Guía para padres sobre el desarrollo motor fino

15 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Descubre lo más relevante sobre el desarrollo motor fino para que entiendas por qué es tan importante en los niños.

¿Qué son las habilidades motoras finas y cómo puedes ayudar a tu hijo a desarrollarlas mediante actividades simples? ¿Qué es el desarrollo motor fino? El desarrollo físico es una de las cuatro áreas principales del crecimiento de tu hijo junto con el desarrollo social, emocional e intelectual. En este sentido, las habilidades que permiten que un niño se mueva se conocen como habilidades motoras.

Los dos tipos principales de habilidades motoras son la motricidad gruesa y la motricidad fina. A continuación, vamos a centrarnos en el desarrollo motor fino, por eso, es importante que ambos estén bien desarrollados en los pequeños para estar listos para la escuela y funcionar de manera independiente.

Diferencias entre motricidad gruesa y fina

Cuando hablamos de motricidad gruesa, nos referimos al desarrollo de los músculos grandes del cuerpo que permiten al niño caminar, trepar, mantener el equilibrio, etc.

Por otra parte, la motricidad fina se refiere al desarrollo de los músculos pequeños, los que le permiten a los niños sostener un lápiz o abrochar un botón. Esto incluye coordinación ojo-mano, coordinación ojo-dedo, fuerza y control de los dedos, así como el desarrollo de músculos de los dedos de los pies, la lengua y los ojos.

Por lo tanto, las habilidades motoras se desarrollan desde la cabeza hacia abajo, y desde el cuerpo hacia afuera (hasta las extremidades). Se desarrollan fortaleciendo los músculos de los dedos de las manos y de los pies, la lengua, etc.

Mamá jugando con su bebé para el desarrollo de la motricidad fina y gruesa.

Las habilidades motoras gruesas se desarrollan antes que las habilidades motoras finas. ¿Alguna vez te has fijado en cómo un niño es excelente trepador pero después le cuesta sostener bien un lápiz?

A continuación, no te pierdas algunos ejemplos del desarrollo motor fino, como cortar con tijeras, pintar, dibujar, sostener los útiles para alimentarse (tenedor, cuchara…), comer, jugar con objetos pequeños, tareas de autocuidado como vestirse o cepillarse los dientes, escribir, etc.

La importancia del desarrollo motor fino

Los niños tienen que desarrollar las habilidades motoras finas para aprender a realizar tareas cotidianas básicas como vestirse, atarse los condones, etc. En la escuela, necesitan pintar, escribir, cortar y pegar. Pero, antes de que los niños aprendan a escribir, necesitan la fuerza suficiente en los dedos y en sus músculos pequeños.

Por si fuera poco, hay que respetar sus ritmos, porque sus músculos se desarrollan poco a poco; solo necesitan oportunidades para practicar diariamente las habilidades motoras finas, sobre todo en los primeros años de su vida (hasta los 6 años).

Desarrollo motor fino e hitos en niños pequeños

A continuación, vamos a comentar algunos hitos de desarrollo que van consiguiendo los niños pequeños hasta los 6 años, dependiendo de su capacidad y de su edad.

Si tu hijo alcanza todos los hitos, le resultará más fácil hacer las tareas académicas, sobre todo, la escritura. En cambio, si tiene dificultades para realizar algunas de estas tareas básicas, como cortar o sostener lápices, necesitará practicar más para que mejore su desarrollo.

Desde el nacimiento hasta los 18 meses

Durante la primera infancia, tu hijo tiene que aprender a

  • Coger los juguetes con las manos separadas y juntarlos.
  • Recoger objetos pequeños con el movimiento decano “pinza”.
  • Señalar un objeto con el dedo índice.
  • Tirar y recoger juguetes.
  • Construir bloques y correr (hasta 3).
  • Coger un lápiz o color para garabatear.
  • Señalar imágenes en libros.

A los 2 años

A esta edad, tu hijo tiene que ser capaz de

  • Construir una torre de 6 o 7 bloques.
  • Sostener un lápiz en la mano dominante y garabatear con facilidad.
  • Pasar las páginas de un libro de una vez.
  • Reconocer pequeños detalles en las imágenes.
  • Comenzar a dibujar líneas, círculos y letras.

A los 3 años

A los 3 años, tu hijo deberá poder

  • Construir una torre de hasta 10 bloques y un puente con 3 bloques.
  • Enhebrar cuentas grandes de madera con una cuerda.
  • Sostener un lápiz con el agarre correcto entre los dos primeros dedos y el pulgar.
  • Dibujar a una persona con cabeza y algunas características.
  • Pintar con un pincel grande.
  • Cortar con tijeras de juguete.
    Padres siguiendo algunas pautas para el desarrollo motor fino de su hija.

A los 4 años

A los 4 años, tu hijo será capaz de

  • Construir una torre con más de 10 bloques con puentes y escalones.
  • Usar un lápiz para adultos de la forma correcta.
  • Dibujar a una persona con brazos, dedos, piernas, etc.
  • Dibujar una casa.
  • Copiar letras, cruces o círculos.
  • Cortar una línea recta.
  • Vestirse y desvestirse.

El desarrollo motor fino a los 5 años

Es a partir de los 5 años cuando tu hijo debería

  • Recoger y utilizar artículos pequeños.
  • Copiar y construir torres y construcciones más complejas.
  • Tener un buen control al escribir con un lápiz o al pintar.
  • Dibujar con detalles.
  • Pintar un dibujo y permanecer dentro de las líneas.
  • Copiar un cuadrado y un triángulo.
  • Cortar con precisión.
  • Imita el escribir copiando letras o palabras sin saber, necesariamente, lo que está escribiendo.
  • Bordados simples.

El desarrollo motor fino en casa

Para desarrollar las habilidades morosas finas en casa, se pueden llevar a cabo activadas básicas y cotidianas. No necesitas comprar ningún equipo extra, pues los elementos cotidianos pueden ayudar a estimular los músculos para el desarrollo motor fino.

El aumento de tiempo en pantallas puede suponer un menor desarrollo en las habilidades motoras finas y gruesas. Algunos ejemplos de actividades para el desarrollo motor fino que se pueden hacer en casa son

  • Dibujar.
  • Pintar.
  • Ayudar en la cocina.
  • Pintar con pinceles.
  • Cortar y pegar.
  • Jugar con plastilina.
  • Enhebrar cordones.
  • Enhebrar cuerdas en bolas de juguete de diferentes tamaños.
  • Juegos de construcción.
  • Hacer puzzles.
  • Tableros perforados con piezas de colores para encajar.

Con todo esto, podrás fijarte más en si a tu hijo le cuesta o no desarrollar sus habilidades motoras finas. Por eso, en caso de que su desarrollo motor fino no sea el adecuado, entonces, será importante que acudas al pediatra para que te derive al especialista.