¿Es Instagram seguro para niños?

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Azucena Fernández
· 26 mayo, 2019
Instagram es una red social y como tal tiene sus problemas a la hora de ser utilizada por niños. ¿Es una red social segura para ellos?

Instagram es una red social que, según dicen sus creadores, tiene como objetivo la narración visual. Así que en esta red social se gestionan y utilizan ‘sobre todo’ fotos y vídeos. ¿Es Instagram seguro para niños?

Como sucede con Twitter, todo lo que se publica en Instagram es público y resulta accesible a otros usuarios con o sin cuentas en Instagram. También como Twitter, Instagram utiliza hashtags que permiten a otros usuarios encontrar fotos mirando los hashtags que la gente ha añadido a sus fotos.

La mayoría de la gente usa la aplicación para compartir fotos editadas de sí mismos, de amigos, lugares, objetos, comida. Parece una diversión inofensiva. Los famosos, e incluso las grandes marcas, tienen cuentas en Instagram. Pero lograr un uso seguro para niños es una tarea difícil y casi imposible.

Asimismo, no hay que olvidar algo: Instagram está diseñado para adultos, no para niños o adolescentes, por lo que la respuesta corta a la pregunta «¿Es Instagram seguro para los niños?» es, además, sencilla: no.

Razones por las que Instagram no es seguro para niños

Ubicación disponible del niño para los demás

Es posible compartir en esta red social datos vulnerables que no deberían ser compartidos. Mucho menos si hablamos de menores. Al subir una foto en Instagram, la ubicación puede ser utilizada. Esa información puede parecer inofensiva, pero no sabemos qué pueden hacer los demás con ella.¿Es Instagram seguro para niños?

Por ejemplo, es sencillo crear un patrón de actividades de un usuario siguiendo sus ubicaciones. No queremos que nuestros hijos estén todo el día localizados por extraños, así que es importante que, si utilizan Instagram, insistamos en que no utilicen ubicaciones.

Fotos que en el futuro no querrán haber publicado

Otro de los riesgos para los niños que usan Instagram es que, muchos de ellos, con el paso del tiempo, se arrepienten de haber publicado algunas fotos suyas.

Aunque acaben borrándolas de la cuenta, estas pueden haber sido capturadas por alguien ya, e incluso estar republicadas, por lo que habrán perdido el control total sobre esas fotografías. Es casi imposible controlar lo que se publica en Instagram y su durabilidad en el tiempo.

Instagram seguro para niños y el ciberbullying

Todos conocemos la existencia del ciberacoso, ya que no es algo nuevo en internet. Es una nueva forma de acoso, parecido al acoso escolar, pero online. El maltrato a los niños ahora puede llegar por internet.

Primero fue en Facebook, después empezó a estar en Instagram. Es importante tener siempre en cuenta que Instagram hace que los niños sean víctimas posibles de acoso online. Pueden contactar con ellos desconocidos o acabar viviendo esos acosos por conocidos.

Imagenes sexuales y violentas no controladas por Instagram

Aunque está prohibido expresamente en las políticas de uso de Instagram, muchas personas se saltan estas políticas y publican imágenes con contenido sexual no apropiadas, por lo tanto, no aptas para niños.¿Es Instagram seguro para niños?

Estas imágenes aparecen sin buscarlas expresamente, ya que se utilizan algunos hashtags genéricos a la hora de publicarlas. Además, en Instagram podemos encontrar fotos casi de todo, sin filtro. Imágenes de drogas, armas, violencia y mucho más.

No podemos impedir que nuestro hijo busque en Instagram, y no hay filtros para evitar encontrarse con estas imágenes. Ningún software de control parental puede ayudar tampoco.

Posible solución a los problemas de Instagram para los niños

Lo ideal es que se respete la edad mínima para tener cuenta en Instagram, que es 14 años, un año más que en Facebook. Pero, además, lo aconsejable es que, mientras nuestros hijos sean menores, los animemos a que mantengan sus cuentas con perfil privado.

Con una cuenta privada hay que ir aprobando los seguidores que tendremos uno a uno, de forma detallada. Además, no deberían añadir a nadie que no conozcan en la vida real. Mucho cuidado con la tendencia de querer tener muchos seguidores, añadiendo, así, a muchos extraños a los perfiles.

Un consejo muy importante, para terminar, es hablar siempre con nuestros hijos y explicarles los riesgos que conlleva utilizar este tipo de redes sociales. Habría, además, que poner restricciones y reglas básicas, y supervisar siempre su uso.

  • Gross, Doug. Social networks and kids: How young is too young? CNN Tech (2009).