Cómo elegir el mejor campamento de verano

Carmen Fetreros 13 junio, 2017

Llegan las vacaciones y muchos padres tienen que buscar un campamento para el verano. A veces las obligaciones laborales les impiden ocuparse de los niños. Y en otras ocasiones son una buena alternativa para que se entretengan y también aprendan.

Lo primero que hay que decidir es si vamos a optar por un campamento lejos de casa en el que tengan que dormir. Existen también campamentos urbanos a los que los pequeños pueden ir durante el día y luego regresar a casa.

Hay que considerar también la edad del niño y su nivel de madurez. A veces niños de la misma edad casi nunca se han separado de sus padres o han dormido fuera de casa. En estos casos tienen que ir adaptándose gradualmente.

El primer verano los niños pueden empezar por un campamento urbano. Si todo va bien las próximas vacaciones pueden probar en un campamento en el que también duerman. Para empezar un campamento de quince días fuera de casa se puede hacer muy duro para los niños que nunca han ido a uno.

campamento

Un campamento para cada niño

Cada niño es diferente por lo que lo mejor es que el campamento se adapte a sus gustos y sus capacidades. Una vez tengamos claro el campamento que estamos buscando tenemos que ver la duración y el lugar dependiendo de la disponibilidad de la familia.

Si queremos que nuestro hijo vaya a un campamento deportivo debemos informarnos bien sobre cuáles son las actividades que va a desarrollar en este tipo de campamento. Quizás no sean los deportes que puede practicar nuestro hijo o se combina con otras actividades que seguro no le van a interesar. En la actualidad podemos encontrar muchos tipos de campamentos desde deportivos, creativos a los de idiomas.

Ante todo campamentos divertidos

Los niños acaban el curso escolar agotados y con ganas de descansar de deberes y estudios. Por eso es importante que el campamento les resulte divertido. No hace falta que sea el más caro o el mejor equipado sino aquel en el que los niños disfruten de verdad por sus gustos y sus habilidades. Por ejemplo un campamente eminentemente deportivo no puede gustarle a un niño que no suele hacer deporte.

El objetivo de un campamento para muchos niños puede ser la socialización con otros pequeños. Aprender a hacer amigos en toda clase de entornos puede ser muy importante para ellos.

campamento

Profesionales acreditados

Los padres tenemos que buscar referencias positivas antes de apuntar a nuestro hijo a un campamento. Debemos saber si los monitores son profesionales acreditados y si tiene asistencia médica y seguros.

Además es importante informarnos de cómo están las instalaciones si es posible acudiendo al campamento o pidiendo fotografías actualizadas. Las instalaciones deben estar cuidadas y tienen que cumplir las medidas de seguridad adecuadas. La comida, la higiene o las zonas para dormir también son aspectos importantes para los niños cuando acuden a un campamento.

Es muy importante saber cómo podemos contactar con el niño si es un campamento de varios días. Si nuestro hijo es alérgico o asmático tenemos que informar a la organización del campamento y debe llevar su documentación sanitaria. Saber si tienen enfermería o un transporte urgente en caso de emergencia es esencial en algunos casos. Los monitores tienen que conocer el tratamiento del niño y custodiar la medicación.

campamento

Campamentos para todos

Entre los diversos campamentos recomendables están aquellos que están destinados a niños y adolescentes con algún tipo de diversidad funcional. Normalmente son organizados por asociaciones o fundaciones y cuentan con atención especializada para los niños.

La oferta de campamentos actual es muy diversa. Podemos encontrar los urbanos que trabajan la inteligencia emocional, deportivos, de aventura o tecnológicos. También hay una buena oferta de campamentos que fomentan los idiomas o que son bilingües. Y últimamente han surgido algunos en los que se promueven conocimientos específicos como la cocina, las destrezas artísticas o la robótica. Piensa en los gustos y habilidades de tu hija o hijo y elige el que más le va a gustar.

Las actividades que se desarrollan en el campamento deben promover valores como el compañerismo, el respeto o la autonomía. Los campamentos son una buena oportunidad para que nuestros hijos crezcan como personas y aprendan a trabajar en equipo.

 

 

 

Te puede gustar