El regreso al jardín, una odisea infantil

Macarena 25 marzo, 2016

¿Tú creías que habías ganado la guerra superando la adaptación al jardín? Pues no, simplemente habías triunfado en una batalla, ya que el regreso al jardín supone una nueva lucha sin cuartel, representando así toda una odisea infantil.

El regreso al jardín o la vuelta a clases no es para nada fácil, menos aún si no tenemos cierta organización previa que evite el caos a la hora de retornar a la actividad escolar. Por ello, toma nota de los siguientes tips para que la familia entera se vaya preparando para volver al colegio exitosamente.

Más allá del regreso al jardín

Claramente, se avecina el fin de esos paseos interminables, los desayunos a mediodía, los días mirando películas y de las horas sin la presión por el estudio. Como contrapartida, viene a instalarse otro año más la temida rutina.

Y aquí viene el consejo sagrado: por más organizada que seas, está comprobado que establecer rutinas infantiles con nuestros hijos, evita tornar más caótico y traumático el regreso al jardín. Ahora bien, ¿cómo podemos lograr implantarla? Es muy simple.

Pues solo se trata de ir preparando todos los detalles y pormenores con tiempo a fin de poder cumplir a la perfección con los requerimientos y las responsabilidades que hacen a esta situación, mientras que además podemos conservar el buen humor para lograr un regreso al jardín lo más amigable posible.

16d13e056e825e00fa516d17ee4dc2ed

Consejos para alivianar el caos típico del regreso al jardín

  • Tómate un tiempo para la transición. Cuando programes tus vacaciones, destina varios días libres a organizar la casa, planificar lo que viene y preparar mentalmente a tu hijo. Charla mucho con él para contarle lo que se viene y explícale los beneficios de acudir al jardín. Claro que todo esto demandará un buen tiempo, así que no permitas que el ciclo escolar se escabulla en tu vida para hacer puros desmadres.
  • Acostumbra a tu hijo a los horarios y adelanta la hora de ir a la cama. Sería bueno que unas semanas antes del regreso al jardín implementes horarios estrictos, por ejemplo, para levantarse, alimentarse y acostarse. ¿Acaso querrás que tus hijos se duerman tarde la noche anterior al gran retorno? Pues, de ser así, no sabes lo que haces ni lo te espera, porque te espera menos horas de sueño y una enorme dificultad para levantarte al día siguiente. ¿Y a tus hijos?, no los levantarás ni con baldazos de agua helada y ya verás cómo afectará esta variable a su humor y sus ganas de levantarse. No cuesta nada prepararlos gradualmente para el cambio que se avecina y los beneficios son impagables.
  • Arma una lista. No estaría de más confeccionar un listado de actividades y diversos aspectos que atañen a la vuelta a clases, como la consecución de uniformes, útiles, horarios escolares, almuerzos, y demás elementos que te permitirán llevar cierto orden y organización durante esta etapa.
  • Comienza a hacerte de útiles escolares y destina un espacio para las tareas. Lo principal aquí es tener en cuenta los útiles escolares del año pasado que pueden reutilizarse este año, pues es imposible que en diez meses de escuela se agoten. Luego, lleva a tus hijos de compras para adquirir los productos de la canasta escolar faltantes, lo cual es una gran manera de mentalizar al niño respecto a la vuelta al jardín, además de ser una forma de compartir una bella actividad en familia donde se da la oportunidad de la vuelta al cole, dar consejos y preparar al niño para que tenga un buen comienzo.
c248dbc5337a1ab382fb30f713826871

  • No olvides preparar uniformes, guardapolvos y pintorcitos escolares. Sea por desgaste o por mera cuestión de talles, este ítem es el más difícil de reutilizar debido al gran crecimiento que experimentan los niños de estas edades, por lo cual se aconseja que, cuando vayas con tu hijo a comprarlos, escoge una o dos tallas más grandes ya que puedes ajustarlos con unas pinzas e ir soltando las costuras a medida que el niño vaya creciendo. De esta manera puedes evitar un gasto anual en uniformes escolares.
  • Practica el regreso al jardín. Suena descabellado pero resulta provechoso llevar a cabo actividades como levantarse temprano, preparar el desayuno, vestirse, coger las mochilas, subir los niños al auto y llegar a la escuela u otro sitio en pos de practicar para el primer día de escuela. De esta manera no solo se prepara toda la familia para el retorno a la rutina, sino que además pueden ir adquiriendo el ritmo y los tiempos necesarios, lo que evitará un posible inicio desastroso, signado por peleas, dolores de cabeza y malos humores. ¿Aun así no te atreves a realizar este útil simulacro? Anda, designa un día para ello y verifica si están preparados como familia para enfrentar este momento constituyendo una experiencia placentera desarrollada en total armonía familiar, además de conformar una mirada infantil positiva del estudio.
  • Conoce a la maestra. Generalmente, los jardines de infantes tienden a realizar una reunión previa al inicio de clases con los alumnitos y sus padres, lo cual es una magnífica oportunidad para conocer juntos a la nueva maestra y tener una idea de cómo será el desarrollo del año.
  • Pide ayuda si es necesario. Para algunos niños el regreso al jardín puede ser causante de un manojo de estrés y nervios. A algunos otros, con solo escuchar la palabra “escuela”, son invadidos por una ansiedad y angustia que no pueden manejar, por lo que estos sentimientos suelen derivar en ataques de llanto. Por eso, en estos casos tan extremos, es recomendable hablar con su maestra a fin de desarrollar herramientas capaces de lograr la confianza y relajación del pequeño en torno al colegio. Si aún así no encuentran una solución a los sentimientos que la escuela despierta en el niño, quizás sea hora de consultar con un psicólogo infantil o psicopedagogo para hallar una resolución a este problema.
  • Organiza reuniones con sus compañeros de sala. Sería interesante que, durante las vacaciones o bien unas semanas antes del regreso al jardín, tu hijo se reúna con algunos compañeros de sala. Pues, de esta manera, lograrás una mejor integración del niño al grupo ya que encontrará muchas caras conocidas y le perderá el miedo al colegio. Para esto puedes organizar meriendas en casa o salidas al parque con tu chiquillo y sus amigos.
  • Transmite tu optimismo. Es fundamental que los padres sean optimistas y, ya que tienen gran influencia sobre los niños, resulta menester transmitirles pensamientos positivos y optimistas respecto a la vuelta a clases. Entonces, será vital animarlo y prepararlo para que vea el retorno a clases como la posibilidad de salir de casa, divertirse aprendiendo y jugando con sus pares, además de ver a antiguos compañeros y conocer nuevos amigos.
Te puede gustar