Esgrima para niños

Eneiro Matos · 16 diciembre, 2017
Este deporte enseña a los niños a tener disciplina y a ser proactivos.

La esgrima es un deporte de combate en el cual se enfrentan dos personas o “tiradores”. El objetivo es tocar al contrincante en ciertas partes del cuerpo, las cuales suman diferentes puntos. Aquel que sume más puntos ganará el encuentro.

Si bien este deporte muchas veces se practica y se imparte con la finalidad de crear atletas aptos para las competiciones profesionales, también puede comenzar a practicarse como un hobby, bien sea por un tiempo determinado o indefinido.

La esgrima es una buena alternativa para que nuestros hijos se entretengan y aprendan a tener disciplina, ambición, coordinación motora, entre otros aspectos.

Los padres pueden considerar la esgrima para niños como una actividad extracurricular o una actividad de verano, ya que es un deporte que pone en movimiento a todo el cuerpo. Trabaja todos los músculos y permite adquirir flexibilidad, resistencia, energía y agilidad.

La esgrima para niños es una actividad que pondrá en desarrollo toda la habilidad tanto física como mental del niño.

En este deporte se necesita rapidez y agilidad mental para poder adelantarse a los movimientos del contrincante y poder evitar el contacto.

¿Cuándo se puede comenzar a practicar?

En el caso de la esgrima para niños, hay lugares en los que aceptan a los nuevos esgrimistas a partir de los cinco o seis años de edad. No obstante, la edad ideal para comenzar a practicar este deporte es entre los 8 y los 10 años de edad.

De igual forma, para su práctica más profesional se recomiendan niños de a partir de 10 años de edad. En la esgrima para niños, también pueden cambiar los sables, espadas o floretes, además de ciertas reglas.

En la esgrima para niños se emplean armas blancas más pequeñas y ligeras, de modo que el niño pueda maniobrarla con facilidad y también se reducen las dimensiones de la pista de combate, la cual exactamente ronda los 10 metros.

la esgrima para niños.

Beneficios de la esgrima para niños

Si aún no te convences en la elección de este deporte como una buena actividad para tus hijos, debes saber que aporta múltiples beneficios.

La esgrima para niños permite que potencien su destreza física y mental, mientras adquieren una disciplina; ya que se trata de un deporte muy completo.

  • Desarrolla las capacidades psicomotoras.
  • Facilita el proceso de toma de decisiones.
  • Aumenta la capacidad intelectual del niño.
  • Instruye a controlar las reacciones impulsivas y las emociones.
  • Enseña a respetar al adversario y demás competidores.
  • Fomenta la disposición a la educación.
  • Aumenta la capacidad de coordinar, mantener el equilibrio y ganar mayor velocidad.
  • Mejora los reflejos.
  • Mejora la resistencia física.
  • Fomenta el deseo de superación y enseña a asumir las derrotas.
la esgrima para niños.

El equipo necesario

La esgrima para niños presenta diferencias evidentes con respecto a la práctica profesional.

En cuanto a las similitudes, tanto en la práctica profesional como en la infantil, el equipo debe estar muy bien adaptado a las medidas del esgrimista. Nada puede quedar holgado ni demasiado apretado. Esto ayudará a que el esgrimista pueda maniobrar correctamente y con comodidad.

Para iniciar la práctica se debe contar con el equipo necesario:

  • Una cazadora que debe cumplir con parámetros como: debe ir abotonada y debe tener el cuello levantado, de modo que no deje al descubierto ninguna zona sensible. Por su parte, el pantalón también se debe encontrar en buenas condiciones.
  • El niño debe usar guantes de su tamaño. Los guantes deben cubrir la empuñadura de la chaqueta.
  • Por su parte, la careta del uniforme debe estar en óptimas condiciones y debe quedar ajustada para que no se caiga cuando comience el combate.
  • El arma puede ser un sable, florete o espada, la elección de esta dependerá de la disciplina que vaya a iniciar el niño, pero indiferentemente todas estas armas blancas cuentan con una empuñadura y una parte alargada. El tamaño de esta arma dependerá del niño.

La esgrima para niños es un deporte bastante beneficioso ya que ayuda al niño a desarrollar sus reflejos, así como las destrezas físicas que necesitará para manejar el sable, la espada o el florete, dependiendo del caso particular.