¿Cuándo empezar la gimnasia preparto?

La gimnasia preparto aporta una serie de beneficios al proceso de gestación. Sin embargo, hay un momento para empezar a realizarla. ¿Sabes cuál es?
¿Cuándo empezar la gimnasia preparto?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 23 noviembre, 2021.

Última actualización: 23 noviembre, 2021

La gimnasia preparto es una de las actividades de preparación principales para el nacimiento del bebé. Si te encuentras en tu segundo o tercer embarazo o eres una mujer inmersa en el deporte sabrás de lo que te hablamos.

Pero si es tu primer embarazo, las dudas y las preguntas no se harán esperar. Así que hoy te enseñaremos cuándo y por qué debes empezar a practicarla. ¿Te animas?

¿Qué es la gimnasia preparto?

En términos generales, la gimnasia preparto consiste en una serie de ejercicios y técnicas enfocadas a mejorar el estado psicofísico de la mujer gestante.

Dentro de la gimnasia preparto sobresalen los ejercicios de respiración, de relajación y de fortalecimiento muscular.

El objetivo principal de esta actividad es prepararte para experimentar un parto menos traumático de lo habitual. Recuerda que durante el proceso del nacimiento tu cuerpo percibe altos niveles de estrés, además de una gran agresión sobre tus estructuras físicas.

También, contribuye al estado de salud de la mujer durante la gestación, pues mantenerse activa favorece la calidad de vida del bebé y de su mamá.

Momento óptimo para empezar la gimnasia preparto

El tiempo ideal para comenzar la gimnasia preparto es relativo, ya que depende de la mujer y de la actividad. En primer lugar, es necesario tener en cuenta una serie de aspectos que determinan el comienzo y el volumen de entrenamiento.

Recomendación médica

El primer y más importante aspecto para iniciar en la gimnasia preparto es consultar con tu médico. Más allá de recomendar en qué momento comenzar, el obstetra debe encargarse de darte el aval para hacerlo. Sin su autorización lo mejor es abstenerse de esta gimnasia y buscar otras alternativas para realizar actividad física.

Por otra parte, lo más probable es que el profesional en el área te aconseje un tiempo estimado dentro del cual puedes empezar. Comúnmente, los médicos indican realizar ejercicio de manera programada después del primer mes de embarazo. Dicha recomendación se sustenta en el riesgo de aborto que existe al inicio de la gestación.

Según una publicación de la revista Apuntes de Educación Física y Deportes, el aumento de la temperatura materna durante el primer trimestre podría causar problemas en el desarrollo embrionario. Por ende, estos expertos recomiendan llevar a cabo el ejercicio programado más allá del primer trimestre de gestación.

Aun así, la actividad física moderada no se encuentra prohibida ni limitada en ningún momento del embarazo.

Hábitos físicos antes del embarazo

Si realizabas ejercicio de forma regular antes del embarazo, eres una persona con buen estado físico. Esto significa que probablemente puedas comenzar la gimnasia preparto con menor dificultad.

No obstante, cabe recordar que el ejercicio durante la gestación se encuentra sujeto a diversas modificaciones preventivas, aun en mujeres entrenadas.

Con respecto a una persona desacondicionada, las condiciones del ejercicio cambian drásticamente. En general, es necesario iniciar el proceso de adaptación antes de empezar con la gimnasia propiamente dicha.

Empezar con baja intensidad

Una de las adaptaciones más importantes del ejercicio es la intensidad, lo cual es particularmente importante en el embarazo. Lo recomendable en esta etapa es iniciar entre niveles bajos y moderados y mantenerse en este último todo el tiempo.

Por supuesto que durante el primer trimestre la actividad debe ser llevada a cabo con mayor cuidado. Además, también es importante adaptar la gimnasia al aumento de peso y a las dolencias propias de cada mujer.

¿Qué actividades existen en la gimnasia preparto?

Básicamente, la gimnasia preparto consiste en una serie de ejercicios enfocados en el manejo de la respiración y el control postural. En ella puedes encontrar movimientos basados en el yoga y en el pilates.

Para los primeros meses te aconsejamos empezar con caminatas de baja intensidad y con recorridos cortos. Esto te permitirá adaptarte con mayor facilidad.

Si existe la posibilidad, busca actividades acuáticas para realizar únicamente en un entorno seguro y a cargo de un profesional en el tema.

Mujer embarazado practicando natación.

Empezar en la gimnasia preparto

Empezar a realizar ejercicio con el fin de prepararte para el parto depende única y exclusivamente de ti. Por lo tanto, la elección es relativa a tus condiciones físicas y fisiológicas.

Por supuesto que la recomendación del primer trimestre no debe pasarse por alto, pero con la autorización de tu obstetra podrás empezar.

En conclusión, el inicio del ejercicio programado será personal, al igual que la rutina de las clases de gimnasia. Recuerda que cada mujer y cada embarazo tiene sus particularidades y deben ser tenidas en cuenta.

Te podría interesar...
La importancia de una buena preparación física al parto
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La importancia de una buena preparación física al parto

El nacimiento implica una gran exigencia para el cuerpo materno. Es por ello que es muy importante una buena preparación física al parto.