Cuál es el lado positivo de las rabietas

María José · 14 julio, 2017

Quizá alguna vez has pensado que las rabietas infantiles no aportan nada bueno, que hacen que el ambiente se convierta en un caos y que tus nervios se crispen. Lo creas o no, los berrinches o rabietas son una parte importante de la salud emocional y el bienestar de tu hijo. Las rabietas deben formar parte del día a día, tu hijo está formando su personalidad y te está diciendo entre lágrimas lo que necesita, porque no sabe expresarlo de otro modo.

Las rabietas aparecen porque los niños no son capaces de expresar en palabras cómo se sienten emocionalmente. Cuando tienen en su interior emociones intensas difíciles de controlar, estallan en una rabieta. Las rabietas no existen para que te enfades o le riñas, ni mucho menos. Las rabietas existen para que te fijes qué le ocurre a tu hijo y le enseñes no solo a entender y aprender de sus emociones, sino también a poner palabras a lo que le ocurre. 

Los berrinches o rabietas de los niños pequeños son uno de los aspectos más desafiantes de la crianza de los hijos. Los padres se piensan que todo marcha bien cuando los niños solo sonríen o están tranquilos… Y se sienten indefensos cuando los pequeños están en el suelo gritando y pataleando por algo que quizá, parecía que no tenía importancia.

las rabietas 3

Pero las rabietas de los niños son una parte imprescindible de su desarrollo emocional y también de su bienestar físico. Las rabietas tienen una cara amable y es que son más positivas de lo que te piensas. Quizá, si piensas en esto la próxima vez que tu hijo/a tenga una rabieta, empiezas a ver estos momentos no como algo malo, sino como una oportunidad de aprendizaje y mejora para ambos.

El lado positivo de las rabietas

Ayudan a que aprenda

Los niños expresan su frustración ante cualquier situación (incluso la más leve) con rabietas. Esto les ayuda a despejar su mente para que puedan aprender algo nuevo. El aprendizaje es tan natural para los niños como el respirar.

Cuando un niño no es capaz de concentrarse o escuchar, generalmente hay un problema emocional que está bloqueando su progreso. Para aprender un niño debe sentirse feliz y relajado y por ello, expresar estas emociones es fundamental.

Libera estrés

Las lágrimas contienen cortisol, la hormona del estrés. Cuando lloramos, literalmente estamos liberando el estrés del cuerpos . Las lágrimas también ayudan a bajar la presión arterial y mejoran el bienestar emocional, siempre que haya un ser querido cerca ofreciendo su apoyo incondicional. Cuando un niño está al borde de una rabieta comienza sintiéndose molesto, se enfada, se frustra y llora.

Asimismo, cuando la tormenta pasa, el niño también se siente mucho mejor. Es necesario que los padres ayuden a sus hijos a tratar una rabieta y encontrar cuáles son los sentimientos dominantes y también qué es lo que lo ha provocado. Así, se pueden buscar soluciones en conjunto para que la próxima vez que se dé una situación parecida el pequeño haya aprendido algunas habilidades para hacer frente a esta frustración. El llanto ayuda a mejorar.

las rabietas 2

Si dijiste ‘no’, es positivo

En ocasiones las rabietas aparecen porque tu hijo está lidiando con un ‘no’ y esto es algo positivo para su desarrollo. Decir ‘no’ a los hijos es una forma de marcar límites claros sobre cuál es el comportamiento que resulta aceptable y cuáles son los comportamientos inaceptables.

No hay mejor defensa ante una rabieta que un buen ataque

-Autor desconocido-

A veces puedes evitar dar negativas para no lidiar con consecuencias emocionales, pero es necesario poner límites y al mismo tiempo ofrecer amor y empatía. Decir ‘no’ cuando corresponde es positivo para todos.

Tu hijo se siente seguro para decirte cómo se siente

A su manera te está diciendo que no está bien y que necesita tu ayuda para estar mejor. Para esto sirven las rabietas. Una rabieta es un elogio porque tu hijo confía en ti. Una rabieta no significa que quiera manipularte o conseguir lo que quiere…

Solo te está diciendo cómo se siente al respecto de una situación en concreto. Es el amor que os une el que debe ayudaros a lidiar con la situación de la manera más efectiva.