Establecer límites en la educación de los niños

Okairy · 7 enero, 2016

Establecer límites significa crear una guía para el comportamiento de los niños. Esto aplica para su actuar dentro y fuera de casa. Aunque no puedes poner límites para absolutamente todo, los establecidos crearán normas de conducta generales.

 

Algunos padres sienten temor de establecer límites para sus hijos. Se sienten culpables o creen que le están robando la posibilidad de vivir experiencias. Sin embargo, las reglas son buenas para los niños. Les ayudan a crear sentido de la responsabilidad y aprenden sobre el control de sus propias vidas.

Establecer límites enseña autodisciplina

No te sientas culpable por establecer límites ya que es una excelente alternativa para enseñar autodisciplina a tus hijos. Permites que ellos aprendan que la vida no se basa solo en lo que quieren en un determinado momento.

Por ejemplo, cuando le dices que deje los videojuegos para hacer la tarea, aprende a cumplir con sus obligaciones. Con el tiempo lograrás que sea capaz de discernir entre las distracciones momentáneas y las actividades que debe completar.

El objetivo es que forme los hábitos de cumplir con su tarea, actividades en el hogar y salud sin que debas recordarle a cada momento.

Establecer límites los mantiene seguros

shutterstock_257398747

 

No puedes dejar que tu hijo haga cualquier cosa que desee. Siempre se deben establecer límites que lo mantengan seguro y a salvo de peligros. Dejar que tu hijo salga a jugar al jardín con sus amiguitos es bueno porque crea amistades.

Pero siempre debes dejarle claro que hay actividades que pueden resultar peligrosas, como jugar cerca de la alberca si no sabe nadar o es muy profunda.

Los límites deben cambiar y adaptarse a la edad y características de tu hijo. No serán los mismos para un pequeño de 3 años que para uno de 14, aunque ambos necesitan cierto control.

Al momento de establecer límites que garanticen su seguridad también debes dejar espacio para que tu hijo demuestre que es responsable. De esta forma también mejoras su autoestima y seguridad.

Establecer límites para mantener sanos a tus hijos

Los niños son impulsivos por naturaleza. Por ello disfrutan de la gratificación inmediata. Esto a menudo significa que elegirán primero aquello que les gusta, como los dulces en lugar de vegetales. Por eso, los adultos deben enseñarles lo necesario para mantenerse sanos.

Se deben establecer límites que enseñen los hábitos alimenticios que se deben tener. Sin estos, es probable que tu hijo elija comer alimentos poco saludables todo el día.

Es probable que algunas veces te enfrentes al enfado, pero con el tiempo crearás buenos hábitos que alejarán enfermedades como diabetes y falta de energía.

Los límites enseñan a tus hijos a lidiar con emociones incómodas

 

928fa5bb0950f526bf54e3d0f37620f4

Algunos padres se niegan a establecer límites porque no quieren que sus hijos se sientan tristes o desilusionados. Lo que debes recordar es que lidiar con emociones incómodas es parte de la vida.

Evitar que tu hijo ahora se sienta herido o experimente alguna de estas sensaciones no le ayudará a largo plazo. Solo porque tu hijo se siente triste porque no lo dejaste comer ese dulce, no significa que debas dárselo. Al contrario, esto te da una buena oportunidad de demostrarle que hay alternativas sanas para botanear.

Los límites le demuestran que te preocupas por él

Quizás tu hijo no quede muy satisfecho cuando establezcas límites y reglas. Es probable que tú también te sientas un poco mal de restringirle ciertos gustos. Lo que debes recordar es que estas reglas se deben a que lo quieres y te preocupa que esté bien.

Un niño al que no se le imponen límites suele presentar problemas de ansiedad y conducta. Los niños no están preparados para estar a cargo, ese es tu papel.

Cuando te haces cargo de él al establecer límites, entiende que te importa. Le puedes explicar que no puede comer dulces porque tendrá caries y no quieres que sufra en sus citas con el dentista.

Tal vez las reglas no le gusten del todo, pero entenderá que son una de las formas en que le demuestras tu amor.

Es probable que tu hijo rete los límites que has impuesto. Lo hace con el objetivo de ver cómo reaccionas y hasta dónde tienes el control realmente. Si él descubre que romper las reglas no conlleva ninguna consecuencia, tomará el control.