Gracias abuelas por ser esa luz que guía a los nietos

27 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Las abuelas son esas personas increíbles que llenan de luz el camino en la vida de sus nietos. Gracias, abuelas.

Madres y abuelas, ambas generaciones tienen una fuerza increíble que se ve en su lucha diaria para que a los hijos y nietos no les falte de nada. Muchos abuelos son, de nuevo, héroes para esos padres que deben trabajar y se hacen cargo, de manera altruista y con todo su amor incondicional de sus nietos.

Pero, aunque otros muchos abuelos no puedan hacerse cargo, siguen siendo esa luz que guía a los nietos. Los abuelos y las abuelas, siempre son esas personas maravillosas que nos colman de amor.

Gracias, abuelas

Gracias, abuelas, por ser esas mujeres fuertes que seguís acurrucando a los bebés y a los niños pequeños, ahora llamados nietos, que os hacen sentiros más vivas que nunca.

No os importa estar disponibles para vuestros hijos y nietos a mitad de la noche porque sabéis que lo más importante de la vida es la familia, pase lo que pase. Os encanta compartir los momentos con ellos, porque lo son todo para vosotras.

Abuela cocinando recetas de repostería con sus nietos.

Del mismo modo, gracias, abuelas, por ser mujeres a las que no les falta un abrazo en el momento oportuno, tomáis fotos y las reveláis porque sabéis que los recuerdos están mejor guardados en un álbum de fotos que en una memoria de teléfono.

Gracias por mostrarnos que la belleza no se encuentra en el físico, ni en el pasado, sino en los ojos y en el corazón. Gracias por compartir con toda la familia vuestra alegría, sabiduría y las ganas de hacer las cosas siempre bien.

De nuevo, gracias por equivocaros y mostrarnos lo importante que es aprender de los errores. Veros cantar es todo una maravilla para vuestros nietos y, cuando bailan con vosotras, es la mejor fiesta que podréis recordar jamás. Ver divertirse a los nietos junto con las abuelas y los abuelos es, sin duda, el mejor tesoro que una madre o padre puede tener.

Sois maravillosas

Las abuelas sois necesarias en la vida porque vuestra cocina, vuestros pasteles, las conversaciones y todo se convierte en especial porque no es infinito, es efímero y hay que disfrutarlo mientras se pueda. Solo de pensar en lo maravillosas que sois el corazón da un vuelco.

Gracias por ser el tipo de abuelas que disfrutan con nuestros hijos. Del tipo que asiste a los eventos importantes con su familia, quienes animan a enseñar sobre valores y a ayudar a fomentar corazones compasivos y amables.

Gracias por ser el tipo de abuelas que ofrecen cuidar a los niños cuando saben que los padres necesitan salir con urgencia. Esos padres afortunados saben que no tienen nada de qué preocuparse mientras sus hijos estén a vuestro cuidado.

Gracias por ser el tipo de abuelas que se sientan y pintan con sus nietos. Quienes hacen play-doh y construye torres. Quienes leen cuentos con ellos y realizan todas las actividades que los pequeños proponen con su imaginación ascendente. Las solicitudes son prueba de lo especial que les hacéis sentir.

De nuevo, gracias por ser de esas abuelas que compran zapatos nuevos y dan dinero a escondidas a los nietos. De esas abuelas que siempre llevan un regalo cuando visitan o cuando llegan las fechas especiales, como los cumpleaños. Pero, sobre todo, gracias por ser de esas abuelas que pasan tiempo con sus nietos y en familia. ¡Ese es, sin duda, el mejor regalo!

Abuela con su nieto recién nacido en brazos.

Os queremos con todo nuestro corazón

Son muchas las generaciones que existirán gracias a vuestro esfuerzo. Vuestra casa está llena de recuerdos que se van actualizando con las llegadas de los nietos. Vuestra nevera cambia los imanes de los sitios a los que viajasteis por los dibujos de los nietos que dicen todo lo que os quieren.

Vuestros brazos siempre son el mejor refugio y el mejor hogar. Vuestra cocina siempre será la mejor del mundo, y hablar con vosotras siempre será el mayor tesoro.

Gracias por todo lo que hacéis, por quienes sois y porque gracias a eso, vuestra descendencia seguirá creciendo y seguirán siendo personas maravillosas porque vosotras hacéis que el legado sean valores y un amor incondicional por la familia que nunca debe perderse.

La vida es mejor gracias a las abuelas; ellas son el bastón que a todos nos ayuda a avanzar, incluso a pesar de que ellas no estén a nuestro lado porque la naturaleza haya hecho que se tengan que marchar…

Su sabiduría y todo su amor incondicional seguirán dentro de nuestros corazones. Ellas, las abuelas, seguirán siendo esa luz que guiará a los nietos y a todos los que hayan tenido la suerte de forma parte de su familia. Gracias, abuelas, maravillosas mujeres de pelo de plata y corazón de oro.