La importancia de cenar juntos todos los días

El ritmo de vida que nos marca la sociedad nos hace olvidar la importancia que tiene cenar todos los días juntos en familia. Cenar o encontrar cualquier momento en el día para poder comer juntos ya sea en la comida del medio día, en el desayuno, la merienda o la cena.. Lo que importa es encontrar una rutina que permita que todos los miembros de la familia puedan comer juntos y disfrutar de este maravilloso momento diario.

Cuando se cena o se come en familia estarás rodeado de las personas que te importan, podrás mirarles a la cara y hablar de las cosas importantes para vosotros. La familia en estos  momentos se une más y es muy importante hacerlo de forma habitual y que los niños sientan que este momento es el más importante de todo el día. Además, es alrededor de la mesa donde los niños aprenden modales, cooperación, comunicación, autocontrol y grandes valores familiares.

tiempo para pasar en familia

Beneficios de comer todos juntos en familia

Comer, cenar -buscar un momento para comer juntos- es necesario para todas las familias del mundo. Son muchos los beneficios importantes de ello y estos son algunos que no debes olvidar:

  • Las familias que cenan juntas hablan más, se mantienen conectados unos con otros y pueden construir mejores relaciones entre ellos.
  • Los padres que se esfuerzan por encontrar un momento en el día para compartir la cena, la comida o la merienda son más propensos a expresar su amor de forma constructiva y le prestan atención y supervisión.
  • Los niños que disfrutan de las cenas en familia son más propensos a no meterse en problemas o a resolverlos de manera más eficaz porque lo hablan con sus padres.
  • Las familias que cenan juntas tienen un fuerte sentimiento de pertenencia y les convierte en un fuerte grupo que les hace sentirse mucho más unidos y que los niños tengan una mejor autoestima y un mejor concepto de sí mismos.
  • Los niños saben que todos los días tendrán la oportunidad de conversar con sus padres y poder explicarles cualquier preocupación o pensamiento que tengan en la cabeza, algo que sin duda les permitirá cultivar una buena comunicación con sus padres y con el resto de la familia.
cocinar en familia

Comer o cenar juntos es estupendo para poder construir una buena vida en el hogar. Si te consideras que estás demasiado ocupado como para cenar con tu familia en una base regular, entonces merecerá la pena que examines por qué y encuentres el camino para descubrir qué es lo que realmente importa en la familia.

Medita en lo beneficioso que es no solo para ti y tu salud emocional, sino también -y mucho más importante porque están en desarrollo-, para tus hijos y tu familia en conjunto.

Protege este momento especial para la familia

Si realmente quieres que sea un momento especial para toda la familia y que lo siga siendo siempre, deberás resistir la tentación de encender la televisión durante la cena o de poner la radio.

Puedes poner la regla de que nadie responda llamadas de teléfono o que no se mire el teléfono móvil mientras se está alrededor de la mesa. Es mejor apagar los teléfonos para no escucharlos si suenan o ponerlos en silencio y devolver la llamada una vez que la cena haya acabado por completo. Es muy importante ser capaces de proteger este tiempo especial en familia sin interrupciones.

Es necesario también que se establezcan rutinas, pero también rituales divertidos. Cada persona de la familia puede escoger un postre una vez por semana, se puede escoger una bonita y calmada música de fondo, se puede pensar en que un día a la semana sea la noche especial con una comida que a todos les guste como la pizza, etc.

El hecho de hacer siempre lo mismo refuerza el aspecto ritual y creará la sensación de que se está en un hogar y en una familia, independientemente de las dificultades del día, la vida será maravillosa en familia.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar