Cómo el yoga ayuda a reducir el estrés en los niños

Los niveles de estrés en los niños están aumentando de manera preocupante. Pero cada vez más estamentos sociales toman conciencia del problema que esto supone y aplican medidas. La práctica del yoga en la infancia es una de ellas. 
Cómo el yoga ayuda a reducir el estrés en los niños
Eva Maria Rodriguez Diego

Escrito y verificado por la instructora fitness y yoga Eva Maria Rodriguez Diego el 17 enero, 2021.

Última actualización: 17 enero, 2021

El estrés infantil puede estar presente en cualquier entorno que requiera que el niño se adapte o cambie. Los signos de estrés en los niños suelen manifestarse como cambios físicos o de comportamiento.

Es importante que los padres reconozcan los signos del estrés infantil y busquen las posibles causas. Del mismo modo, es necesario que tomen las medidas adecuadas para ayudar a su hijo a reducir sus niveles de estrés y ansiedad. La práctica del yoga es una de ellas.

Estrés en la infancia

El estrés puede ser una respuesta a un cambio negativo en la vida de un niño. Aunque en pequeñas cantidades el estrés puede ser bueno, si este es excesivo, puede afectar la forma en la que él se siente, actúa o piensa.

Niños practicando yoga para reducir el estrés.

Uno de los problemas que hay a la hora de comprender el estrés en los niños es que los adultos no lo entendemos, ya que muchos eventos agobiante que podemos manejar con relativa facilidad son capaces de causar estrés en un niño. Como resultado de esto, incluso pequeños cambios que a primera vista carecen de importancia para nosotros pueden afectar los sentimientos de seguridad y protección de los pequeños.

Aunque no siempre es fácil reconocer el estrés en los niños, podemos encontrar pistas cuando se producen cambios de comportamiento a corto plazo, como cambios de humor, mal comportamiento, cambios en los patrones de sueño o enuresis.

Además, en algunos menores el estrés también tiene efectos físicos, como dolores de estómago y de cabeza. Los problemas para concentrarse, un bajo rendimiento escolar repentino, volverse retraído o pasar mucho tiempo solo por decisión propia son otros signos de que el niño puede estar sufriendo estrés y ansiedad.

Otras señales que pueden denotar estrés infantil son la adquisición de nuevos hábitos obsesivos, como chuparse el dedo, hurgarse la nariz, jugar con el pelo, mentir, desafiar a los mayor o intimidad a niños más pequeños.

Yoga para reducir el estrés en los niños

Uno de los grandes beneficios del yoga es su capacidad hacer que quienes lo practiquen tengan mayor predisposición para lidiar con el estrés. Esto funciona a todas las edades, por tanto, también con los niños. La diferencia es que con los menores la práctica se adapta a ellos para hacerla más interesante.

El problema es que muchos padres creen que sus hijos no serán capaces de completar una sesión debido a la naturaleza de la práctica del yoga. Sin embargo, esto no tiene ningún fundamento. Incluso los niños más activos y más negativos pueden encontrar interesante la práctica de esta disciplina.

La clave para introducir el yoga en los niños es hacerlo de manera gradual y a partir de ejercicios y actividades adaptadas para ellos. A través de ejercicios, cuentos y canciones, los más pequeños son capaces de adentrarse en la práctica del yoga y descubrir sus fundamentos más elementales y disfrutarlos.

Uno de los elementos más importantes por los que el yoga tiene éxito a todas las edades se debe a la concentración en la respiración. Tener la oportunidad de respirar lenta y profundamente envía al cerebro una señal de calma. Pronto los niños aprenden a valorar este estado y se dejan llevar en la sesión.

Cabe destacar que varios estudios avalan los beneficios de la práctica del yoga en la infancia, incluso en la propia escuela. Por ejemplo, un estudio de 2018 publicado en el Psychology Research and Behavior Management asegura que participar en actividades de yoga y atención plena en la escuela ayuda a los estudiantes que muestran ansiedad a mejorar su bienestar y salud emocional0.

Niño haciendo una postura de yoga como parte de su meditación.

En lo que al estrés infantil se refiere…

Si el estrés tóxico no se controla en los niños, sus consecuencias negativas pueden convertirse en un problema de por vida. Un niño que está experimentando altos niveles de estrés  sufrirá física, mental, emocional, social y académicamente. El yoga ofrece una solución sencilla al problema del estrés en los más pequeños. Probablemente no sea suficiente, pero ayudará a mejorar el asunto.

Una práctica de yoga que incluya técnicas de respiración, pautas de comportamiento y posturas físicas puede ser de gran valor para los niños, especialmente para aquellos que se enfrentan desafíos o conflictos emocionales, sociales y físicos.

Además de mejorar muchas cualidades físicas, como el equilibrio y la concentración, el yoga los ayudará concentrarse y enfocarse, a mejorar su autoconfianza y autoestima y a fortalecer su conexión cuerpo-mente.

It might interest you...
Yoga en el aula: claves y beneficios
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Yoga en el aula: claves y beneficios

El yoga tiene muchos beneficios para la salud física y mental en niños y adultos. A continuación, vemos los beneficios del yoga en el aula.