayoría de los casos, estas amigas acuden para salvar a las nuevas mamás, quienes luchan por perfeccionarse. La ayuda nunca esta de más, algunas tienen más habilidad, mejor estómago o mayor determinación. Lo importante es que siempre estén presentes y dispuestas.

Las mejores amigas que toda madre desea tener, no necesariamente tienen que ser contemporáneas con ella. Basta con que el nexo nos permita el acercamiento suficiente para dejarle tareas nuestras. Además, cuando llega un nuevo bebé, comienzan a acercarse personas que nunca imaginamos. La ayuda vendrá de todos lados, por eso es conveniente aprender a aprovecharla y valorarla.

Para descubrir, cuáles son las amigas favoritas de mamá se consultó a distintas mujeres que dieron su opinión personal. De acuerdo con las opiniones, estas mujeres no solo son amigas cuando tenemos bebés pequeños, también son de mucha ayuda en la etapa escolar. El resultado fue de unos siete tipos de amigas indispensables en la vida de toda madre, o al menos las más deseadas. Te contamos de qué se trata.

988051065fbdd4cd4706ec9ebe298a4c

7 tipos de amigas que toda mamá desearía tener

La amiga que prefiere estar en la cocina

 

Siempre conocemos a alguien que disfruta estar en la cocina todo el tiempo. Por lo general es la más adulta del grupo, pero son comunes en todas las edades siempre que sean madres. A muchas mamás les gusta preparar comida para todo el mundo. Estas son las que nos invitan a cenar o almorzar, y quizá nos lleven alguna comida a la puerta de la casa.

Una amiga con múltiples opciones

Por lo general el bolso de toda mujer tiene bastantes opciones, en especial el de las madres. Sin embargo, algunas son todo terreno en estos casos. Es bueno contar con una amiga que lleve consigo todo un kit infantil, juegos, medicinas, ropa e increíbles opciones. Lo mejor de compartir con una amiga tan versátil, es que siempre tiene espacio para uno más.

La madre que no sufre de asco

Algunas situaciones cotidianas con los niños pueden resultar un tanto asquerosas. Aunque sean nuestros hijos, nos cuesta manejar casos de pañales desbordados o el vómito. Sin embargo, hay mujeres que le ponen el pecho a cualquier situación. Toda mamá desea tener a esa amiga que pude lidiar con los piojos y con cualquier cosa asquerosa sin problemas.

Amiga experimentada

Tener una amiga mayor, cuyos hijos ya abandonaron el nido, resulta muy reconfortante. A veces nos abrumamos con la idea de tener que pasar mucho tiempo en la difícil tarea. Sin embargo, cuando vemos esas madres que ya han tenido de la dicha de llegar a otro nivel de la maternidad, toda cambia.

Aunque resulte muy complicado tener hijos pequeño, existe la esperanza de que todo comience a cambiar. Pronto tendremos menos responsabilidades, porque crecerán y se volverán independientes. Los consejos de esta amiga experimentada siempre son gratificantes.

Madre y amiga incondicional

Nunca está de más contar con una amiga que te escucha y te ayuda incondicionalmente. En ocasiones, algunas personas se dejan impresionar y huyen cuando más las necesitamos. Sin embargo, también hay amigas leales ante cualquier circunstancia. Tener una amiga que no te juzga y que siempre está dispuesta a darte una mano, es algo que no tiene precio.

Una amiga que te relaja

0977349d44257ac9900503a4f1fcf786

Una de las tareas más difíciles de la maternidad, es poder olvidarnos unos segundos de los hijos. En la mayoría de los casos las madres permanecemos pendiente de los pequeños sin tener tiempo para nosotras. No obstante, existen amigas capaces de relajarte y regalarte momentos de paz.

Se aprecia mucho tener una amiga con quien puedas hablar y dejar de pensar en las preocupaciones. Cuando estas también son madres y traen a sus hijos con ellos, estos pueden jugar sin pelear y darnos el espacio a los adultos.

Madre a la obra

Algunas mujeres saben dónde encontrar todo lo que buscamos y cómo reparar lo que está estropeado. Este tipo de madres puede sacarte de aprietos, porque a veces de noche nos acordamos de la tarea y no tenemos nada. Una amiga como esta nos dirá dónde buscar o probablemente lo tendrá en su casa. El valor de esta amiga es incalculable, porque tiene la habilidad para arreglar por su propia cuenta lo que no sirve.