Diferencias entre madre soltera y familia monoparental

10 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
La familia tradicional está compuesta por los padres y los hijos. Pero hay otro tipo de familias. Es el caso de la madre soltera y de la familia monoparental. ¿En qué se diferencian?

Es muy común que las personas confundan ser madre soltera con ser una familia monoparental. Pero no es lo mismo, y esta confusión puede generar muchos malentendidos.

Según la ley, la madre soltera es una mujer que tiene hijos y nunca se ha casado, pero no necesariamente es una familia monoparental. En cambio, una familia monoparental puede estar compuesta por una madre o padre solteros, separados, divorciados o viudos.

Se trata de dos condiciones diferentes. Una tiene que ver con el estado civil de una persona y la otra con el tipo de familia que ha formado. Pero las cosas no siempre son tan claras, incluso a nivel legal. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor las diferencias entre madre soltera y familia monoparental.

Estado civil y tipo de familia

El estado civil de una persona es un aspecto legal que está regulado por le ministerio de justicia. Con ello, una persona es soltera cuando no ha tenido un vínculo matrimonial; casada cuando tiene un vínculo matrimonial; divorciada (o separada) cuando el vínculo matrimonial se ha disuelto o viuda cuando su cónyuge ha fallecido.Diferencias entre madre soltera y familia monoparental.

Independientemente del estado civil, está la realidad de las familias que conviven diariamente. Existen diferentes tipos de familias, según su composición. La familia tradicional, o nuclear, es aquella formada por dos progenitores y uno o dos hijos.

La familia monoparental es la que está formada por un progenitor y uno o más hijos. Finalmente, está la familia numerosa que, generalmente, está formada por dos progenitores con tres o más hijos.

¿Qué dice la ley?

La ley en España es un tanto ambigua en cuanto a familia monoparental se refiere. Literalmente, una familia monoparental es aquella en la que un menor está reconocido legalmente solo por uno de sus progenitores.

En este tipo de familia, el menor tiene los apellidos de un solo progenitor y este figura en el libro de familia como el único progenitor. Se trata, principalmente, de casos de maternidad por inseminación o de adopción en solitario.

Según esta definición, los padres separados o divorciados que tienen enteramente a su cargo el cuidado de un hijo no son consideradas familias monoparentales. Tampoco lo serían los padres viudos.

Sin embargo, en la práctica, las cosas no son tan simples. De hecho, algunas comunidades han ampliado el concepto y han cambiado los requisitos para que una familia sea considerada monoparental y pueda beneficiarse de las ventajas a las que tienen derecho.

Madre soltera y familia monoparental

Para evidenciar los distintos casos legales que pueden darse, examinemos cuatro tipos de situaciones. Una mujer puede ser soltera, porque nunca se ha casado, pero convivir con su pareja, con la que tiene hijos en común. En este caso, sería considerada madre soltera pero no familia monoparental, puesto que comparte su vida y el cuidado de sus hijos con una pareja.

El segundo caso es el de una mujer que se casa y después se divorcia, tiene los hijos a su cargo y su custodia exclusiva. Esta mujer no es considerada madre soltera, sino divorciada, y sí puede ser considerada familia monoparental. Esta consideración de la madre es debido a que no vive en pareja. Aunque, en teoría, existe un progenitor que asume las responsabilidades correspondientes en relación con los hijos en común.Diferencias entre madre soltera y familia monoparental.

Dentro de este tipo de situación existe una gran cantidad de variantes, como un padre que no cumpla con el pago de las pensiones o no esté presente en el cuidado de sus hijos.

Una tercera situación es la de una mujer que se casa y su marido fallece. No es madre soltera, ya que es viuda, y no siempre es considerada familia monoparental porque recibe la pensión de viudedad, que representa una ayuda económica. Esto dependerá de la comunidad autónoma en la que viva y de otros factores.

La última situación es la de una mujer que no se casa y tiene uno o varios hijos que no son reconocidos por ningún padre en el registro civil. Esta circunstancia puede darse en una adopción o una inseminación, pero también existen muchos casos en los que el padre simplemente no ha querido hacerlo. A esta mujer se la considera madre soltera y familia monoparental.