Enseña a tu bebé a sentarse

Agetna 18 octubre, 2015
Mantenerse sentado sin ayuda significa un paso en el desarrollo muscular y motriz del bebé

 

Enseña a tu bebé a sentarse bien. No hagas caso a los mitos de que ejercitarlo en este sentido afecta su columna vertebral.

Estimúlalo con la misma delicadeza que le incentivaste a levantar la cabecita y virarse en la cuna.

Siempre y cuando no lo fuerces y hagas los ejercicios correctos, tu bebé no correrá peligro durante el aprendizaje de esta nueva etapa para el desarrollo de su capacidad motora.

Ejercicios para aprender a sentarse

El desarrollo de los niños está determinado por etapas. Y una de esas etapas que supone un salto trascendental, es la de sentarse sin necesitar soporte o ayuda de sus padres.

Con este objetivo los pediatras recomiendan una serie de ejercicios y juegos para que un bebé refuerce caderas y espaldita y logre mantener el equilibrio en la posición de sentado.

A los 6 meses tu bebé debe levantar su espalda mientras se encuentra boca abajo, girar su cabecita y voltearse solo; este es un buen momento para estimularlo a que se siente.

No los pienses dos veces, enseña a tu bebé a sentarse y pon en práctica estos ejercicios para hacer realidad tu propósito.

1. Siéntalo sobre tu regazo

Cada vez que puedas siéntalo sobre tu regazo con su espalda apoyada sobre ti. Deja que te sujete las manitas para que se sienta seguro y cántale una canción para que esté más cómodo.

Es importante que tú estés sentada correctamente para así facilitar que él esté lo más erecto posible.

2. Juega a sentarlo

Toma a tu bebé por debajo de los brazos y juega a sentarlo. Emite expresiones de alegría toda vez que lo pongas en esta posición.

Páralo, cárgalo o acuéstalo y vuelve nuevamente a sentarlo con las mismas frases estimulantes. Él comprenderá que se trata de un juego y asimilará de una mejor forma esta nueva postura.

shutterstock_270502757

3. Haz que él se esfuerce

Acuesta a tu bebé boca arriba. Haz sonar tus dedos delante de él o da unas palmaditas para que se anime y te preste toda la atención.

Luego tócale las manitas, tómaselas y suéltalas mientras le dices palabras alentadoras. Esto excitará a tu hijo y hará que quiera sujetarte.

Cuando lo logre y compruebes que te agarra fuertemente intenta levantarlo poco a poco siempre y cuando él haga un esfuerzo para incorporarse.

Durante este ejercicio no es necesario llegar a la posición de sentado, con que el bebé haga el esfuerzo es más que suficiente.

4. Siéntalo y acuéstalo varias veces seguidas

Acuesta a tu bebé boca arriba. Tómalo de las manitas y levántalo hasta que quede sentado, mantenlo así unos segundos y acuéstalo nuevamente.

Realiza esta operación diez veces seguidas mientras le cantas o haces el conteo de: uno, dos; uno, dos. Uno cuando esté sentado y dos cuando se acueste.
shutterstock_72858094

5. Siéntalo y sujétalo

Sienta al bebé sobre una superficie dura y ponle los bracitos hacia delante de manera que apoye las manos sobre el piso. Sujétalo por las caderas y déjalo así durante algunos segundos.

Este ejercicio debe hacerse después de los que te expliqué antes. En este momento el bebé deberá sentirse cómodo y conocer la posición de sentado.

Enseña a tu bebé a sentarse

Durante el aprendizaje resulta imprescindible velar porque el niño se sienta a gusto con lo que hace y se mantenga interesado.

Enseña a tu bebé a sentarse, pero si ves que llora o no se encuentra a gusto, no lo fuerces. Deja la práctica para otro momento y para estimularlo, utiliza juguetes y objetos que le llamen la atención.

Todas las etapas del desarrollo motriz deben vencerse paso a paso y con su “consentimiento”.

Te puede gustar