El aprendizaje por proyectos

Fernando Clementin 11 marzo, 2018
Como todo, la educación avanza hacia nuevos paradigmas. Uno de los métodos en discusión actualmente es el aprendizaje por proyectos, ya utilizado en algunos países. Conoce más sobre esta metodología innovadora.

El aprendizaje por proyectos coloca al propio alumno en el centro del proceso de enseñanza. Según esta metodología, la incorporación de conocimientos es igual de importante que la actitudes y habilidades.

En lugar de una mera transmisión vertical de conocimientos, el aprendizaje por proyectos consiste en la resolución de retos por parte de los alumnos, con sus propios recursos.

Para lograrlo, deberán emplear lo que saben y agregarle cuotas de colaboración, voluntad por aprender e investigar. Si bien parece algo totalmente vanguardista, sus raíces se encuentran en las ideas de:

  • Jean Piaget.
  • John Dewey.
  • Francisco Giner de los Ríos. Este último, junto con Julián Sanz del Río, había introducido la idea de la Institución Libre de Enseñanza (ILE) en el último cuarto del siglo XIX.

Beneficios del aprendizaje por proyectos

Sus adeptos sostienen que se trata de un método con rotundas ventajas para el desarrollo del proceso educativo. Entre ellas, podemos enumerar:

1. El alumno se convierte en parte activa del proceso

En lugar de ser solo un receptor de los saberes explicados por un tercero, es el alumno quien construye su conocimiento a través de su propia experiencia.

No obstante, esto no significa que la figura del tutor sea eliminada totalmente. De hecho, la elaboración de nuevos conocimientos se realiza sobre una base establecida previamente.

Es decir, antes de aventurarse en un proyecto, los jóvenes son instruidos por una persona capacitada, que también los guiará en el resto del procedimiento.

2. Fomenta el trabajo en equipo

Como casi la totalidad de los proyectos planteados son grupales, las relaciones interpersonales son claramente favorecidas por esta metodología.

Por lo tanto, es absolutamente necesario que los alumnos sepan expresar sus ideas y escuchar las de los demás de manera crítica pero receptiva.

Además, favorece la inclusión, combate el bullying y el aislamiento y ayuda a desarrollar estrategias de trabajo grupal. Cuando los resultados son los esperados, los vínculos entre los participantes mejoran considerablemente.

El aprendizaje por proyectos aumenta la motivación y estimula la independencia de los alumnos.

3. Aumenta la motivación por aprender

El docente puede aprovechar las libertades que este método plantea para incentivar a los alumnos a que participen. Se puede dividir un tema en diferentes secciones, de manera tal que cada grupo se dedique a la que más le guste.

Por ejemplo, si se pretende estudiar la economía de un país o una región, cada grupo puede encargarse de una actividad o zona específica.

Lo mismo con otras asignaturas como historia, ciencias naturales o incluso filosofía. Se puede dar un paso más y combinar diferentes materias en un solo proyecto.

Para lograr resolver los retos que los proyectos plantean, los alumnos deberán emplear lo que saben y agregarle cuotas de colaboración, voluntad por aprender e investigar.

4. Favorece la independencia

Muchas instituciones y profesores, además, añaden una obligación más: formar la bibliografía de trabajo. De este modo, los jóvenes se ven obligados a discernir entre la información falsa y la que es útil.

Asimismo, este modelo del aprendizaje por proyectos permite ejercitar la capacidad de interpretar datos y resumirlos. Es importante que el docente supervise el proceso para no caer en errores o información falsa que estropee todo el trabajo.

5. Permite realizar aportes concretos a la comunidad

Si desde el campo de las ciencias sociales se propone un proyecto como establecer un sistema de reciclaje para la ciudad, las ideas que surjan podrían plantearse perfectamente en los órganos de gobierno.

Esto, además, permitiría que los chicos aprendan las vías de participación ciudadana que tienen a su alcance y que incluso se involucren en proyectos políticos. Se construye así una relación mucho más real y fluida entre Estado y comunidad educativa.

Desafíos que supone este método

Uno de los principales cuestionamientos tiene que ver con la necesidad de contar con profesores abiertos y predispuestos a supervisar este método.

No todos están de acuerdo y prefieren el modelo anterior en el que eran ellos quienes guiaban el aprendizaje. Incluso puede haber quienes están a favor de esto pero no encuentran el modo de aplicarlo.

Además, si no se cuenta con un amplio abánico de recursos, puede caerse en la monotonía y, por ende, la desmotivación o frustración. Queda claro, por supuesto, que esto atenta contra el modelo de aprendizaje por proyectos.

En ese sentido, muchas instituciones apelan al Internet como fuente de material y a la producción audiovisual (videos, audios o presentaciones) para la exposición de los resultados obtenidos. Su atractivo es mucho mayor que el de la típica exposición en la pizarra frente a toda la clase.

La integración de varias materias es posible gracias al aprendizaje por proyectos.

Ejemplos de aplicación

El aprendizaje por proyectos ha demostrado su efectividad en instituciones de mucho renombre:

  • En Argentina, en los proyectos ReHand y Eye Mouse, realizados en la Escuela ORT Argentina Sede Belgrano. Se realizaron proyectos para la utilización de hardware y tecnología 3D en la rehabilitación médica.
  • En el Proyecto Roma, cuya finalidad es incluir a las personas con síndrome de Down en el proceso de construcción de aprendizaje. Dio tantos frutos que lo terminaron expandiendo a otras escuelas.
  • En España, en la Universidad Europea de Madrid. La Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño lo aplicó para la presentación de un proyecto integrador que una diferentes materias del curso para los títulos de grado y de grado superior.

Pese a las dificultades en la aplicación, sobre todo en cuanto a recursos y capacitación, el aprendizaje por proyectos se abre paso en el mundo.

Cada vez es más debatido en diferentes países que evalúan su ejecución. Significaría, queda claro, un cambio muy importante con respecto a los esquemas educativos tradicionales.

Te puede gustar