¿Qué hacer para que me duela menos la regla?

Lorena González · 26 agosto, 2018
Los malestares producidos por la menstruación pueden aliviarse de formas muy fáciles y variadas. Toma nota de lo que te comentamos a continuación.

Cuando se presenta la regla, muchas veces es inevitable sentir varias molestias. Por lo general, cuando la intensidad de los dolores va de leve a moderada, se puede aliviar fácilmente mediante la ejecución de algunas acciones muy sencillas.

Es normal que las molestias impidan realizar ciertos esfuerzos con la misma energía de costumbre, sin embargo, esto no quiere decir que se deba abandonar toda actividad para sentirse mejor. Al contrario, es conveniente realizar ciertas actividades. Por supuesto, la pauta de estas será un ritmo pausado y equilibrado.

¿Por qué se experimenta dolor?

La regla produce dolor de vientre, espalda, senos y cabeza. En algunos casos, dicho dolor puede expandirse hacia otras áreas del cuerpo, como las piernas. En suma, el malestar general que produce dicho dolor resulta incómodo.

El dolor de la regla se da en la zona del vientre bajo.

Ahora bien, ¿Por qué la regla duele? La regla duele porque, cada mes, se eliminan los tejidos de los óvulos que no son fertilizados y, en este proceso, se originan una serie de cambios hormonales que pueden incluir contracciones uterinas. 

Una de las hormonas que se segregan con mayor abundancia en este periodo es la prostaglandina, que si bien ayuda a facilitar la expulsión de dicho tejido, también ocasiona que la mujer sienta dolor ya que promueve las contracciones del útero.

El dolor ocurre por las contracciones uterinas, en respuesta a la secreción de la prostaglandina y al ácido araquidónico, lo que hace que se produzca el sangrado menstrual.

De acuerdo a la duración y la intensidad, el dolor de la regla puede clasificarse como: dismenorrea primaria o secundaria. Esto debe ser determinado por un ginecólogo tras una evaluación física.

Consejos para que la regla duela menos

Siempre y cuando el dolor no impida realizar actividades, se pueden llevar a cabo ciertas acciones para hacer que la regla duela menos. En general, se trata de pequeñas medidas que ayudan a conseguir alivio si se practican con regularidad y paciencia. 

1. Un paseo y ejercicios de bajo impacto

A pesar de que la regla invita a a pasar más tiempo en inactividad, cuando hay dolor, lo más recomendable es dar un paseo ligero, por lo menos, durante 20-30 minutos. Esto ayuda a disminuir la intensidad de las contracciones uterinas y a obtener alivio a mediano y largo plazo.

De la misma manera, se puede combinar el paseo o caminata con algunos ejercicios de bajo impacto (como algunas posturas de yoga o ciertos ejercicios de pilates).

Una caminata ayuda a que la regla duela menos.

2. Colocar las piernas hacia arriba

Aunque no lo parezca, el hecho de elevar las piernas durante lapsos de 10 minutos puede contribuir significativamente al alivio del dolor menstrual. Esto se debe a que, al subir las piernas, el flujo sanguíneo mejora, con lo cual, el dolor cede. Es conveniente tomarse un rato para subir las piernas un rato, descansar y volverlas a subir.

3. Almohadillas tibias

El calor ayuda que los músculos contraídos cedan, poco a poco, y la circulación sanguínea fluya, por ello es conveniente aplicar almohadillas tibias o compresas. En otras palabras, el calor tiene un efecto vasodilatador.

Cabe destacar que, combinar la aplicación de calor con ligeros masajes relajantes en la zona del viente también aliviará, en gran medida, el dolor menstrual.

Los masajes deben realizarse con movimientos lentos, circulares, sin realizar apenas presión sobre la zona, y de manera constante durante unos 10- 15 minutos para conseguir un verdadero alivio. Y si en lugar de almohadillas o compresas calientes optas por una ducha o baño tibio, el efecto vendrá a ser el mismo.

4. Una bebida caliente

Otra forma de aprovechar el efecto del calor consiste en disfrutar de una bebida caliente. Por lo general, se recomiendan las infusiones naturales  de: manzanilla, canela, jengibre y menta.

Todas estas infusiones son inocuas y aportan un alivio significativo puesto que ayudan a liberar líquidos acumulados. Para obtener un verdadero alivio, lo mejor será disfrutarlas con calma, mediante pequeños sorbos. 

Una buena hidratación evita que se acumulen líquidos y esto ayuda al alivio del dolor menstrual.

5. Elegir bien las comidas

Así como es conveniente beber sin prisa, también es necesario cuidar la alimentación. Si se realizan comidas copiosas, con alimentos pesados, la digestión se tornará más lenta y más difícil, con lo cual, puede aumentar el malestar de la regla.

Por ello, lo más recomendable es realizar varias comidas pequeñas y ligeras, que brinden energía y que no promuevan ninguna sensación de pesadez extrema. Asimismo, a pesar de que es normal tener antojos dulces, es necesario cuidar las dosis de azúcar. Esto responde a que, cualquier exceso que se cometa, promoverá el dolor menstrual.

Realizar varias comidas ligeras ayuda al alivio del dolor menstrual.

6. Evita los estimulantes

La cafeína y la teína son sustancias que aumentan los niveles de catecolaminas (las hormonas del estrés), con lo cual, promueven el dolor menstrual significativamente. Por ello, lo más conveniente será reducir al mínimo, o al menos tanto como se pueda, el consumo de bebidas que contengan dichas sustancias.

¿Cuándo acudir al médico?

Si después de tomar todas las medidas que se encuentran a tu alcance, el dolor no disminuye, es importante que acudas a tu médico para una evaluación. Recuerda que un diagnóstico y tratamiento pautado a tiempo evitará muchos inconvenientes a largo plazo. 

Por otra parte, si el dolor en la zona baja del vientre se presenta en distintos momentos, fuera de la menstruación, y viene acompañado de otros síntomas, esto puede ser una señal del cuerpo de que algo no está bien.