Decálogo para ayudar a tu hijo a tomar decisiones

Conoce la importancia de ayudar a tu hijo a tomar decisiones. Debe hacerse de forma gradual y rodeado de comprensión y apoyo siempre.
Decálogo para ayudar a tu hijo a tomar decisiones

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 06 Diciembre, 2020

Última actualización: 06 Diciembre, 2020

Seguro que a menudo te preguntas dónde está el límite entre la sobreprotección y permitir que tus hijos exploren el mundo con seguridad. Tranquilo, no eres el único, porque educar a un niño es mucho más complicado de lo que parece y, conforme van creciendo, las cosas se pueden poner interesantes. Ayudar a tu hijo a tomar decisiones es imprescindible, puesto que de ello depende la forma en la que se enfrente al mundo en un futuro.

Cuando nacen tus hijos, tú adquieres la responsabilidad de decidir absolutamente todo por ellos, pero a medida que se hacen mayores, hay que ir soltando según su edad e invitarlos a que sean ellos los que decidan. Por este motivo, te vamos a dar algunos consejos fáciles y muy concretos para ayudar a tus hijos en esta labor.

¿Por qué es importante aprender a tomar decisiones?

Tomar decisiones es una necesidad básica. A lo largo de la vida, se presentan constantemente situaciones que te obligan a elegir entre una cosa y otra, lo que implica tener que rechazar alguna de las opciones. Si no adquieres práctica, puede dar mucho vértigo.

Para decidir, te basas en las vivencias previas que has tenido acerca de un hecho parecido o de lo que le ha pasado a alguien que conoces. Así pues, en el caso de los niños, se vuelve algo complicado si tomamos en cuenta que ellos no tienen con qué comparar, puesto que aún no han adquirido demasiada experiencia. De ahí la importancia de enseñarles.

Esta es una de las tareas más delicadas que, como padres, adquirimos. Requiere de un gran esfuerzo y perseverancia, además de grandes dosis de paciencia, puesto que, a medida que los niños crecen, también lo hacen sus responsabilidades y, con ello, la necesidad de tomar decisiones.

10 maneras de ayudar a tu hijo a tomar decisiones

  1. Dale responsabilidades. Ten en cuenta su edad madurativa y, en función de ella, dale tareas para hacer en casa. Al asumir una responsabilidad, tendrá que enfrentarse a ciertas dificultades y, con ello, a buscar soluciones para decidir cómo resolver el problema.
  2. Cuidado con la sobreprotección. Sabemos que quieres evitarle consecuencias negativas, pero al decidir por él, lo estás privando de que aprenda del error. Se trata de que estés a su lado para consolarlo si lo necesita y que lo orientes si te lo pide, pero brindándole la oportunidad de que se las arregle solo.
  3. Guíalo a la hora de establecer prioridades. Si tu hijo tiene varias alternativas entre las que decidir, anímalo a que vea esto como un reto en el cual poner atención. Dale tu opinión y consejo para que tenga en cuenta cuáles son sus prioridades y las opciones que mejor le encajan con sus intereses. Finalmente, deja que decida para fomentar la autonomía e independencia.
  4. Pequeñas dosis de libertad. A medida que los niños van creciendo, su toma de decisiones aumenta progresivamente.
  5. Una lista de pros y contras. Si ves que le está costando demasiado tomar una decisión, puedes sugerirle que haga una lista con los puntos positivos y negativos de cada opción. Esto le dará una perspectiva más concreta.

Así puedes ayudar a tu hijo a tomar decisiones

  1. Las emociones hablan. Enséñale a conectar con sus emociones. El miedo es normal cuando se hace algo nuevo, pero puede estarle impidiendo que se atreva a hacer algo que le gusta. Mientras que el exceso de entusiasmo puede hacer que no tome en cuenta riesgos reales.
  2. Que cumpla con su decisión. Una vez que haya elegido una opción, debes insistirle en que la lleve a cabo. Solo así podrá realmente sopesar las consecuencias de lo que ha decidido.
  3. El valor de equivocarse. El error es una forma de aprendizaje y le va a dar ese parámetro con el que valorar situaciones similares en un futuro. No le castigues ni le reproches si ha tomado una mala decisión, de lo contrario, puede desarrollar miedo a equivocarse y, con esto, la toma de decisiones será un mundo.
  4. Empieza lo antes posible. Desde muy pequeños, los niños pueden ir aprendiendo a decidir. Primero entre el color del cochecito con el que van a jugar y después con retos mayores. Nunca es pronto para empezar.
  5. Enséñale a que no hay malas decisiones. Es muy importante que siempre te muestres de su lado. Incluso al elegir una opción que no haya funcionado tan bien, siempre será una oportunidad para aprender y hacerlo mejor.

Esperamos haberte brindado información valiosa para ayudar a tu hijo a tomar decisiones. Recuerda que lo más importante es mostrarle su apoyo y enseñarle a aceptar el fracaso como parte del aprendizaje.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿En qué consiste la educación incidental?

En este artículo se habla sobre las características de la educación incidental y sobre la importancia de integrarla en contextos escolares.


Licenciada en Ciencias de Comunicación por la Universidad Intercontinental. En 1996, Mónica Heras hizo prácticas en producción de televisión en Televisa y posteriormente trabajó como redactora en la revista QUO. Desde 2005 hasta 2014, fue coordinadora y redactora de las secciones de moda en las revistas Cuore e InTouch, para en 2019 volver a formar parte del equipo de la web de Cuore. Escritora colaboradora en Wallkie; copywriter en Señor Gordo y redactora online de la revista de decoración El Mueble. También se ha encargado del contenido y las redes sociales en Lorda Events. Entre sus intereses están la moda, el cine, la educación, los viajes, la nutrición y la belleza.