La circuncisión en los niños, ¿beneficios y desventajas?

Mervis Romero · 16 marzo, 2018
Con previa autorización de los padres, quienes deben hacerse cargo de la decisión, muchos niños son circuncidados apenas horas después de su nacimiento. ¿Qué ventajas y desventajas supone esta práctica?

Hoy en día, muchos padres circuncidan a sus hijos por razones médicas. Por el contrario, algunos ni siquiera piensan en hacerles esto a sus hijos, mientras que ciertos padres lo hacen por razones religiosas. Pero ¿qué es la circuncisión en los niños? Sin duda, es interesante conocer el tema para comprender sus motivos.

¿Qué es la circuncisión?

Se trata de una operación quirúrgica realizada mayormente en los bebés, en la que se le corta el prepucio (o piel que recubre la punta del pene), con el fin de dejar expuesto el glande. Esta es una cirugía polémica en muchos lugares.

La circuncisión en los niños se realiza, en la mayoría de los casos, cuando el bebe tiene 2 días de nacido (8 días en el caso de los judíos y musulmanes). Usualmente causa una leve hemorragia en el bebé. Sin embargo, no requiere que le realicen suturas; más bien, la herida sana sola entre una semana y diez días después utilizando un vendaje.

La circuncisión en el quirófano

En caso de que estés pensando en circuncidar a tu hijo por razones médicas (por ejemplo, si tu hijo sufre fimosis), saber cómo es la operación en el quirófano te llenará de seguridad.

Es importante que sepas que, aunque es una operación polémica porque no es imprescindible, es también sencilla y se realiza en poco tiempo. Dura de 10 a 20 minutos o, en el mayor de los casos, una hora.

Todo comienza con tu decisión definitiva, junto con la de tu pareja, de realizar la circuncisión a tu hijo. Una vez convencidos de esto, tendréis que firmar un formulario en el que se exprese vuestro consentimiento con el procedimiento, en el cual se demuestra que sois conscientes del procedimiento y los riesgos.

Hay hospitales y clínicas donde permiten acceder a los padres durante la operación. Por lo tanto, consulta a tu médico antes de comenzar si lo puedes hacer.

La cirugía, por lo general, es realizada por un obstetra. Sin embargo, también puede ser realizada por diferentes cirujanos especialistas en pediatría.

La circuncisión en los niños se practica días después de su nacimiento.

Una vez en el lugar de la operación, se comienza con un control para el dolor. Se suele utilizar anestesia general en los bebés; de no ser así, se usa un supositorio (paracetamol) con el fin de que el bebé no perciba las molestias de la cirugía. Este efecto puede durar horas.

Después, en cuestión de minutos, el prepucio del bebé es cortado sin complicaciones. Para esto existen diferentes técnicas posibles, como la de la campana Plastibel, el método Gomco o el método Mogen.

Una vez terminada la cirugía, se le aplica vaselina en el pene del bebé y se cubre de gasa para evitar molestias y roces con el pañal. Lo bueno es que la operación es tan sencilla que se le da la baja al bebé el mismo día de la cirugía sin necesidad de hospitalización.

“La circuncisión no requiere suturas; la herida sana sola tras una semana o diez días utilizando un vendaje”

Beneficios de la circuncisión en los niños

Por más extraño que te parezca, la circuncisión en los niños puede traerle ciertas ventajas, aunque científicamente no son significativas. Son las siguientes:

  • Si tu hijo está circuncidado, sus probabilidades de tener enfermedades urinarias serán inferiores.
  • Un pene circuncidado es más fácil de mantener limpio y sin infecciones.
  • Tiene una menor posibilidad de padecer cáncer de pene (aunque ya de por sí esta es una enfermedad poco probable; usualmente 1 de cada 10.000 hombres la tiene).
  • Disminuye la oportunidad de contraer VIH, sífilis y gonorrea con una pareja de sexo femenino infectada.
La circuncisión en los niños es una decisión que deben tomar los padres a las horas de su nacimiento.

Desventajas de la circuncisión en los niños

Como la mayoría de los procedimientos quirúrgicos, hay desventajas asociadas a esta operación. Las consecuencias negativas de la circuncisión en los niños son muy poco frecuentes; estas pueden ser:

  • La herida podría llegar a infectarse si no se realiza una esterilización.
  • Puede que el bebé presente dificultades para orinar durante las próximas 6 horas u 8 horas.
  • Hay casos en los que puede generar fiebre al bebé.
  • Problemas relacionados con hemorragias.
  • Perdida de sensibilidad en el glande, lo cual repercute más adelante en las relaciones sexuales.

Sin duda, la circuncisión en los niños es una de las cirugías más controvertidas que se realizan hoy en día. Si bien las ventajas no son significativas, sí las tiene, pero al final es decisión de los padres circuncidar a su hijo o no.