Hiatos y diptongos, ejercicios para niños de Primaria

28 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga María Matilde
Veremos en este artículo algunos ejercicios para que niños de Primaria trabajen los hiatos y los diptongos.

Los hiatos y los diptongos son contenidos del currículo escolar que deben ser enseñados en el colegio. Sin embargo, puede resultar útil que los padres tengan a mano algunos ejercicios de hiatos y diptongos para que sus hijos trabajen también en casa y favorezcan, de esta forma, un mejor aprendizaje de estos contenidos.

Conocer  las vocales para aprender qué es un hiato y un diptongo

Para comprender qué es un diptongo y un hiato debemos, primero, saber que las vocales  se dividen en dos categorías. Por un lado, las vocales cerradas o débiles, que son la I y la U, y, por otro, las vocales abiertas o fuertes, que son la A, E, y la O.

Con lo cual, para reconocer si nos encontramos con un hiato o con un diptongo, tenemos que dividir las palabras correctamente en sílabas, y debemos tener en claro estas características de las vocales.

Hiato y diptongo

Un hiato es la unión de dos vocales en una misma palabra, pero en diferentes sílabas, y que se pronuncian interrumpidas en dos sílabas distintas. A su vez, los hiatos se dividen en formal o simple, y en hiato acentual. El hiato formal se trata del encuentro de dos vocales abiertas o dos vocales cerradas. Y un hiato acentual es cuando hay una vocal abierta átona (sin golpe acentual) seguida de una vocal cerrada tónica (con acento).

Niña haciendo ejercicios de hiatos y diptongos con la ayuda de su madre.

Por su parte, un diptongo es cuando en una misma sílaba hay dos vocales, una de ellas es una vocal cerrada (átona, no acentuada) y la otra es una vocal abierta. Aunque también es un diptongo cuando en la misma sílaba encontramos dos vocales cerradas distintas. A su vez, los diptongos pueden ser decrecientes o crecientes.

En este sentido, son decrecientes cuando están formados por una primera vocal abierta y una segunda vocal cerrada. Y son crecientes cuando están formados por una primera vocal cerrada y una segunda vocal abierta. Además, existen los diptongos homogéneos, formados por dos vocales cerradas no acentuadas.

Ejercicios para niños de Primaria de hiatos y diptongos

A continuación compartimos algunos ejercicios sencillos de hiatos y diptongos, para que niños de Primaria los pongan en práctica tanto en la escuela como en casa.

  • Coloreando hiatos y diptongos

En una cartulina de color, se escriben palabras desordenadas. Así pues, los niños deben colorear las palabras con colores distintos, verde y rojo, dependiendo de si contienen hiatos o diptongos, respectivamente.

Ejemplo de palabras: Con hiatos: baúl, teatro, maíz, sonría, toalla, línea. Con diptongos: cuidar, ruido, paraguas, miel, agua, ciudad.

  • Reconociendo hiatos y diptongos

Un variante del ejercicio anterior es, en lugar de colorear las palabras con hiatos y con diptongos, apuntarlas en un folio. Es decir, el maestro irá diciendo en voz alta, una a una, las palabras, y los niños, en grupos de tres, apuntarán en una hoja si se trata de una palabra con hiato o con diptongo. Al finalizar, se elegirá un equipo ganador según los aciertos que tenga cada grupo.

Ejemplo de palabras con hiatos y diptongos: cuento, alcohol, peine, cuerdas, ahorrar, ruedo, cielo, reina, rueda, paraguas, dormía, huevo, abuela, melodía, leona, baile, muelas.

  • Inventando historias

Los niños pueden escribir redacciones cortas en las que se incluyan oraciones que contengan, por ejemplo, palabras con hiatos compuestos por vocales abiertas.

Ejemplo: La semana pasada fui con mis abuelos al museo.

Niño haciendo ejercicios de hiatos y diptongos en su habitación.
  • 1, 2, y 3… ¡a buscar diptongos!

Mientras los niños están de espaldas sin mirar, en una pizarra escribimos muchas palabras que tengan diptongos, tanto crecientes como decrecientes. Así, a la cuenta de 3, se voltearán para mirar la pizarra y con un tiempo especificado (20 segundos), los niños deberán identificar palabras con diptongos decrecientes. Inmediatamente, se repetirá el ejercicio para, en una segunda vuelta, encontrar palabras con diptongos crecientes.

Es importante que el educador o el adulto que acompañe a los niños pueda ir anotando las palabras que estos indican para luego hacer una corrección de ellas. O, en todo caso, explicar bien, con claridad, tanto los errores como los aciertos.

  • Adivinando hiatos acentuales

Los niños deberán acertar adivinanzas teniendo como pista que la respuesta correcta será siempre una palabra conformada por un hiato acentual. De esta manera, se pueden crear adivinanzas para palabras como por ejemplo: país, reír, proteína, distraído, paracaídas…

Ejemplo: (ar-co-í-ris). Adivinanza: suele aparecer en el cielo después de una tormenta.