¿A qué edad puede un niño quedarse solo en casa?

Mervis Romero · 3 mayo, 2018
Pueden ser varios los motivos que te obliguen a que, en un determinado momento, dejes solo a tu hijo en casa. Pero ¿cómo de sensato es? Aquí es donde entran en juego un sin número de situaciones reales e imaginables.

Darle a tu hijo la autonomía de dejarlo solo podría suponer para ti mucha angustia. Al final, los riesgos siempre van a existir; lo que puedes hacer es minimizarlos. Pero también es cierto que los hijos van a ir creciendo y ya no necesitarán tanto que estés a su lado a cada instante. Entonces, ¿a qué edad puede un niño quedarse solo en casa?

Hay países en los que la legislación penaliza esa decisión de los padres, según la edad de los niños. Se los obliga por ley a buscar a un adulto que cuide y supervise a los menores.

Es cierto que vivimos en una sociedad que por un lado es independiente y por otro lado sometida; puede también que tu concepto como madre quizás este dominado por algún miedo, justificado o no.

Sin embargo, también es verdad que tus hijos crecerán y no siempre estarán a tu lado. Por eso, descubre en este artículo cómo saber cuál es el mejor momento para dejarlos solos en casa.

La perspectiva correcta

A medida que tu hijo crece, demandará más independencia. Obviamente, hay que prepararlo para ella. La primera vez que ocurra, no será nada fácil y deberás armarte de valor para no crear un cuadro catastrofista de lo que pudiese ocurrir.

Por eso, dejar a tu niño solo en casa puede ser parte de su educación y lo ayudará a asumir mayores responsabilidades.

Claro está, se espera que el momento no llegue sin previo aviso. La preparación jugará un papel determinante en la forma en como tu niño asuma el asunto.

El hecho que el desee mayor independencia no lo libra de los riesgos existentes, así como tampoco coloca sobre ti una obligación inamovible de dejar que pueda un niño quedarse solo en casa.

Los padres deberán determinar si puede un niño quedarse solo en casa según su madurez.

¿Cómo saber el momento? 

Si la decisión está tomada, debes buscar el momento apropiado. Es más, no necesariamente debe haber un motivo, sino que también puedes hacer ensayos por periodos breves que le sirvan de entrenamiento a tu hijo para quedarse solo en casa.

Algunos dicen que entre los 8 y 12 años, ya los niños deben experimentar tu ausencia. Pero ¿cómo saber si están listos para ello?

Prepara a tu niño para estar solo en casa

Cada niño es un mundo y nadie mejor que tú para descifrar cuál sería el momento adecuado. No hay que dejarse guiar por lo que otros padres hagan ni abrumarse con toda situación imaginable.

Si tomas en cuenta las siguientes consideraciones, te será posible ver si tu niño está en la edad adecuada y si tiene la responsabilidad necesaria para afrontar tu ausencia. Para ello, pregúntate:

  • ¿Sabe memorizar la dirección de su hogar y tus números telefónicos?
  • ¿Cumple con sus responsabilidades en el hogar?
  • ¿Sabe qué hacer y responder cuando alguien llama a la puerta o por teléfono?
  • ¿Se ha mostrado cauteloso con personas que no conoce se da a confiar?
  • ¿Sabe a quién acudir cerca de su hogar en caso de ocurrir algo?
  • ¿Está al tanto de dónde está y utilizar el botiquín de primeros auxilios?

Estas interrogantes te permitirán decidir si ya ha alcanzado la madurez necesaria como para saber si puede un niño quedarse solo en casa por un tiempo.

“La respuesta a si puede o no un niño quedarse solo en casa, dependerá de cada caso en particular y las circunstancias de cada familia”

¿Y si ocurre una urgencia?

No debes pasar por alto que esto también puede ocurrir. Pero si trabajas con antelación, tu niño tendrá mayores posibilidades de enfrentarse a ellas con éxito.

Claro está, tampoco podrás manejar toda situación imaginable, pero en tus conversaciones diarias con él puedes simular situaciones y ver su reacción y preguntarle qué haría en cada caso, sin abrumarlo.

¿A qué edad puede un niño quedarse solo en casa?

Una decisión con el motivo correcto

Los motivos por los que tu hijo se quede solo en casa deben ser auténticos. Si bien es cierto que la preparación es necesaria, tu responsabilidad para con tu niño no dejará lugar para mayores improvisaciones, ya que podrías distorsionar su formación.

Recuerda que la edad por sí sola no es una orientación suficiente para saber cuándo tu niño puede quedarse solo en casa. Siempre habrá otros factores a tomar en cuenta, como el temperamento o carácter de tu niño.

Lo más aconsejable siempre será conversar abiertamente con él y explicarle cómo actuar ante determinadas situaciones sobre la inseguridad.

Asimismo, también servirá hablar sobre la importancia de asumir una cultura de prevención o prudencia, no para preocuparle, sino para alertarle. Eso le permitirá madurar y asumir de a poco compromisos en la vida que le sirvan para adquirir su independencia de manera progresiva y responsable.

Así que, la respuesta a si puede o no un niño quedarse solo en casa dependerá de cada caso en particular y las circunstancias de cada familia. Serán los padres los responsables de determinarlo en todas las situaciones.