Dolor de cuello en niños

Los adultos estamos acostumbrados a sentir dolores cervicales. En los niños, sin embargo, no es tan común. Si a tu hijo le duele el cuello, es importante la consulta a un profesional de la salud.
Dolor de cuello en niños
Maria Elisa Lisotti Luppi

Escrito y verificado por la fisioterapeuta Maria Elisa Lisotti Luppi el 25 junio, 2021.

Última actualización: 25 junio, 2021

La fisioterapia infantil ofrece tratamientos altamente efectivos para disminuir el dolor de cuello en niños, además de mejorar la movilidad cervical del pequeño. Si bien no son frecuentes, a veces ocurren secundarios a alguna lesión. Las causas más comunes son las contracturas o los traumatismos.

Los primeros años de vida los niños exploran el mundo de una forma muy activa. Asimismo, tienen poco registro de los riesgos, lo que predispone a mayor riesgo de caídas o golpes en la niñez.

En la vida adulta estamos acostumbrados a sentir molestias o dolores cervicales. Sin embargo, si le sucede a un niño, debemos prestar atención y ocuparnos de ello.

Le duele el cuello, ¿qué hago?

Niña con dolor de cuello.

Si a tu hijo le duele el cuello, lo primero que debes hacer es consultar con su pediatra. Si bien el dolor es un síntoma muy variable. Puede ser leve, moderado o llegar hasta niveles intolerables. Los niños no siempre saben identificar o describir cómo es el dolor, por lo que la consulta con el profesional es importante para descartar posibles enfermedades.

La fisioterapia infantil brinda tratamientos conservadores para el dolor de cuello en niños. Cuando se trata de contracturas, traumatismos o dolores aislados, es la terapéutica por elección. A través de suaves manipulaciones manuales, masoterapia, ejercicios de flexibilidad y fortalecimiento, entre otros, se contribuye a disminuir el dolor cervical.

Prevenir dolores

Más allá de que los dolores pueden ser consecuencia de múltiples causas, hay medidas que se pueden tomar para prevenirlos. Una de ellas es ofrecer a los niños espacios de juego seguros, así como acompañarlos en sus actividades de la vida diaria, enseñándoles medidas de seguridad para evitar golpes o caídas.

Además, es recomendable promover la actividad física recreativa como un hábito más de la vida cotidiana. Esto les brinda mayor conocimiento de su cuerpo, les ayuda a responder con más agilidad ante una caída, favorece su desarrollo y evita el sedentarismo. La inactividad predispone a la debilidad muscular, muchas veces causante de dolor de cuello.

Asimismo, hay que tener siempre presente que la alimentación sana y la higiene postural son parte de los ejes principales para promover la salud. Deben considerarse primordiales en las etapas de desarrollo del niño.

Diferentes dolores

El dolor es un síntoma que tienen en común la gran mayoría de las enfermedades traumatológicas en todas las edades. Cuanto más pequeño es el niño, mayor dificultad tendrá para describir cómo percibe el dolor. En la medida en la que aprende a hablar y conozca mejor su cuerpo, será capaz de identificar la localización y características de su sensación.

Por lo tanto, el examen médico es fundamental para determinar si se trata de un simple dolor pasajero por un golpe leve o alguna mala postura. O, de lo contrario, si el niño presenta síntomas asociados que requieren atención profesional y un tratamiento específico. A continuación, detallamos las causas más comunes de dolor de cuello.

Contractura

La contractura muscular es una contracción sostenida e involuntaria de algunas de las fibras musculares o de todo un músculo. Es una afección muy común en los adultos y menos frecuente en adolescentes. En los niños es raro que suceda debido a la gran flexibilidad de los tejidos de los, en general. Sin embargo, suelen aparecer con los dolores del crecimiento.

También pueden darse contracturas musculares durante un esfuerzo o después de él. En algunos casos se asocian a otras lesiones. Algunas veces suceden por malas posturas sostenidas durante largos períodos de tiempo. También por estados emocionales de tensión o estrés. Todo esto, como hemos dicho antes, es más frecuente en el adulto que en el niño.

Traumatismo

Niño en fisioterapia infantil con dolor de cuello.

Se le llama traumatismo a una lesión interna o externa causada por una agresión externa al organismo, como es el caso de los golpes o accidentes, por ejemplo. Los traumatismos pueden ser leves, localizados en una única zona del cuerpo, o graves, implicando varias lesiones en en organismo. En niños son muy frecuentes los traumatismos leves.

Hernia de disco

Los discos intervertebrales son similares a unas almohadillas circulares, ubicados entre las vértebras. Entre sus principales funciones, amortiguan y ayudan a mantener las vértebras en su lugar. Una hernia de disco es una ruptura de uno de esos discos. Lo que implica que su núcleo, similar a una gelatina, pierda su forma e irrite las estructuras a su alrededor.

En definitiva, podemos decir que el dolor es un síntoma muy amplio. Dependiendo de la causa que lo genere, será el pronóstico de la recuperación del pequeño. Por lo tanto, la fisioterapia para el dolor de cuello en niños es la primera opción de tratamiento. Son pocos los casos en los que es necesario complementar con algún analgésico. Es importante recordar a los padres que eviten medicar a su hijo sin la indicación médica previa.

Te podría interesar...
Fisioterapia infantil para prevenir problemas posturales
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Fisioterapia infantil para prevenir problemas posturales

La fisioterapia infantil incluye un abordaje multidisciplinario, incluidos padres y educadores, para prevenir problemas posturales.