Mi hijo se ha convertido en el hermano mayor

Agetna 15 enero, 2016
Un hermano mayor es un compañero inseparable que comparte nuestra sangre. Es la persona que siempre va delante nuestro para allanar el camino

Mi hijo se ha convertido en el hermano mayor. Si hace apenas un tiempo era el más irresponsable de casa, el que siempre había que guiar, desde hace unos meses, se cree muy mayorcito.


Ahora es el niño más grande y como gran grande se siente responsable de su hermanito.

¡Qué lindo se ve desempeñando su papel de hermano!

Mamá, si te sucede lo mismo, si te convertiste en madre por segunda vez, debes estar disfrutando de algo similar.

En eres mamá te convidamos a compartir emociones.

El rol del hermano mayor

El hermano mayor de mi hijo pequeño, ese que apenas levanta unos centímetros del piso siente que:

• Tiene el deber de cuidar al bebé que duerme en la cuna
• Después de los adultos de la familia es quien manda en casa
• Ya no necesita nuestra supervisión y exige mayor independencia

Algo de razón lleva en eso.

Y es que, al menos durante la niñez, el hermano mayor le sirve de guía al pequeño y significa una gran ayuda para sus padres.
Para él es fácil la comunicación con su hermano, tanto así que lo hace entrar en razón cuando mamá y papá no lo logran.
Como ambos son niños podría decirse que hablan el mismo “idioma”.

La importancia que tiene para el niño su rol de primogénito

brothers-457234_640

Poco después de la llegada de su hermano el primogénito nota que el pequeñito que gatea por la casa tiene cierta inclinación por él. Que se entusiasma cuando llega y llora cuando se va, prefiere jugar juntos y lo imita en todo.

Para el niño más grande esta situación lo impulsa a ser más maduro de lo que es y a querer comportarse como si fuera un adulto.

Él nota que su presencia, sus opiniones, y todo lo que hace tiene cierta influencia en el otro niño; por ese motivo, siente que debe dar el ejemplo.

Ser el hermano más grande implica mucha responsabilidad, y esa responsabilidad, contribuye a la madurez emocional de ese niño.

Errores que cometen los padres después de la llegada del segundo hijo

Cuando le damos un hermanito a nuestro hijo un miembro más llega a la familia, y con él, los cambios en casa se tornan evidentes.

Si con el advenimiento del primogénito y su llegada al hogar las rutinas, estilos de vida, condiciones habitacionales, y decoraciones debieron cambiarse, cuando se suma otro niño a la familia las precauciones no son menores.

Hasta aquí todo está correcto. El niño más grande se siente hasta contento de participar de las transformaciones que se acometen en casa y acata sin problemas las nuevas reglas.

Los contratiempos se presentan después.

Cuando el bebé llega a casa inmediatamente todos los miembros de la familia se ponen en función de él.

El tiempo destinado a un solo infante debe ser compartido entre dos y, en este caso, el niño más grande, como más independiente al fin, necesita de menos supervisión.

Él camina, corre, sabe hablar para dar a conocer sus necesidades, molestias y deseos; come y se baña solito…, en fin, a simple vista papá y mamá no le son imprescindibles.

¡Pero cuidado! Esta idea puede conducir a la familia a un error garrafal e irremediable: el brindarle más atención al niño pequeño y descuidar al grande.

Otra falta que cometen los progenitores consiste en pedirle al hermano mayor y hasta exigirle que cuide a su hermano pequeño y sacrifique, incluso, su tiempo de juego.

Como tercer error, y no por último menos significativo, se encuentra la cruda realidad de padres que comparan a sus hijos.

Tendencia que despierta los celos, provoca riñas y crea un ambiente desfavorable entre los hermanos.

Lo que significa un hermano mayor

brothers-457237_640

Un hermano mayor es importante como tener un papi y una mami.

Si bien son los padres quienes cuidan, educar, sacian necesidades… el papel de los hermanos no se encuentra muy lejos de esto.

Un hermano mayor es una guía, un ejemplo a seguir… es el confidente de todas las travesuras, el que siempre sabe qué hacer y qué decir.

Es el modelo a imitar, aquel que ya ha pasado por los mismos contratiempos y tiene la suficiente experiencia como para salir airoso de los errores.

Significa un apoyo inigualable, la persona que siempre estará dispuesta a tender su mano. El compañero fiel.

Hermano mayor significa respeto, seguridad y confianza.

Si tu hijo se ha convertido en el hermano mayor… ¡Enhorabuena!

Te puede gustar