Dieta para la endometriosis

Descubre, a continuación, cómo puede ayudarte la dieta si te han diagnosticado endometriosis.
Dieta para la endometriosis
Silvia Zaragoza

Escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza el 13 Noviembre, 2020.

Última actualización: 13 Noviembre, 2020

¿Has oído hablar de la endometriosis? Es un trastorno inflamatorio  y crónico caracterizado por la implantación de tejido endometrial fuera del útero. Además, es dependiente de estrógenos y afecta al 10-20 % de las mujeres.

Se ha visto que los síntomas pueden reducirse mediante una dieta para la endometriosis, cuyos detalles te los explicamos a continuación. Es uno de los pilares junto a los fármacos y la cirugía del manejo clínico de esta situación.

Se manifiesta mediante dolor pélvico, dismenorrea e infertilidad, aunque aproximadamente el 15-30 % suelen ser asintomáticas. Además, el tejido puede migrar hasta los ovarios y generar quistes, más conocidos como endometriomas.

Por último, se diagnostica mediante los síntomas junto a una ecografía, un examen pélvico o una resonancia abdominopélvica, ya que puede confundirse con otras patologías como el Crohn o el síndrome del intestino irritable. Dicho esto, ¿quieres saber qué comer para mejorar tu calidad de vida? Permanece atenta a las siguientes líneas.

Mujer con dolor porque sufre endometriosis.

Dieta para la endometriosis

Alimentos desaconsejados en la dieta para la endometriosis

Al ser una patología asociada a niveles altos de estrógenos, la alimentación está enfocada a reducirlos, así como para mejorar la inflamación. En este caso, nos referimos a la respuesta del cuerpo frente al dolor y la alteración hormonal. Como consecuencia, se produce una liberación de histamina, que genera una agravación de los síntomas.

Por eso, es importante evitar consumir los alimentos bloqueadores de la enzima que metaboliza la histamina. También los que la contienen en grandes cantidades. Estos son las bebidas alcohólicas, el café, el té, la clara de huevo, las conservas de pescado, los lácteos de vaca, los alimentos fermentados y los encurtidos.

Sin embargo, cabría valorar la tolerancia a las frutas ácidas, puesto que la vitamina C es protectora. De entre las verduras a evitar se encuentran las espinacas, la calabaza, el tomate y la berenjena.

En algunos casos, reducir o evitar el gluten en la dieta resulta beneficioso, aunque todavía no hay demasiada evidencia al respecto, ya que podría confundirse con una celiaquía o sensibilidad al gluten no celiaca.

También se ha visto que la ingesta de grasas saturadas y trans procedentes de la carne roja, los embutidos y la bollería aumentan el riesgo de presentar endometriosis. Incluso, se desaconseja consumir cereales refinados y azúcares añadidos.

Alimentos recomendables para la endometriosis

Por el contrario, el pescado azul (salmón, sardinas, caballa y el atún), las semillas y los frutos secos son claves para reducir el dolor por su contenido en omega-3. Las frutas, verduras y hortalizas también son beneficiosas, ya que contienen sustancias antioxidantes. Por esta razón, cuanto más color tenga tu plato, mejor, puesto que te aportará gran variedad de las sustancias mencionadas.

Entre los alimentos que favorecen la eliminación de estrógenos se encuentran toda la familia de col y crucíferas (col, coliflor, brócoli, repollo, coles de Bruselas, etc). Ocurre lo mismo con los frutos rojos como las fresas, las frambuesas, los arándanos y las moras.

Respecto a los cereales, es preferible que sean integrales e incluir legumbres por lo menos 2-3 veces a la semana. Llegados a este punto, conviene matizar que puedes consumir soja en grano y su bebida, ya que las isoflavonas regulan los receptores de estrógenos. Además, no están fermentados.

Incluso, se recomienda condimentar los platos con hierbas y especias aromáticas, especialmente con cúrcuma, jengibre y romero. Estas especias no solo le dan sabor, sino que contribuyen a que el dolor sea menor, ya que contienen propiedades antiinflamatorias. También puedes usar aceite de oliva virgen extra.

Alimentos recomendados en la dieta para la endometriosis.

Sobre la dieta para la endometriosis

En resumen, se trata de seguir una dieta basada en alimentos de origen vegetal y con la presencia de pescado y legumbres. Es el equivalente a la dieta mediterránea, ya que posee capacidad antiinflamatoria y antioxidante, lo que contribuye a reducir el dolor.

Asimismo, es fundamental que contenga grasas de calidad con predominio de las omega-3 y en la cantidad suficiente. Estas se encargan de regular los niveles de hormonas reguladoras del ciclo menstrual y que afectan a la endometriosis.

Por último, existen pautas específicas para mejorar los problemas de fertilidad. Estas pautas consisten en potenciar la ingesta de ácido fólico presente en las verduras de hoja verde y la vitamina D, entre otros nutrientes. Así pues, te animamos también a que acudas a un profesional sanitario especializado, como el ginecólogo y una dietista-nutricionista. Incluso, puedes ir a un psicólogo para ayudarte a lidiar con el estrés, que actúa como un agravante.  

Te podría interesar...
¿Qué es la endometriosis?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es uno de los padecimientos que puede presentar el endometrio: el tejido que cubre la parte interna del útero.



  • Falcone, T; Flyckt, R (2018) Clinical Management of endometriosis. Obstet Gynecol, 131(3): 557-71.
  • Ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad. Guía de atención a las mujeres con endometriosis en el Sistema Nacional de Salud (SNS). https://www.mscbs.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/ENDOMETRIOSIS.pdf
  • Vennberg Karlsson, J; Patel, H; Premberg, A (2020) Experiences of health after dietary changes in endometriosis: a qualitative interview study.  BMJ Open, 10(2).
  • Jurkiewicz-Przondziono, J; Lemm, M; Kwiatkowska-Pamuła, A; Ziółko, E; Wójtowicz, M K (2017) Influence of diet on the risk of developing endometriosis. Ginekol Pol, 88(2): 96-102.
  • Marziali, M; Capozzolo, T (2015) Role of Gluten-Free Diet in the Management of Chronic Pelvic Pain of Deep Infiltranting Endometriosis. J Minim Invasive Gynecol, 22(S6): 51-2.
  • Yamamoto, A; Harris, H R; Vitonis, A F; Chavarro, J E; Missmer, S A (2018) A prospective cohort study of meat and fish consumption and endometriosis risk. Am J Obtet Gynecol, 219(2): 178.
  • Missmer, S A; Chavarro, J E; Malspeis, S; Bertone-Johnson, E R; Hornstein, M D; Spiegelmanet, D et al (2010) A prospective study of dietary fat consumption and endometriosis risk. Hum Reprod, 25(6): 1528-35.

Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Ramon Llull en 2013. Especializada en Nutrición Clínica a través del Máster en Nutrición y Metabolismo de la Universidad Rovira y Virgili en 2014. En 2017, realizó el curso de Nutrición Clínica y Deportiva Vegetariana por ICNS y en 2018 el curso de Actualización en el manejo clínico nutricional de patologías digestivas por la Clínica Cinusa. Desde 2015, trabaja pasando consulta en HM Delfos y en los Consultorios Médicos Ausias Marc. Dispone de experiencia en el abordaje nutricional de alergias e intolerancias y patologías digestivas. En 2016 participó en el programa de Alimento y Salud de RNE5 y en junio de 2018 colaboró con la revista Elle. Desde abril de 2019 imparte cursos de formación a través de Bureau Veritas.