¿Estamos fomentando la crianza de niños consumistas?

Óscar Dorado · 9 agosto, 2018
Eres el espejo en el que tu hijo se mira. Por lo tanto, si tienes un niño consumista, posiblemente haya tenido un buen maestro. Descubre más sobre este problema, que afecta a muchos niños, a continuación.

Los niños de hoy en día tienen muchas más cosas de las que necesitan. Esto es una realidad. No obstante, el foco de atención debe centrarse en si las actitudes de algunos padres están fomentando la crianza de niños consumistas.

Los padres tienen la responsabilidad de criar a sus hijos y garantizar su desarrollo de una manera apropiada. Eso significa que, entre otras cosas, deben tener un control sobre las compras del niño.

Asimismo, los adultos responsables también tienen el derecho y la obligación de guiar al niño y decidir a qué tipo de publicidad debe estar sujeto.

Del mismo modo, las escuelas también tienen la misión de enseñar y promover el crecimiento de un alumno teniendo en cuenta códigos éticos responsables, además de proporcionar la información y las habilidades necesarias para la vida.

Por desgracia, el mercado de productos y alimentos para niños es enorme y eso condiciona la crianza de niños consumistas. En estos casos, los padres tienen dificultades para educar a los hijos de la manera que desean.

Al mismo tiempo, por su parte, los niños están cada vez más influenciados por el comercialismo que, en la mayoría de las ocasiones, va en contra de los valores que les enseñan sus padres. Son muchos los estudios que han tratado el comportamiento infantil y la influencia que tiene el marketing. Profundizaremos un poco más a continuación.

Niños consumistas, padres permisivos

Sin ninguna duda, la causa principal de que haya casos de niños consumistas es la permisividad y sobreatención de algunos padres. Y a esto bien lo saben los pequeños.

Por ejemplo, cuando lloran o muestran las típicas rabietas, no debes ceder de inmediato. Esto puede ser utilizado para conseguir lo que quieren en ese momento y, en consecuencia, se confirma la permisividad que acompaña su educación.

Lo que ven en los medios tiene mucha incidencia en la crianza de niños consumistas.

Asimismo, hay que educar con responsabilidad a los niños. Esto significa que los padres deben predicar con el ejemplo y enseñar a los más pequeños a llevar un consumo responsable y evitar los excesos sin sentido.

A fin de cuentas, ellos repiten las actitudes de los mayores, a quienes consideran unos referentes. Recuerda que eres el espejo en el que tu hijo se mira.

Como madre, debes transmitir a tu hijo el valor que tienen las cosas y no concederle todo lo que pida. Si observas que tiene problemas para entenderlo, tómate tu tiempo y explícale de manera clara lo que está sucediendo.

La comunicación es clave para evitar que tu hijo se convierta en un niño consumista. Además, te permitirá que comprenda y acepte las reglas impuestas. Te recomendamos evitar con el pequeño la sobreabundancia; esto significa que, en la medida que sea posible, el niño no debe tener muchos más objetos de los que necesita.

“El consumismo tiene una fuerte raíz en la publicidad masiva y en la oferta bombardeante que nos crea falsas necesidades”
–Enrique Rojas–

Consejos para evitar la crianza de niños consumistas

Estos son algunos consejos para evitar que los niños sean consumistas. ¡Toma nota y trata de tenerlos en cuenta en la educación de tu pequeño!

1. Establece los límites

Lo primero que te recomendamos es que debes establecer los límites y decir ‘no’ en muchas ocasiones. No puedes conceder todo lo que el niño solicite, ya que, entre otras cosas, esto propicia que no valore muchas de tus acciones.

2. No te pases con los regalos

Es posible que, como madre, desees cargar de regalos a tu hijo. Sin embargo, no debes hacerlo en exceso, ya que contribuyes a crear un niño consumista. Debes encontrar otras formas de transmitir tu amor.

3. No trates de que estén siempre felices

Los niños no siempre están contentos; cuando lloran o tienen algún berrinche, no siempre significa que los padres han hecho algo mal.

Por lo tanto, si observas que el niño tiene algún momento de malestar, debes dejar que lo supere por sí mismo. Esto le ayudará a fortalecerse emocionalmente y a mejorar su capacidad de superación.

La crianza de niños consumistas se origina en la propia casa.

4. Predica con el ejemplo

Si deseas que tu hijo no tenga hábitos consumistas, debes fomentar formas de consumo saludable y asegurarte de predicar con el ejemplo. Empieza a valorar las cosas y no compres en exceso. Asimismo, recuerda que es importante que no te compares con otros padres, ya que las reglas son distintas en cada casa.

Finalmente, recuerda que la crianza de niños consumistas tiene su origen en el núcleo familiar. Por ello, lo más importante es que actúes de manera responsable delante del pequeño y hagas un consumo coherente.