Haptonomía, un contacto cercano con tu bebé

Papá y mamá no tienen por qué esperar hasta el nacimiento del bebé para demostrar su amor. Y es que gracias a la haptonomía pueden fortalecer sus lazos afectivos antes de conocerse.

Para empezar, es preciso dejar claro que la haptonomía es llamada también la ciencia de la afectividad, que comenzó a difundirse en Europa hace más de medio siglo gracias a las investigaciones del médico holandés Frans Veldman, quien por años se dedicó a analizar en profundidad las relaciones afectivas entre los seres humanos y sus implicaciones en factores como el autoestima, la independencia, la aptitud física y la inteligencia emocional.

Como seguramente se preguntarán qué debe hacerse para poner en práctica la haptonomía, debemos adelantarles que esta ciencia es muy sencilla de aplicar, porque solo se trata de las manifestaciones de afecto a través del tacto y el lenguaje. No es más que el contacto piel con piel, un abrazo, una caricia o un beso.

La haptonomía trata de igualar los roles de papá y mamá durante el embarazo

En lo que respecta al lenguaje, frases de amor, de orgullo y reconocimiento serán suficientes para beneficiar al interlocutor. Un “te amo”, “siempre estaré para ti”, “eres muy especial” son pequeñas muestras de afecto con las que cualquier persona, adulto o niño, puede sentir regocijo, protección y, en definitiva, bienestar.

Haptonomía prenatal

haptonomia-2

Si los gestos de afecto son positivos para un adulto, imaginen todo lo que puede generar en un bebé que se encuentra en formación. Así es, desde el segundo trimestre del embarazo, los padres pueden trabajar a diario en el desarrollo de lazos fuertes con el pequeñín que viene en camino.

Un bebé que se siente amado y respetado desde su concepción será en un futuro una persona con alta estima, seguridad y con bases sólidas que no serán fáciles de quebrantar ante cualquier situación que debe enfrentar en su vida.

La haptonomía no solo beneficia al feto, que es capaz de responder a los estímulos de sus padres, a partir del segundo trimestre de gestación. También es ideal para relajar a las mamis, que en ocasiones, sufren de insomnio o diversos malestares; y las prepara para asumir de manera positiva la hora del parto.

Aunque los padres pueden tener una conducta basada en la haptonomía, lo más recomendable para aquellos que no conocen la dinámica es acudir a sesiones con profesionales especializados en el área, como los puericultores, perinatólogos y obstetras acreditados por el Centro Internacional de Investigación y Desarrollo de la Haptonomía.

El bebé desde el vientre materno es capaz de interactuar con sus progenitores

Lo ideal es que la haptonomía sea asumida por ambos padres con total seriedad y disciplina, de manera que puedan participar en una serie de sesiones en las que serán guiados por los especialistas, con el objetivo de aprovechar al máximo cada ejercicio y actividad que beneficiará tanto al bebé como a sus papis.

Razones para practicar la haptonomía desde el vientre materno

haptonomia-3

La haptonomía permite que el bebé se sienta acompañado por sus padres durante su desarrollo intrauterino. Se trata de superar ese aislamiento al que sometemos al feto, porque equivocadamente creemos que no percibe las caricias o estimulaciones a través del vientre.

Lo cierto es que los niños, sobre todo a partir del séptimo mes, son capaces de interactuar con sus padres y ayudar al bienestar de mamá al adoptar determinada posición dentro del saco uterino. Así es, mamá podrá ser capaz de ayudar a su hijo a cambiar de posición en pro de la comodidad de ambos.

Al mismo tiempo, los papis pueden sentirse parte del embarazo. Al asumir el proceso de gestación como una experiencia compartida en la que él también puede aportar al bebé y mamá, los padres logran sensibilizarse y crean lazos de unión con su pareja y su futuro hijo.

Con cada caricia de papá, mamá se siente feliz y consentida, y este bienestar trae una reacción positiva en cadena que incluye la liberación de endorfinas, que son los mejores calmantes para los diversos dolores asociados al embarazo.

No deben existir dudas respecto a la capacidad del bebé dentro del vientre materno para recibir muestras de afecto. Con cada cariño y palabra cálida de papá y mamá, él se sentirá más a gusto, seguro y podrá descubrir la magnífica sensación de ser amado.

Así que no lo pienses más, y consiente esa barriguita, pues tu bebé sabrá apreciar y aprovechar cada muestra de amor.  

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar