Educar para respetar a los mayores

15 julio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga María Matilde
Enseñar respeto a nuestros hijos y educarlos para respetar a los mayores es un importante legado que, como padres, podemos transmitir.

Tanto en el hogar como en la escuela, educar a nuestros hijos y alumnos para respetar a los mayores es de vital importancia. El respeto hacia las personas mayores, en general, y hacia los abuelos, debe enseñarse a los niños desde que son pequeños. Y esto supone alimentar vínculos estrechos y amorosos en los que se fomente el interés por aprender de la experiencia y de las vivencias que han tenido las personas mayores.

La tercera edad y nuestros abuelos

La tercera edad hace referencia al último tramo de vida de las personas, a sus últimas décadas de vida. Se trata de una etapa del ciclo vital en la que ocurren cambios a todos los niveles, tanto físico como cognitivo, emocional y social. Así, las personas mayores entran en una etapa de la vida en la que dejan de trabajar, es decir, se jubilan, con lo cual, disminuyen y cambian sus relaciones sociales.Abuelo leyendo un libro a sus nietos.

Ahora bien, muchas personas mayores son capaces de redefinir su vida y sus relaciones una vez que se han jubilado. Y, con ello, buscan nuevas actividades y hobbies; se dedican más al deporte y sacan todo el provecho posible a su tiempo libre. Sin embargo, hay personas mayores que sufren depresión en su estado de ánimo al encontrarse más solos y no saber cómo ni con quién pasar su tiempo libre.

De todas formas, tanto aquellos mayores que tienen una vida social más activa, como aquellos otros que no, merecen el respeto de las generaciones más jóvenes.

La gran mayoría de las personas de la tercera edad, al igual que los niños, necesitan cariño, cercanía y mucho afecto. Y ese cariño se demuestra con buen trato y con respeto. Respeto por los consejos que los abuelos tienen para dar y respeto por las experiencias que han vivido y quieren compartir.

“El respeto es la consideración con las personas mayores”.

Educar a los hijos para respetar a los mayores y a sus abuelos

No podemos discutir que, en nuestros tiempos, todo va muy de prisa, y que los cambios en todos los niveles de la vida son muy rápidos. Con lo cual, tenemos claro que cada nueva generación es muy distinta a la anterior, y que las costumbres, las creencias y los comportamientos se van modificando muy rápido de una generación a otra.

Sin embargo, esto no está reñido con el respeto que los niños y los jóvenes deben profesar a las personas de generaciones anteriores, independientemente de que la vida cambie rápidamente y de que muchas creencias que antes estaban muy arraigadas ya no tengan validez en nuestra época.

Los niños y los adolescentes deben respetar la opinión y la postura de los mayores, y deben aprender a contextualizarlas con base en los tiempos en los que las personas mayores vivieron.Nieto dándole la mano a su abuelo.

Además, los avances en la tecnología han permitido modificar casi todos los aspectos de la vida actual. Sin embargo, eso no desacredita opiniones y formas de ver y de hacer en la vida de las personas de generaciones pasadas. Es más, muchos de los comportamientos y las ideas de nuestros mayores y abuelos son las que han permitido que las nuevas generaciones vivan y piensen como lo hacen en la actualidad.

Enseñar respeto, un legado importante para nuestros hijos

Educar a las nuevas generaciones para respetar a los mayores es un legado importante que los padres deben dejar a sus hijos, pues supone un beneficio tanto para las generaciones más jóvenes como para las más veteranas. Porque tanto niños como adolescentes tienen mucho por aprender de sus mayores, padres y abuelos, y viceversa.

Y porque, además, a medida que los niños crecen, no solo aprenden a respetar, sino a reconocer la necesidad de sentirse respetados. Y esto es muy importante, pues el respeto entre las personas siempre debe ser recíproco y porque las relaciones basadas en el respeto mejoran la vida todos.