Juguetes de agua para la bañera del bebé

Corina González 6 agosto, 2018
La hora del baño puede convertirse en el momento más divertido del día. En él, la protección y la diversión se unen con el fin de pasarla bien y crear hábitos de higiene.

La hora del baño puede ser muy divertida. Los juguetes de agua para la bañera del bebé son una herramienta para que los pequeños disfruten de esta actividad. Con ellos, logran asociar este rato de higiene con el juego y el entretenimiento.

El baño representa una parte importante de la rutina diaria, esta marcará los hábitos del bebé desde una edad temprana. Para los padres, asimismo, se llega a convertir en un momento de paz, unión, confianza e intimidad, que los une de una manera emocional.

Estar en la bañera, para los bebés recién nacidos, suele ser una experiencia muy relajante; en ese lugar descubren nuevas sensaciones. A medida que pasan los meses, esta tarea despierta los sentidos y se comienza a disfrutar de manera distinta .

Los bebés ya son capaces de tomar objetos con las manos, salpican agua y quieren pasar más tiempo disfrutando de esta actividad.

Cuando notamos que ya son capaces de hacer todo esto, es el momento preciso para comenzar a introducir los juguetes de agua para la bañera del bebé. No sólo los divertirán, sino que ayudarán a aumentar sus capacidad motrices y visuales.

Se tiene que tomar en cuenta la edad del pequeño; es necesario buscar los más adecuados para el momento y, por supuesto, también los menos peligrosos.

Juguetes de agua para la bañera del bebé

El hábito del baño se puede inculcar de manera divertida y estimulante a los pequeños de la casa. Esta rutina debe contar con la presencia de la madre al menos hasta los 8 años de edad; es bastante tiempo como para compartir y divertirse.

Ademas de cuidar la piel y evitar enfermedades, puede tomarse ese rato como algo positivo y relajante para el bebé. Los juguetes ayudarán a que el hábito del baño se vea comouna necesidad de satisfacción y alegría, en vez de tomarse como una obligación.

El momento del baño es uno de los más especiales para ti y para tu bebé.

A los bebés menores de 3 meses, les llamará la atención cualquier tipo de objeto o juguete, no importa su forma o si emite algún sonido. Para ellos, los más convenientes son aquellos que floten en el agua, como los patitos de goma, barquitos, sonajeros o pelotas.

La mejor manera de utilizarlos es por medio de la dinámica de ‘hundir y esperar que aparezcan’. Esta actividad, sin duda alguna, divertirá al bebé y convertirá al baño en un rato lleno de alegrías y sonrisas.

Ya más grandes, se pueden usar juguetes como tacos, salvavidas o flotantes pequeños, muñecos de goma, embudos y boles o tazas. Estos permiten que el bebé juegue con el agua, la agarre con el recipiente y se la eche encima. El resultado: juegan y ayudan a asearse.

Por otro lado, las pompas de jabón podría ser lo más mágico y divertido que vea el bebé en la ducha. El pequeño tratará de agarrarlas y disfrutará todos sus intentos.

Este momento se puede acompañar con canciones alegres que nombren animales acuáticos y playas, movimientos de manos y salpicaduras de agua.

El usar juguetes de agua para la bañera del bebé exige una extrema supervisión de parte de un adulto. Por estar en el baño, rodeado de sustancias resbaladizas y jabonosas, los accidentes se pueden producir en cualquier momento.

Divertirse de manera segura es la única opción; esto se logra con los cuidados y la observación minuciosa de los padres.

La seguridad en el baño del bebé

En el baño, debemos estar pendientes de todo. Cualquier detalle o descuido puede terminar en un accidente; prevenir siempre es lo mejor.

“Estar en la bañera, para los bebés recién nacidos, suele ser una experiencia muy relajante; en ese lugar descubren nuevas sensaciones”

Ahogamientos

Este es el principal riesgo para los bebés cuando están en la bañera. Es por eso que los padres deben tener toda la atención a la hora del baño.

El ahogamiento puede ser silencioso. Se produce con solo sumergirse bajo el agua sin salpicar, así que dar la espalda no es una opción.

Sistemas de seguridad

Los asientos de baño y aquellos objetos similares no son muy confiables sin la vigilancia permanente de un adulto. Las alfombras antiresbalantes son una alternativa a la hora de salir de la bañera para los niños mas grandes.

Temperatura del agua

Con la mano, el codo o un termómetro, se puede comprobar el estado de la temperatura del agua. Esta no debe ser mayor a los 38° C.

A la mano todo

Para no descuidar al bebé, es necesario tener a la mano todo lo que se va a utilizar. Al sacarlo de la tina, es bueno envolverlo rápidamente con una toalla, así evitaremos resfriados.

Además, los productos que se van a utilizar en su higiene deben estar diseñados para niños. Los más recomendados son los de glicerina o los neutros.

El usar juguetes de agua para la bañera del bebé exige una extrema supervisión de parte de un adulto.

Limpieza de la bañera y de los juguetes

Es recomendable que estos implementos sean higienizados a profundidad, ya que pueden adquirir hongos que luego afectan al bebé.

El agua hervida sirve para eliminar las toxinas dañinas que pueden estar en las bañeras y  los juguetes. Mantenerlos secos evita la proliferación del moho, por lo que luego de utilizarlos debemos secarlos enseguida.

En definitiva, el baño puede ser el momento más divertido del día, tanto para la madre como para el bebé. Esta experiencia llena de emociones, sensaciones y aprendizaje a ambos.

Tomando las precauciones del caso y utilizando estos juguetes especiales para este momento, cultivaremos junto a nuestros pequeños momentos de risas y encantadoras experiencias llenas de burbujas. ¡Tomemos los juguetes de agua para la bañera del bebé y a divertirnos juntos!

Te puede gustar