Enseñar a los niños a elaborar mapas mentales para estudiar

29 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
Los mapas mentales sirven para aprender la información de una forma gráfica y sintetizada. ¡Descubre más sobre esta técnica de estudio!

Estudiar puede ser una tarea muy tediosa para los niños y adolescentes. Por ello, es conveniente enseñarles ciertas técnicas de estudio que les ayuden a asimilar los conocimientos de forma más fácil. En este artículo te proponemos una estrategia de organización y síntesis de la información: la elaboración de mapas mentales.

Entre los muchos beneficios que aporta estudiar con mapas mentales se encuentra el hecho de que permite tener una visión global y estructurada de todo el contenido a aprender.

“Gracias a los mapas mentales puedes convertir una larga y aburrida lista de información en un diagrama brillante, fácil de recordar y altamente organizado; tus pensamientos en sintonía con los procesos naturales de tu cerebro”.

-Tony Buzan-

¿Qué es un mapa mental?

Un mapa mental es una técnica de estudio que se basa en representar gráficamente conceptos o ideas asociadas a un tema o lección determinada. Es una herramienta que facilita el aprendizaje, pues los conocimientos se presentan de un modo visual, relacionándolos entre sí a través de imágenes o símbolos y palabras claves.

Un ejemplo de mapas mentales sin un tema en concreto.

Se trata de organizar la información alrededor de una estructura ramificada. Es decir, se coloca una idea principal en el centro para, después, ir complementado dicha información con otras ideas secundarias, que se extraen del tema central.

“Si se usa de una manera adecuada, el mapa mental multiplica la eficacia de la lectura y el aprendizaje por un factor de tres -como mínimo – y sirve para ahorrar enormes cantidades de tiempo y aumentar la eficacia global en materia de lectura”.

-Tony Buzan-

Así, se puede decir que los elementos que todo mapa mental debería incluir son:

  • Un círculo central en el que se escriba el tema principal.
  • Palabras clave que enlacen la información.
  • Líneas o ramificaciones.
  • Colores llamativos.
  • Imágenes, dibujos o símbolos que favorezcan la memorización y el recuerdo de todas las ideas.

Enseñar a los niños a elaborar mapas mentales para estudiar

Para elaborar correctamente un mapa mental, es necesario seguir tres sencillos pasos:

  1. Escribir el tema principal y una imagen que lo represente justo en el centro de la hoja.
  2. Desde la imagen central del tema, trazar ramificaciones, en forma de líneas preferentemente curvas, con los demás conceptos e ideas.
  3. Representar todas las ideas o conceptos mediante imágenes o símbolos y palabras claves.

Además, hay que tener en cuenta que un mapa mental debe contener pocas palabras y ser lo más gráfico posible. Hoy en día, para realizar un mapa mental ya no es estrictamente necesario utilizar un lápiz y un papel, ya que existen multitud de programas informáticos que se pueden emplear para llevar a cabo dicha elaboración, como:

  • Freemind.
  • MindGenius.
  • Connected Mind.
  • Ideament.
  • XMind.
  • PersonalBrain.
    Mapa mental sobre medicina.

Beneficios de elaborar mapas mentales para estudiar

Ahora que sabes cómo realizar mapas mentales, seguro que te estás preguntando por qué es tan recomendable enseñar a los niños a estudiar elaborando mapas mentales. A continuación, te damos alguna razones:

  • Proporcionan una visión global del tema a estudiar.
  • Son fáciles de consultar.
  • Sirven para ahorrar tiempo.
  • Favorecen el recuerdo.
  • Permiten separar la información relevante de la irrelevante.
  • Optimizan el proceso de memorización.
  • Sirven para aclarar ideas.
  • Permiten agrupar grandes cantidades de información en una sencilla estructura.
  • Favorecen la concentración y la atención.
  • Fomentan la planificación en el estudio.
  • Promueven la creatividad.

“La forma tradicional de tomar apuntes, por su naturaleza y estructura, no favorece tu creatividad. Los mapas mentales, en cambio, utilizando todos los recursos de tu imaginación y todas las herramientas de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro, te permiten dar rienda suelta a tu creatividad”.

-Tony Buzan-