¿Qué hacer para que el bebé deje de llorar rápidamente?

Mervis Romero 22 febrero, 2018
El llanto es el único medio de expresión que poseen los bebés. Como padres, debemos reconocer el motivo de la queja y hacer lo posible para calmarlo. El cariño, la lactancia y los paseos suelen ser grandes remedios cuando un bebé llora.

La llegada de un bebé es una gran alegría para la familia. Por eso, cuando tu hijo llora, la reacción normal o inmediata es cogerlo. A veces lo consentimos, pero habrá aquellos que te dirán “déjalo llorar”, y como sus necesidades dependen de sus padres, es común que lo hagan para ser atendidos.

No hay fórmulas mágicas para que el bebé deje de llorar, sino métodos, técnicas y habilidades desarrolladas por pediatras y padres.

Razones por las que tu bebé llora

Como padres, y más aún los primerizos, tenemos delante de nosotros una tarea diaria: aprender a interpretar las señales del bebé. Son variadas las causan que hacen que un bebé llore, entre ellas:

  • Tiene hambre: es la más común y quizás la más fácil de atender con el pecho de su madre.
  • Cólicos: los gases en su estómago pueden hacerlo llorar frecuentemente.
  • Pañal sucio: la incomodidad generada lo puede inquietar de tal forma que terminará llorando para pedir atención.
  • Sueño: aunque pueda ser fácil dormir por cansancio, a los bebés no les resulta tan sencillo. Pueden irritarse y perder el sueño.
  • Brazos: es normal que reclamen atención y muestras de cariño y también que lloren por ello.
  • Cambios de temperatura: expresarán su incomodidad a estos cambios con el llanto.
  • Dentición: sus dientes empujando y rompiendo sus encías les causan dolor. Resultado: más llanto.
  • Salud: si tu bebé no se siente bien, quizás debido a un cuadro viral como la fiebre o por alguna otra afección, llorará. Puede que este llanto sea diferente, por lo que debes saber interpretarlo cuando aparezca.
Hacer que un bebé deje de llorar requiere paciencia.

¿Qué hacer para que deje de llorar?

Los puntos anteriormente citados exponen los causantes de llanto más comunes en los bebés. No obstante, ten en cuenta que a veces tu bebé puede llorar sin una razón aparente.

De todos modos, una madre puede aprender a calmar a su hijo, y qué más que su instinto materno para hacerlo. Por eso, te enumeraremos las ayudas básicas que toda madre debe conocer para que el bebé deje de llorar. Considera estos consejos:

  • Mecerlo: si hay un lugar preferido para el bebé, es el regazo de su madre. Tan solo sentirse entre sus brazos le genera seguridad.
  • Sacarlo de paseo: así sea tan solo por la casa o el jardín, esa sensación de movimiento y experiencia visual lo calmará. A veces tu bebé requerirá un poco más de entretenimiento y tendrás que sacar tu vehículo y dar unas vueltas con él. Esto puede convertirse en un mal hábito, pero sí que es efectivo.
  • Un masaje: una crema humectante y las manos de mamá serán un gran antídoto para que el bebé deje de llorar.
  • Un cambio de brazos: aunque no lo creas, tu bebé también querrá experimentar. Si bien tus brazos son los preferidos, el probar otras sensaciones es un proceso normal en el desarrollo de tu bebé.
  • Sentir a mamá: para que el bebé deje de llorar, tómalo sobre tu pecho y recuéstate para que sienta tu corazón y sus latidos. Esa posición le hará sentir tu calidez y protección. Además, le recordará su vivencia en tu vientre y esto lo calmará.
  • Amamantarlo: nunca te fallará ese recurso natural. Haciéndolo, podrá sentir un apego total a ti y gozará de un contacto visual que seguirá estrechando su relación contigo.
Aunque parezca imposible, hay ciertas estrategias para conseguir que el bebé deje de llorar.

Tips adicionales para que el bebé deje de llorar

Como madre que vas conociendo a tu bebé, siempre tendrás un as bajo la manga. Si llora y aún no sabes el porqué o ya has probado los seis puntos anteriores, ¿por qué no lo llevas de paseo e interactúas con él? 

Cuéntale todo lo que haces. Enséñale algo atractivo o nuevo para él, quizás una pintura, una flor o lo que hay al otro lado de la ventana.

Por otro lado, también podrías optar por quitarle su pañal unos momentos para que que se sienta libre y experimente esa nueva sensación. Estas son situaciones de la vida diaria en las que aprenderás diferentes opciones para que el bebé deje de llorar.

“No hay fórmulas mágicas para que el bebé deje de llorar, sino métodos, técnicas y habilidades desarrolladas por pediatras y padres”

Finalmente, si tu hijo no tiene hambre, ni sueño y no se siente mal, es probable que se encuentre aburrido y necesite un respiro. Aun en su tierna y temprana edad, tu bebé experimenta un proceso de crecimiento en el que necesitará explorar nuevas situaciones.

Por lo tanto, estos consejos sencillos y a tu alcance permitirán calmar a tu bebé de manera natural. La mejor herramienta, por supuesto, es el amor que solo tú como madre puedes ofrecerle.

Te puede gustar