La receta del tronco de Navidad  

Carmen Fetreros · 18 diciembre, 2016

Llegan las navidades y con ella una de las tradiciones más populares en muchos países como es el tronco de Navidad. Con el turrón, los polvorones o el roscón de Reyes, el tronco de Navidad se ha convertido en una de las costumbres navideñas que más se extienden.

El tronco de Navidad también llamado ‘La Buche de Nöel’, viene de una tradición antigua que consistía en buscar un tronco del bosque o del jardín y ponerlo en la chimenea para que ardiese durante todo el día de Navidad. Más tarde esa tradición fue evolucionando y en el siglo XIX, esta tradición se trasladó a un dulce navideño que es el conocido como tronco de Navidad.

Este postre es un sencillo bizcocho  que  se puede rellenar de turrón de Jijona. Lo tradicional es que lo rellenemos con turrón pero también lo podemos hacer con nata, vainilla, chocolate o cualquier otro sabor que nos guste. También se puede decorar con virutas de chocolate, toppings o lo que se les ocurra a los niños.

El tronco de Navidad es uno de los dulces de estas fiestas y se suele tomar el día de Navidad como postre. Además es una receta fácil para hacer con los niños. Y los ingredientes son bastante sencillos de encontrar en cualquier tienda o supermercado.

En más o menos una hora puedes preparar esta sencilla receta que suele gustar a todos. El tronco queda estupendamente encima de la mesa el día de Navidad si lo has decorado de forma cuidada y original. Junto con el cupcake de Navidad y el roscón de Reyes se ha convertido en uno de los dulces básicos para estas fiestas.

tronco Navidad

Ingredientes para el tronco de Navidad

Los ingredientes básicos que necesitas para el bizcocho son

  •  6 huevos
  • 70 gramos de harina de trigo
  • 40 gramos de maicena
  • 80 gramos de azúcar
  • 100 gramos de chocolate en polvo
  • Para hacer el relleno  también necesitas 250 ml. de nata líquida y 200 gr. de turrón de Jijona o del sabor que te guste
  • Para la cobertura necesitas 60 gr. de chocolate de cobertura con un 70% cacao y 50 ml. de nata líquida
  • Si lo quieres decorar tendrás que buscar toppings u otros elementos que puedan quedar bien.

chocolate-534295_960_720

Pasos para preparar el tronco de Navidad

Para preparar el tronco de Navidad hay que empezar por el relleno. Necesitas poner 100 ml de nata en la batidora junto con el turrón machacado o el ingrediente que hayas elegido. Tienes que batirlo hasta que consigas una crema homogénea. Luego tienes que dividir la crema en dos, porque una parte será para el relleno y otra para la cobertura. Tienes que volver a poner en la batidora una de las mitades con lo que ha sobrado de nata. Lo mezclas con cuidado y lo dejas enfriar en la nevera.

El segundo paso es hacer el bizcocho para lo que hay que batir cuatro yemas de huevos y dos claras con el azúcar hasta que salga una masa uniforme. Las cuatro claras que quedan, las tienes que montar a punto de nieve. Luego las añades a la masa y lo remueves todo. Una vez mezclado agregas removiendo la harina, la maicena y el chocolate en polvo.

A continuación tienes que meterlo en el horno precalentado a 180 grados. Repartes la masa de forma uniforme en una bandeja de horno untada previamente con mantequilla. Lo dejas 15 minutos hasta que empiece a dorarse. Lo extiendes en papel de horno y dejas que se enfríe.

tronco Navidad

El toque final

Por último, para preparar la cobertura tienes que partir el chocolate en onzas y fundirlo en un cazo. Añades lo que queda de la nata. Luego lo mezclas añadiendo también la segunda parte de la mezcla.

La mezcla que tenías enfriando en la nevera la extiendes por todo el bizcocho. Enrollar con cuidado el bizcocho sin apretar mucho con la ayuda del papel de cocina. Para terminar echas la cobertura por encima y se deja en la nevera. Si te gusta puedes simular las estrías del tronco con un tenedor.

Para que quede perfecto puedes decorarlo con los niños. Seguro que disfrutarán mucho decorándolo. Se puede decorar  con toppings de colores, lacasitos, figuritas o espolvoréalo con azúcar glass. Una hora antes de servirlo hay que sacarlo de la nevera. Seguro que os queda estupendo encima de la mesa de la cena o la comida de Navidad con otros dulces navideños.