El estrés del bebé en el útero materno: qué debes saber

Las emociones negativas que sufre la madre durante la gestación inciden directamente sobre la salud del feto. El bebé puede sufrir de estrés en el útero y esto influir en su crecimiento y comportamiento futuro.
El estrés del bebé en el útero materno: qué debes saber
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 20 marzo, 2023

Cuidar la salud mental materna es fundamental durante el embarazo. El estrés, la ansiedad y otras emociones negativas experimentadas en esta etapa pueden incidir directamente en el desarrollo fetal. Pero, ¿puede un bebé sentir estrés en el útero materno?

Las hormonas liberadas por la madre en este tipo de situaciones atraviesan la placenta y desencadenan estrés también en el bebé. Esto repercute tanto en el crecimiento fetal como en el comportamiento futuro del niño por nacer. A continuación, desarrollaremos todos estos temas. ¡No dejes de leer!

¿Cómo afecta el estrés al bebé en crecimiento?

El embarazo es una etapa exigente en la vida de la mujer. En este sentido, el estrés es una reacción normal que experimentan las gestantes, pero que, de forma sostenida en el tiempo, puede poner en riesgo el bienestar del bebé. Algunos ejemplos de estas situaciones son los siguientes:

  • Crisis vitales, como el divorcio, una enfermedad o la pérdida de un ser querido, otro tipo de duelos.
  • Eventos catastróficos, como el incendio del hogar.
  • Estrés crónico relacionado con ciertos problemas de salud o a la violencia familiar.
  • Depresión o ansiedad crónica o de inicio en la gestación.

El estrés produce aumentos de una hormona llamada cortisol, que es aquella que nos prepara para enfrentarnos al peligro o para huir de él. Este viaja por todo el torrente sanguíneo y puede traspasar la placenta, invadir el líquido amniótico y desatar en el bebé el mismo mecanismo que en la madre.

El embarazo es una etapa de nuevas experiencias corporales, de emociones intensas y de algunos malestares que pueden provocar estrés.

Complicaciones del bebé que sufre de estrés durante la gestación

Como mencionamos anteriormente, es esperable experimentar estrés durante la gestación. Pero cuando esto se mantiene a lo largo del tiempo o llega a niveles más altos de lo normal, puede traer consecuencias negativas para a salud fetal. Entre ellas, se destacan las siguientes:

  1. Abortos espontáneos: diversos estudios confirman la relación entre el estrés y el aumento del riesgo de sufrir un aborto espontáneo, en especial durante el primer trimestre de embarazo.
  2. Partos prematuros: el estrés materno puede reducir el tiempo de gestación y favorecer al nacimiento prematuro.
  3. Bajo peso: el estrés puede desencadenar en la madre enfermedades como hipertensión arterial y preeclampsia. En estos casos, suele disminuir el aporte de oxígeno y de nutrientes que llegan al bebé, lo que ocasiona problemas de crecimiento.
  4. Alteraciones neuronales: si el estrés ocurre desde el primer trimestre, puede causar malformaciones a nivel cerebral en el bebé. A largo plazo, esto puede manifestarse en los dominios cognitivos, comunicacionales, conductuales o emocionales del pequeño.
  5. Afectación inmunitaria: los bebés que fueron expuestos a elevados niveles de estrés materno son más propensos a desarrollar infecciones luego del nacimiento, por un desequilibrio en su sistema inmunitario.

¿Qué dice la ciencia sobre el estrés del bebé dentro del útero?

Este tema ha sido estudiado por la comunidad científica, que ha establecido la relación entre el estrés y algunos problemas en la salud del bebé durante el embarazo y posparto. También, cómo genera alteraciones epigenéticas y cómo termina condicionando el sistema neuroendócrino del pequeño por nacer, especialmente, el eje hipotalámico-pituitario-adrenal.

Un estudio realizado en el 2020, buscaba relacionar el estrés y la depresión materna con alteraciones en el cerebro del bebé. Para esto, eligieron una muestra de 119 embarazadas a quienes les realizaron pruebas entre las semanas 22 y 40 de gestación. Se concluyó que los altos niveles de estrés alteraban la bioquímica del cerebro en el pequeño. De igual forma, demostraron que el crecimiento cerebral, en especial del hipocampo, fue menor en los bebés cuyas madres tenían mayores niveles de estrés.

Si sientes que padeces de mucho estrés durante el embarazo, lo mejor será buscar ayuda profesional para manejar esta emoción.

Otros estudios al respecto

Por otro lado, un trabajo publicado en la revista Translational Psychiatry estudió los efectos del estrés materno en la vida posterior del niño. Para ello, se evaluaron 25 casos por 19 años. Así, se evidenció que los hijos de las mujeres que habían sufrido estrés en el embarazo por violencia doméstica, manejaban peor el estrés en sus vidas que aquellos nacidos de las otras mujeres.

Los investigadores analizaron a los menores 10 y 19 años después del nacimiento. De esa forma, encontraron una modificación en una secuencia del ADN que codifica para el receptor de glucocorticoides, que son los que se activan en presencia del cortisol. Esta alteración volvía a los niños más susceptibles al estrés, así como también más impulsivos que sus pares.

Estos estudios afianzan lo que ya se creía: el estrés del bebé en el útero puede ser perjudicial para su desarrollo psicosocial. Y, además, condiciona la forma en la que van a responder al estrés a futuro.

La clave es manejar el estrés durante el embarazo

Controlar esta emoción depende, en parte, de la madre. Es necesario alejarse de las situaciones o de las personas que generan estrés y buscar las maneras de relajarse a través de distintas actividades. Por ejemplo, el yoga prenatal, el mindfulness, la meditación o la musicoterapia estimulan la producción de serotonina y de oxitocina, que son las hormonas relacionadas con la felicidad.

El papel de la familia y del entorno es también crucial. Eso sí, la madre debe identificar las situaciones que le causan estrés para reducirlo y proteger al bebé de los riesgos de esa condición. Por eso, si pasas por una situación difícil y estás embarazada, lo mejor es consultar con un profesional de la salud para que te guíe de la mejor manera a fin de manejar esta emoción.

Te podría interesar...
Estrés materno: señales y soluciones
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Estrés materno: señales y soluciones

Las herramientas para gestionar el estrés son necesarias para criar a un niño. Una de las técnicas para manejar el estrés materno es la respiración...


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Cáceres,  R. (2017). Efectos neurobiológicos del estrés prenatal en el nuevo ser. Chile. Revista chilena de neuropsiquiatría vol. 55. Nº2.
  • Coussons, M. (2013). Effects of prenatal stress on pregnancy and human development: mechanisms and pathways. The royal society medicine journals. Obstetric medicine 2013 jun, 6(2): 52-57.
  • Mahrer A. (2020). Maternal Stress Before Conception Is Associated with Shorter Gestation. Recuperado de: https://academic.oup.com/abm/advance-article-abstract/doi/10.1093/abm/kaaa047/5873717?redirectedFrom=fulltext
  • Qu, F. (2017). The association between psychological stress and miscarriage: A systematic review and meta-analysis. Scientific reports, Articulo núm. 1731.
  • Wu, Y. (2020). Association of Prenatal Maternal Psychological Distress With Fetal Brain Growth, Metabolism, and Cortical Maturation. Recuperado de: https://jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2759759?utm_campaign=articlePDF&utm_medium=articlePDFlink&utm_source=articlePDF&utm_content=jamanetworkopen.2019.19940

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.