El porteo, qué es y para qué sirve

Adrianazul 5 marzo, 2016

El porteo es un término, al parecer, ya acuñado que se refiere al uso del portabebés y sirve justamente para cargar a tu bebé con la distintiva ventaja de dejar tus manos libres.


Lo hemos visto en miles de culturas, en América Latina sobre todo sabemos que las indígenas cargan a sus bebés amarrados a sus cuerpos con largos listones o trozos de telas con los que los sujetan bien. Las manos les quedan libres para poder empender las labores del hogar o incluso para recolectar frutos y verduras.

Pero no es una práctica que solo usan comunidades indígenas, desde hace varios años nosotros hemos vuelto a mirar el portabebé como una herramienta práctica y sobre todo saludable, pues la columna agradece la movilidad que proporciona el portabebé.

También es necesario que sepas que hay muchos tipos de portabebés ergonómicos: mochila, bandolera, fular tejido, fular elástico, mei tai, pouch…. Por lo cual es conveniente que la familia elija cuál le sirve más.

 

518517328_c598328e30_z

Los beneficios del porteo para el bebé

La Asociación Española de Pediatría enumera en su página web las ventajas del porteo, entre ellas figuran el aumento de contacto físico con el cuidador, lo cual a su vez mejora la seguridad y el vínculo entre ellos.

Otro dato muy importante es que el porteo favorece la disminución del llanto, eso sucede porque los bebés en brazos o porteados lloran menos. Aunado a ello, el porteo potencia el apego seguro porque los cuidadores aprenden a reconocer precozmente las señales del bebé y las atienden antes.

Es como una cadena de beneficios que se potencia al satisfacer las necesidades del bebé, lo cual mejora su desarrollo y crea adultos independientes y seguros. También ofrece mayor calidad de sueño: un bebé tranquilo y seguro duerme más horas y con más facilidad.

Esa cadena de beneficios incluye que el bebé sienta mayor bienestar físico, lo cual trae consigo mejor regulación de la temperatura, optimización del consumo de oxígeno y respiración, alivio del reflujo gastroesofágico, favorece la expulsión de gases y deposiciones.

El porteo mejora el desarrollo del equilibrio, disminuye el estrés, optimiza el funcionamiento de las defensas y proporciona una mayor tolerancia al dolor.

¿Y si se acostumbra?, te preguntarás. La Asociación Española de Pediatría asegura que los bebés tienen necesidad continua de contacto. “El portabebé ayuda a satisfacer esa necesidad, facilitando las tareas cotidianas al cuidador. Un bebé satisfecho adquiere progresivamente seguridad y autonomía e irá necesitando menos el contacto físico. Los bebés no se acostumbran a los brazos, ¡los necesitan!”.

Entre otras ventajas, el porteo favorece la lactancia materna y aumenta la producción de leche porque se fomenta la lactancia a demanda.

Aquí te enumeramos otras ventajas del porteo:

  • Previene la plagiocefalia postural o deformación de la cabeza.
  • Protege el desarrollo de la espalda. Mejora el tono muscular y la curvatura fisiológica de la espalda.
  • Protege el desarrollo de las caderas y previene la displasia.
  • En bebés prematuros, los cuidados canguro mejoran el desarrollo físico, emocional e intelectual.

Ventajas del porteo para ti

Ya mencionamos la ventaja que ofrece tener las manos libres mientras que atiendes al bebé, ni hablar de los momentos tiernos que se producen con el porteo, porque verás como tu hijo adpota ciertas costumbres mientras lo cargas de esta manera.

Es una práctica muy linda porque tu bebé te acaricia, juega, se acurruca, te besa, mientras tú por ejemplo puedes colgar la ropa, conversar por teléfono, lavas los platos… No sé… imagina las ventajas que te puede ofrecer tener las manos libres, eso aumenta de autonomía y movilidad.

8137794530_e3323bd6bb_z

Además, con el portabebé se evitan las barreras arquitectónicas (obras, escaleras, transporte público…). Te resulta mucho más fácil hasta hacer mercado, y bueno te coloco de ejemplo a ti, pero tu pareja también lo puede usar perfectamente.

Según los apuntes de la Asociación Española de Pediatría el porteo disminuye el riesgo de depresión postparto y favorece tu autoestima, pues como los bebés lloran menos y duermen mejor, te sientes más segura.

Hay un dato más, el porteo ayuda al higiene postural. El uso de portabebés ergonómicos no repercute negativamente en la espalda del adulto. Usados correctamente protegen y favorecen la musculatura de tu espalda.

Recuerda que para portear es necesario conocer unas normas básicas de seguridad. Es muy importante dejar libre siempre la cara del bebé, evitar que el cuello esté flexionado y no portear en vehículos, si hay riesgo de caídas o si se está cerca de líquidos muy calientes.

Te puede gustar