11 formas de ser un padre fantástico

Marisol · 12 enero, 2018
Ser padre es una de las tareas más difíciles para toda persona. Sin embargo, hay formas de lograr que sea una etapa de mucha felicidad para todos los miembros de la familia. Aquí te mostramos algunos consejos que puedes considerar y aplicar en tu relación con tus hijos.

Cuando los hijos llegan a tu familia, empieza uno de los retos más grandes que asumirás en tu vida. Desde el momento del nacimiento, estarás a cargo de pequeños que dependen de ti y de las enseñanzas que les des.

A partir de entonces deberás tratar de idear formas de ser un padre fantástico y de conducir adecuadamente a tu familia.

En esta etapa, es importante que prepares tus consejos y que establezcas tus metas como padre. Cuando hayas trazado tus objetivos, podrás pensar en las maneras más efectivas para guiar la convivencia familiar.

Las siguientes son algunas de las recomendaciones que puedes aplicar a tu quehacer como padre.

La crianza de los hijos: formas de ser un padre fantástico

1.- Ponte al frente de su educación

Los niños y los adolescentes requieren reglas para formar su personalidad. La disciplina que les enseñes los ayudará a moverse adecuadamente en un mundo confuso y cambiante. Mostrar amor de padre también implica establecer límites que les permitan explorar el mundo de una forma segura.

2.- Permite que desplieguen sus alas

La misión de todas las personas, desde los primeros años de vida, es ganar independencia y autonomía. Para que desde pequeños desarrollen estas dos características, asígnales responsabilidades. Con cada tarea cumplida, se sentirán más capaces y seguros para afrontar el día a día.

3.- Evita ser quien soluciona todo

Aunque tengas la tentación de ser el héroe o la heroína que resuelve los problemas de sus hijos, a la larga no es bueno para ellos.

Un regalo que les darás, y que durará de por vida, es la capacidad de encontrar sus propias soluciones. Al mismo tiempo aprenderán a tolerar la frustración y a ser resilientes.

Pasar tiempo con tus hijos es una de las mejores formas de ser un padre fantástico.

4.- Establece diferencia entre disciplina y castigo

Recuerda que el objetivo de establecer límites no es volverte un ogro castigador. La verdadera función de las reglas es que los niños aprendan a comportarse en sociedad, que sean competentes, cuidadosos y sepan controlarse.

5.- Dedica tiempo al juego

Permíteles elegir una actividad y compártela con ellos. Dedícate exclusivamente a prestarles atención y pasar un rato divertido juntos. Los niños aprenden mientras juegan, pero también establecen y refuerzan vínculos afectivos cuando comparten la actividad con los padres.

“Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto”
–José Ingenieros–

6.- Lee con ellos todas las noches

Empieza con esta rutina desde que tus hijos sean bebés. A los bebés les encanta escuchar el sonido de las voces de sus padres y empiezan a construir recuerdos positivos. El hábito de la lectura permanecerá toda la vida con tus hijos si lo siembras desde los primeros años.

7.- Haz que los niños tengan recuerdos positivos

Las palabras no se graban siempre en la memoria de los niños, pero las acciones siempre los acompañarán. Esfuérzate por vivir experiencias positivas que tus hijos recuerden con alegría y amor. Un adulto que tuvo una infancia inolvidable tratará de darles lo mismo a sus hijos.

8.- Sé el tipo de persona que quieres que tus hijos sean

Sin duda alguna, una de las formas de ser un padre fantástico es ser modelo de buenos hábitos. Los niños repiten las conductas que observan en sus casas.

Tus hijos deben ver que eres una persona responsable y honesta para llegar a serlo también ellos. No basta con que les digas cómo deben portarse si tú no cumples con tus propias palabras.

Compartir juegos y responsabilidades con tus hijos es otra de las formas de ser un padre fantástico.

9.- Mantén una buena relación de pareja

Si eres afectuoso, respetuoso y tienes relaciones sentimentales sanas, tus hijos verán que es así como deben actuar ellos. Cuando los padres tienen una convivencia sólida y agradable, los niños aprenden a aplicar lo mismo en sus propias vidas.

10.- Brinda estímulo y motivación

Reconoce y elogia los valores y los buenos comportamientos que tienen tus hijos. No solamente debes castigar las conductas negativas, sino también resaltar las que son positivas. Darles retroalimentación positiva a los niños los ayuda a construir su autoestima y a estar más seguros de sí mismos.

11.- Hazles preguntas y entérate de lo que les pasa

Muéstrales desde pequeños que pueden confiar en ti, que siempre estarás disponible para dar un consejo o simplemente para escuchar. De esta forma, cuando sean adolescentes tendrán una comunicación más fluida contigo.

¿Qué otra recomendación les darías a los padres que quieren mejorar día a día su labor? ¿Tienes otras formas de ser un padre fantástico que funcionen bien?