Efectos de la lactancia en los dientes

Dar el pecho aporta múltiples beneficios al bebé y a su madre. Aquí te contamos sobre la influencia de la lactancia en los dientes.
Efectos de la lactancia en los dientes
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 02 julio, 2022

Dar el pecho al bebé es una opción beneficiosa, tanto para la madre como para el niño. Pero, ¿sabes cuáles son los efectos de la lactancia en los dientes?

Puede que hayas escuchado que la leche materna es el alimento perfecto para cada niño y que se transforma según las necesidades del bebé. También, que aumenta las defensas y reduce el riesgo de sufrir asma, infecciones y obesidad.

Por otra parte, puede que ya sepas que la lactancia favorece el vínculo afectivo entre la madre y su hijo o que las mamás que amamantan se recuperan más rápido del puerperio y disminuyen las posibilidades de desarrollar cáncer de ovario y de mama.

Sin embargo, no todos conocen los aportes de la lactancia en el desarrollo de la boca y la salud de los dientes. Sigue leyendo y descubre otro motivo para elegir esta práctica.

La lactancia y la posición de los dientes

La lactancia materna es una práctica que promueve la alineación correcta de los dientes. Los movimientos que el bebé realiza para alimentarse del pecho de su madre favorecen el desarrollo de los maxilares y de los músculos de la boca y la cara.

Cuando un bebé nace, su maxilar inferior está ubicado bastante por detrás respecto del superior. Gracias al esfuerzo que el niño debe efectuar para succionar la leche del pecho de su madre, la mandíbula logra adelantarse.

Cuando los maxilares crecen y encajan de forma armónica, es menos probable que haya problemas de mordida en el futuro, pues, la masticación, la deglución y las demás funciones de la boca, se hacen de manera adecuada. Por su parte, los dientes tienden a ubicarse en el lugar correcto al erupcionar.

“La lactancia materna contribuye a evitar anomalías dentomaxilofaciales y maloclusiones dentales.”

-Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO)-

La lactancia materna ayuda a prevenir problemas de maloclusión, como la mordida abierta, la sobremordida y los dientes desalineados. Con esto, disminuyen las probabilidades de necesitar ortodoncia en el futuro.

Además, amamantar promueve el correcto desarrollo de la musculatura orofacial del bebé. De este modo, las funciones de succión, de deglución y de respiración suceden de manera adecuada, lo que también evita que surjan problemas en la mordida más adelante.

No ocurre lo mismo si el niño se alimenta con biberón, pues, en este caso, la leche llega a la boca del lactante casi sin esfuerzo. A su vez, la forma y la tonicidad de las estructuras óseas y musculares de la boca y la cara pueden resultar alteradas.

bebé-dientes-lactancia
La lactancia contribuye a una buena alineación de los dientes del bebé y evita problemas a futuro.

Lactancia para prevenir las caries en los dientes

La lactancia materna ofrece otro beneficio para los dientes: disminuye el riesgo de sufrir caries. Si bien es cierto que tanto los niños alimentados con el pecho como aquellos que beben la leche del biberón son susceptibles a padecer esta enfermedad bucal, los primeros cuentan con mayor protección.

Las caries de la infancia temprana o “caries del biberón”, son una forma particular de la enfermedad que afecta a los primeros dientes del bebé. Su avance es muy rápido y destructivo, ya que altera las funciones orales y la calidad de vida de los niños en sus primeros años.

Dar al niño el biberón con bebidas azucaradas es la principal causa de este trastorno. Además, cuando el bebé se duerme con la tetina en la boca, el riesgo aumenta.

Debes saber que tanto la leche materna como la artificial contienen azúcares. Si esta sustancia no se elimina de las superficies dentarias con una higiene bucal adecuada, se puede originar la enfermedad. El agregado de endulzantes, jugos de fruta y otras bebidas dulces en los biberones, suponen un problema mayor.

De todos modos, si bien el azúcar de la leche materna puede favorecer la aparición de las caries, en caso de no haber una limpieza oral adecuada, también es un alimento protector. En su composición posee otras sustancias, como la arginina y la urea, que aumentan el pH de la saliva y disminuyen la desmineralización del esmalte.

Además, las inmunoglobulinas que forman parte de la leche materna inhiben el crecimiento bacteriano. Por su parte, los minerales como el calcio y el fósforo, y las proteínas como la caseína, favorecen la remineralización. Por otro lado, durante la toma del pecho, el pezón de la madre se sitúa en la parte más posterior de la boca del bebé, por lo tanto, el contacto de la leche con los dientes es mínimo.

Otros beneficios de la lactancia materna en la boca de los niños

Además de prevenir las malposiciones dentarias y de disminuir el riesgo de caries, la lactancia materna brinda otros beneficios en la boca de los bebés:

  • Aporta nutrientes esenciales: la leche materna otorga todos los nutrientes que los niños necesitan para crecer de manera adecuada. Esto incluye el desarrollo y la mineralización de los dientes que se están formando en el interior del hueso.
  • Favorece el desarrollo del sistema inmunitario del niño.
  • Evita la instalación de hábitos nocivos: tomar el pecho satisface las necesidades orales, alimenticias y afectivas del bebé. Por esto, es menos probable que los niños que toman el pecho se chupen el dedo o usen el chupete y el biberón de manera prolongada. Estos comportamientos de succión predisponen a sufrir problemas en el desarrollo de las estructuras maxilofaciales y en la manera de morder.
Dar el pecho no genera ningún inconveniente en la salud bucodental de la madre, pero es clave mantener los cuidados de higiene habituales.

Los dientes de la madre durante la lactancia

Debes saber que dar el pecho al bebé no afecta a la dentadura de la madre. Por mucho tiempo se popularizó la creencia de que los niños le quitan el calcio a los dientes de su progenitora para formar los propios.

Tanto en el embarazo como durante la lactancia, los pequeños obtienen los minerales que necesitan de la dieta de su mamá y no afectan su salud bucal.

Lo que sí es bastante común entre las mamás es el descuido no intencional del propio cuerpo. La demanda del bebé y el cansancio pueden llevar a que se dejen de lado las rutinas indispensables para mantener la boca saludable.

Una mala alimentación, la higiene oral deficiente y la falta de controles odontológicos pueden causar problemas de salud en la boca, pero no la lactancia. Y esto también repercute en la salud bucal del bebé, pues la presencia de bacterias patógenas en la boca de los padres puede transmitirse a sus hijos.

Cuidar la salud bucodental de la madre durante la lactancia es fundamental para disminuir el riesgo de contagio de gérmenes a la boca del niño.

La lactancia materna siempre es la mejor opción

La lactancia materna beneficia tanto a la madre como a su bebé. Elegir esta práctica tiene muchos efectos positivos que el biberón y la leche de fórmula no logran igualar.

Por eso, se aconseja alimentar al bebé con lactancia materna de manera exclusiva durante los primeros 6 meses. Luego, durante la alimentación complementaria, continuar con el pecho hasta los 2 años o hasta cuando la madre y el bebé lo deseen.

También, es importante dar el pecho de manera directa tanto como sea posible y reducir las tomas de biberón, aunque este contenga leche materna. Pues, como te contamos, los movimientos en la boca no son los mismos.

La influencia positiva de la lactancia en los dientes del bebé es otra razón para optar por esta práctica tan beneficiosa.

Te podría interesar...

Tratamientos dentales durante la lactancia materna: todo lo que debes saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Tratamientos dentales durante la lactancia materna: todo lo que debes saber

Durante la lactancia materna, el temor a acudir al dentista y a recibir tratamientos dentales es muy común. Te contamos lo que debes saber.



  • Victora, C., Bahl, R., Gillespie, S., Haddad, L., McFadden, A., & Mason, F. (2016). Primera Serie 2016 Sobre Lactancia Materna Edición en Español. The Lancet387, 475-504.
  • Brahm, P., & Valdés, V. (2017). Beneficios de la lactancia materna y riesgos de no amamantar. Revista chilena de pediatría88(1), 07-14.
  • Robles-Bermeo, N. L., Lara-Carrillo, E., Herrera-Martínez, E., Bermeo-Escalona, J. R., Santillán-Reyes, A. M., Pontigo-Loyola, A. P., & Medina-Solís, C. E. (2019). Leche humana y su efecto sobre la mineralización del esmalte: revisión de literatura. Pediatría (Asunción)46(3), 209-217.
  • Lalaguna Mallada, P., Jimenez Yuste, C., Iglesias Rubio, C. (2015). Lactancia materna y caries. Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría.
  • Aviles, D. A. R., Rivera, M. K. B., Arreaga, L. D. P. T., & Villavicencio, A. F. M. (2020). Beneficios inmunológicos de la leche materna. Reciamuc4(1), 93-104.
  • Roca, E. C., Llorente, M. C., Vicente, G. S., & Díaz, L. R. (2020). Factores de riesgos en la génesis de la caries dental en edad temprana y efectos de la lactancia materna. Revista Cubana de Estomatología57(2).
  • Torres Minaya, K. K. (2022). Importancia de la lactancia materna en la prevención de los hábitos de succión no nutritiva, revisión de la literatura (Doctoral dissertation, Quito: Universidad Hemisferios 2022).
  • Zini Carbone, C. N. H., Medina, M. D. L. M., Zini Carbone, M. Y. I., & Galiana, A. V. (2021). La importancia de la lactancia materna en odontología.
  • Rosales-Vega, G., del Carmen Roa-González, S., Rodríguez-López, D. M., Pérez-Vega, J., & de Jesu Méndez-Quevedo, T. (2021). Relación de la Lactancia Materna y Maloclusiones. Revista Mexicana de Medicina Forense y Ciencias de la Salud5(S3), 177-180.
  • Herrera, C. G. R. (2022). Lactancia materna, hábitos orales y maloclusiones en niños de 2 a 6 años (Bachelor's thesis, Universidad Nocional de Chimborazo).