Indicadores del maltrato infantil

20 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga María Matilde
Conoceremos distintos indicadores que ayudan a detectar situaciones de daño psicológico y físico, abuso o desatención a niños y niñas.

El maltrato infantil es un grave problema a nivel mundial y es una compleja situación de abordar. Supone, para los niños y niñas que lo sufren, una situación complicada de superar con graves consecuencias para su vida futura. Por ello, es fundamental la prevención del maltrato, así como la detección de esta situación, atendiendo a indicadores del maltrato infantil, que pueden ayudar a evitar que se prolongue en el tiempo.

¿Qué es el maltrato infantil?

Se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años. Hace alusión a todo tipo de maltrato, tanto físico como psicológico, sexual, desatención física y emocional, negligencia y abandono o explotación de cualquier tipo. Es decir, el maltrato es toda clase de daño a la salud, al desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su subsistencia.

Niña sufriendo maltrato infantil.

El maltrato infantil es una situación muy grave para los niños con graves consecuencias para su desarrollo. En este sentido, hay estudios que muestran una estrecha relación entre los diferentes tipos de maltrato y el desarrollo biopsicosocial del niño.

En ellos se demuestra que una situación de maltrato para un niño se traduce en problemas escolares, tanto en un plano cognitivo como de interacción social, y en alteraciones de conducta manifestadas por agresión y retraimiento.

Además, estos estudios señalan que en la gran mayoría de los casos de maltrato infantil se detectan problemas de personalidad, de ansiedad, miedo, hostilidad, rechazo, desconfianza y depresión.

Se relaciona el maltrato con el uso de sustancias tóxicas por parte de los niños que lo sufren, así como mayores probabilidades de suicidios y conductas delincuentes y criminales. Incluso, indican alteraciones del comportamiento sexual en niños que han sufrido abuso y maltrato de este tipo.

Indicadores del maltrato infantil

El maltrato infantil se produce, en la gran mayoría de los casos, en los ámbitos privados, por lo que resulta difícil de observar. Por esta misma razón, es fundamental la detección de situaciones de maltrato a través de una serie de elementos que alertan sobre la posible presencia de maltrato infantil, denominados indicadores.

Estos indicadores del maltrato infantil pueden ayudar a los profesionales a activar una serie de protocolos y de procedimientos de actuación que garanticen la protección del menor. Pueden, así, ayudar a familias, centros educativos y servicios sanitarios a comunicar o a notificar sobre una situación de maltrato infantil a los servicios sociales de atención a la infancia.

Indicadores físicos

  • Lesiones osteo-articulares, como lesiones en la cabeza, mandíbula, fracturas en costillas, tórax o en las extremidades.
  • Lesiones cutáneo-mucosas, como quemaduras, alopecia, cortes, mordeduras y moratones. Daños en los ojos y en zonas como el paladar, la lengua o la mucosa bucal.
  • Lesiones musculares y orgánicas internas, producidas por golpes, puñetazos o patadas, que afectan a los músculos, como el abdomen. Dañan órganos internos como riñones, pulmones o hígado. Así como lesiones neurológicas intracraneales.

Indicadores comportamentales

  • Conductas de aislamiento, apatía, retraimiento, pasivas y evasivas.
  • Falta de apetito, problemas de alimentación, bulimia y anorexia.
  • Problemas relacionados con el aseo y la higiene personal.
  • Problemas de aprendizaje, falta de concentración, fracaso escolar y absentismo escolar.
  • Dificultades para relacionarse con otros niños.
  • Actos vandálicos y delictivos, y comportamientos de oposición, disruptivos, desafiantes y agresivos.
  • Abuso de drogas y alcohol.
  • Problemas de sueño, ansiedad, tristeza y depresión.
  • Comportamientos autodestructivos y suicidas, y sentimientos de culpabilidad y baja autoestima.
  • Mostrase cautelosos frente a los contactos físicos con personas adultas.
    Niño sufriendo maltrato infantil.

Indicadores de abuso sexual

  • Lesiones en áreas genitales, pubis, nalgas y mamas.
  • Escoriaciones, laceraciones, abrasiones y hematomas en las zonas genitales y en otras partes del cuerpo.
  • Dificultad para sentarse y caminar.
  • Hemorragias genitales o vaginales, vulvitis y vulvovaginitis (dolor, inflamación, picor).
  • Infecciones urinarias.
  • Comportamiento sexual sugestivo, inapropiado o promiscuo.
  • Síntomas de enfermedades transmitidas sexualmente.

La lucha contra el maltrato infantil

El maltrato infantil supone un grave problema mundial con múltiples causas familiares, socioculturales y socioeconómicos, problemática para la que es fundamental la educación y la toma de conciencia sobre una situación que afecta a todos los sectores y clases sociales, pero fundamentalmente a sectores y grupos sociales más desfavorecidos económica y culturalmente.

Por lo tanto, es imprescindible que los poderes públicos establezcan políticas encaminadas a hacer frente a un problema que requiere de un enfoque integral y multidisciplinar y que requiere de la formación de profesionales capaces de conocer y de detectar, mediante indicadores específicos, situaciones de maltrato infantil.

La lucha contra el maltrato infantil debe basarse en la educación y en la concienciación de la sociedad sobre las terribles consecuencias que el maltrato infantil supone para la futura vida adulta de los niños y niñas.