Cómo hacer la historia divertida a los niños

Pedro 21 mayo, 2017

Con frecuencia los niños piensan que la asignatura de historia es aburrida y monótona. Si bien es cierto que hay que aprender muchos hechos históricos, fechas… Esto hace que se vea como algo aburrido, difícil de estudiar y de prestar atención en clase. ¿Por qué no hacemos la historia divertida?

Como todo en la vida, es cuestión de saber enfocar la historia de una manera divertida, interactiva, creativa y amena. De esta forma despertaremos el interés de los niños y prestarán atención en clase. Además, les resultará mucho más sencillo tener que estudiarla. En este artículo vamos a ver consejos para hacer la historia divertida y que no les parezca un aburrimiento, tanto en casa como en el cole.

Consejos para hacer la historia divertida

Idea interesante sobre historia

Se comienza con una idea interesante que se refiera a algún hecho que ya se dijo el día anterior, y por lo tanto, los niños ya tienen que conocer. Esto es una buena forma de captar su atención.

Información novedosa

Da información novedosa acerca de algo que se haya tratado en clase y que sea interesante. Divide a la clase en dos grupos y así podrán trabajar alguna lectura para su posterior reflexión. Aprovecha para generar un debate para que cada grupo defienda sus ideas y se pongan a prueba sus conocimientos adquiridos.

Proyecta películas

Aprovecha cada tema para poner películas relacionadas con alguno de los hechos históricos que se hayan explicado, de esta manera les resultará mucho más sencillo situar la historia. Esto se puede hacer tanto en el cole como en casa. Los padres pueden poner algún film sobre un hecho concreto. Luego debatir y reflexionar con el niño acerca de lo que están viendo.

Cuenta la historia como si fuese un cuento

Explica la historia de manera que parezca un cuento, en el que se note que es algo nuestro, que no es sabido de memoria. Estaremos transmitiendo a los niños lo que queremos aportar para que ellos lo asimilen y entiendan.

Utiliza para explicar presentaciones con imágenes

No abusar del texto en cada diapositiva, usando máximo 6 o 7 renglones.

Cada 15 días realizar actividades distintas

Podemos decirles a los niños que hagan una presentación sobre un tema determinado y las pautas de cómo tienen que hacerlo. Utilizarán internet como fuente de información. A los chicos les gusta mucho, y a la vez aprenden sobre el tema que les ha tocado presentar.

 Recrear una escena de la historia

Usa este tip una vez que le enseñemos a los niños un hecho concreto de la historia. Después de la lección se puede hacer un role playing. Les daremos un guión, en el que cada uno sabrá su papel y lo que tiene que hacer.

De esta manera entenderán mucho mejor ese hecho en concreto. Nada mejor que ponerse en la situación vivida. Incluso puede hacerse una obra de teatro, esto les hará la historia divertida y querrán aprender.

Esto también lo podemos hacer en casa con los padres. Cada uno adopta un rol de ese momento histórico, y los niños a la vez que juegan con sus padres estarán aprendiendo.

 Juego de palabras de historia

A muchos niños les gusta la sopa de letras, el ahorcado, crucigramas, etc. Aprovechando esto podemos crear sopas de letras o crucigramas, utilizando palabras relacionadas con hechos históricos que se les haya enseñado. Podemos darles 30 minutos para que trabajen de forma individual su sopa de letras y después se les pide que relacionen las palabras con el tema aprendido.

Trivial de historia

Podemos elaborar un trivial con las preguntas de cada tema de historia. Al final del tema, un día se utilizará para jugar a este juego. Meteremos las preguntas en una cesta y se le pedirá al niño que saque papelitos. En cada papel irá una pregunta sobre un determinado tema, y él tendrá que contestar. Esto lo podemos realizar en casa, cuando tenga un examen próximo… Aprovechar a este tip puede mejorar el resultado sustancialmente.  

Hasta aquí algunos de los métodos que se pueden utilizar tanto en casa, como en el colegio para que a los niños les resulte la historia divertida. Esto hará que les resulte mucho más sencillo estudiar la historia y sus notas mejoren.

Te puede gustar