Un homenaje a los bebés prematuros

Agetna · 3 marzo, 2017

Los bebés prematuros tienen su día. La Organización Mundial de la salud, por sus siglas OMS, ha designado el 17 de noviembre como el Día Mundial del Niño Prematuro. La fecha llega para agasajar, de alguna manera, a los miles de bebés que nacen cada año antes de tiempo (antes de la semana 37 del embarazo), y que luchan por sus vidas en los hospitales de todo el mundo.

En Eres Mamá nos unimos al homenaje y el presente artículo lo dedicamos a este particular tema.

Las causas que conducen al nacimiento prematuro

Las causas de la prematuridad son diversas. Unas se deben a cuestiones que son inevitables como:

  • La dilatación del cuello del útero antes de la fecha prevista para el nacimiento. Esta dilatación no produce dolor o contracciones y la embarazada se da cuenta de ella solo cuando ya es tarde para tomar precauciones
  • Tener infecciones o problemas en el cuello del útero previos al embarazo
  • El haber dado a luz a otro bebé prematuro
  • Haber quedado embarazada por fecundación in vitro
  • Llevar un embarazo múltiple (gemelos, trillizos…)
  • Padecer algunos problemas de salud relacionados o no con la gestación como la diabetes y la hipertensión arterial
  • El uso previo de fármacos para aumentar la fertilidad
  • Haber sido operada de una Neoplasia Cervical Intraepitelial (NIC) por conización
  • Tener carencias nutricionales y bajo peso
  • Padecer infecciones urinarias durante el embarazo
  • Tener exceso o carencia de líquido amniótico (polihidramnios y oligohidramnios, respectivamente)

Otros factores de riesgo se enmarcan dentro de la categoría de los que sí pueden evitarse. Entre ellos no podemos dejar de mencionar:

  • El embarazo en la adolescencia
  • Padecer alguna infección de transmisión sexual
  • Consumir drogas tanto legales como ilegales sobre todo durante el embarazo
  • Haber quedado embarazada poco tiempo después de dar a luz a otro bebé

El porqué del homenaje

Según la organización Mundial de la Salud el parto prematuro […] es la principal causa de mortalidad neonatal y la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo […]. Se estima que cada año 15 millones de bebés nacen de forma prematura, antes de que se hayan cumplido las 37 semanas de gestación, y que cada año mueren 1,1 millones de bebés prematuros.

A esto, debemos agregar que los nacimientos prematuros son un importante problema sanitario, social y familiar que nos atañe y sensibiliza a todos, porque la vida y la salud de cualquier niño, cuenta.

Una lucha diaria que los convierte en titanes

Los bebés prematuros deben luchar contra un número incontable de trastornos que perjudican su salud. Algunos de las más comunes son:

  • Displasia broncopulmonar: Cicatrices en el tejido de los pulmones que comprimen los bronquios. Esto produce una gran dificultad para respirar. Los niños que nacen con esta afección pueden necesitar que se les ponga oxígeno en etapas venideras
  • Hemorragia intracraneal: Ruptura de un vaso sanguíneo dentro del cerebro que puede llevar a la muerte del recién nacido
  • Enterocolitis necrosante: Inflamación que causa necrosis en algunas zonas del intestino
  • Hipoglicemia: Baja concentración de glucosa en sangre
  • Síndrome de distrés respiratorio: Dificultad respiratoria que puede conducir a cianosis, neumonía y apnea
  • Infecciones de todo tipo
  • Raquitismo: Enfermedad derivada de un defecto nutricional. Se caracteriza por deformidades en el sistema óseo debido a niveles bajos de fósforo y calcio en la sangre
  • Anemia: Baja concentración de hemoglobina en sangre.

A ello, se suman los muchos exámenes a los que se deben someter durante días, semanas y hasta meses según el padecimiento que tengan y la madurez con la que hayan nacido.

Por último, debes saber que estos niños son más propensos a sufrir el síndrome de muerte súbita que otros niños que nacen en fecha.

Un homenaje a los bebés prematuros

Que sea el 17 de noviembre de cada año una fecha solemne para recordar a quienes no pudieron lograrlo y una jornada para aplaudir a quienes sí lo hicieron.

El respeto desde nuestro blog y un más que merecido homenaje a los bebés prematuros.

Sirva este texto como un sincero reconocimiento a los titanes que lucharon, luchan y lucharán, desde los primeros momentos de su salida al mundo, por vivir.