El aprendizaje kinestésico

Lorena González 4 junio, 2018
Así como a muchas personas se les hace sencillo recordar lo que leen o escuchan, otras prefieren valerse de la práctica para incorporar nuevas habilidades y destrezas. A estas últimas se las denomina 'personas kinestésicas'.

A medida que crecemos, vamos adquiriendo conocimientos, enseñanzas y lecciones mediante diversos métodos. Por eso es que, para crecer como persona, es indispensable sacar provecho de estas técnicas, como puede ser el aprendizaje kinestésico.

El aprendizaje es la habilidad mental por medio de la cual adquirimos habilidades, destrezas y preparaciones. Para que esto sea posible, es importante que tengamos una guía adecuada; así, será mucho más fácil aprender. Obviamente, también la persona involucrada debe tener voluntad de aprender; si no, el esfuerzo no tendría sentido.

Si se ejecuta correctamente, ese aprendizaje o estímulo —sea mediante el estudio, la experiencia, la instrucción, el razonamiento o la observación— llegará a tener una respuesta positiva de parte de la persona y los resultados serán los esperados.

A través de la investigación, se han logrado muchos avances en materia de aprendizaje y desarrollo de nuevas habilidades humanas. En este caso, hablaremos específicamente sobre el aprendizaje kinestésico, que es uno de los más efectivos y utilizados.

¿Qué es el aprendizaje kinestésico?

El aprendizaje kinestésico es el que se obtiene gracias a las sensaciones y movimientos que utiliza el cuerpo para realizar cierta actividad. Para tener este tipo de aprendizaje, se requiere de la experimentación de cada persona y de la internalización de los movimientos ejecutados de su parte.

Por ese motivo es que, en ocasiones, se les llama aprendizajes táctiles, ya que requieren de contacto con el objeto, la acción o la habilidad que se busca aprender. Ejemplos de ello son andar en bicicleta o manipular un juguete; el niño aprenderá a usarlos con la práctica y estando en contacto con ellos.

¿Como se pone en práctica el aprendizaje kinestésico?

Para lograr que este aprendizaje funcione, se debe utilizar el cuerpo; la memoria muscular que tiene guarda cualquier tipo de acción que uno pueda realizar. Por lo tanto, mediante recuerdos, experiencias y estímulos inconscientes, ponemos en práctica esta manera de aprender.

En el aprendizaje kinestésico es necesario usar el tacto, el movimiento, el olfato y el gusto, entre las muchas otras capacidades que tenemos; sin ellas, no se podría aprender.

La manera práctica para aprender mediante esta técnica es que se hagan dinámicas y movimientos en conjunto con las emociones y los sentimientos. Cuando apelamos a ejercicios divertidos y lúdicos, los resultados se potencian considerablemente en niños y adultos.

Aprender a andar en bicicleta es una clásica forma de aprendizaje kinestésico.

Características de las personas kinestésicas

Las personas que tiene esta capacidad de aprendizaje tienden a ser muy activas e inquietas. Por ejemplo, en la escuela, estos niños suelen estar caminando por el salón o haciendo otra cosa cuando el profesor habla; a ellos les aburre la teoría, prefieren tocar todo y ser partícipes.

Este tipo aprendizaje suele ser mucho más lento que el visual o el auditivo; sin embargo, el conocimiento que es fruto de la exploración y la práctica es fácil de recordar y perdura más.

Para entender esta característica un poco más, pondremos un ejemplo: quizás muchos puedan aprender mediante métodos de lectura o escuchando y viendo videos. Así, logran grabar cierta información temporalmente, pero de seguro en pocos días la olvidarán.

Muy diferente es cuando tenemos y practicamos la habilidad de mover nuestros dedos en el teclado, incluso sin mirar. Eso no se borrará de nuestra memoria; se grabará a un nivel profundo, lo que genera que eso que aprendimos sea difícil de olvidar.

“El aprendizaje kinestésico es el que se obtiene gracias a las sensaciones y movimientos que utiliza el cuerpo para realizar cierta actividad”

Hay otras formas de aprender

Es importante destacar que no todos aprenden de la misma manera. Quizás algunas personas puedan usar la vista o el oído para así captar e internalizar ciertas cosas. Por esa razón, es importante que cada uno se conozca y determine con qué método se le hace más fácil el aprendizaje; así sabrá cuál aplicar de ahora en adelante.

La exploración y la curiosidad son características del aprendizaje kinestésico.

Sin embargo, eso no implica que no usará los demás métodos para aprender, como pueden ser la vista o el oído. Solamente quiere decir que, mediante la kinestesia, puede llegar a absorber la información de manera más rápida y significativa.

Por lo tanto, las preguntas a realizar son: ¿Aprendo mejor moviéndome de un lugar a otro y manejando cosas? ¿Asimilo mejor las cosas al tener un objeto real y no una imagen o que me la describa?

Si hacemos este pequeño autoexamen y la respuesta es ‘sí’, probablemente la mejor manera de aprender es mediante la kinestesia. De hecho, se trata de una de las mejores maneras de aprender para muchas personas: más del 55% de la gente aprende de manera más efectiva por este medio.

Te puede gustar