Las 4 crisis madurativas que pasan los niños y agobian a los padres

Los niños, a lo largo de la infancia y hasta la adolescencia, pasan por unas crisis madurativas que son necesarias. Te aconsejamos a sobrellevarlas mejor.
Las 4 crisis madurativas que pasan los niños y agobian a los padres
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 13 abril, 2022

Todos los padres tememos la llegada a la adolescencia de nuestros hijos, puesto que no paramos de oír que es una etapa de rebeldía, que se vuelven respondones y que sus emociones son como una montaña rusa. Pero antes de llegar a la adolescencia ya habréis pasado por otras crisis madurativas por las que pasan los niños y que no tienen nada que envidiar a la de los adolescentes.

¡Calma! Al fin y al cabo, todos pasamos por ellas y acabamos superándolas, así que, que no cunda el pánico. Para llevar mejor estas etapas, te contamos cuáles son y qué podemos hacer en cada una de ellas. Atentos, que comenzamos.

1. La primera: desde el nacimiento hasta los 15 o 18 meses

Quizás nunca hubieras esperado que la primera de las crisis madurativas por las que pasan los niños empezara ya desde el nacimiento, pero así es. Si se medita bien, la dependencia de la madre en esta etapa de la vida es total. Además, como bien explica el especialista Álvaro Escudero del Servicio de Salud Mental de Getafe, también es un momento en el cual la autonomía del pequeño se va desarrollando gracias a dos hechos fundamentales: la aparición del lenguaje y la deambulación. 

Cuando ya puede pedir las cosas y comienza a mostrarse exploratorio, hay que incentivar esta iniciativa. Recuerda que el objetivo es fomentar su curiosidad, su conocimiento y evitar posibles temores irracionales y miedos futuros.

2. Crisis madurativas por las que pasan los niños: los terribles 2 años

Esta crisis es la primera en aparecer; empiezan las rabietas, los gritos, la desobediencia… ¿Por qué se caracteriza?

Características de la crisis de los 2 años

  • Empiezan a no querer que vayan sus papás detrás de ellos; buscan su independencia.
  • Aparecen las rabietas para indicarnos qué quieren y qué no.
  • Se quejan y protestan constantemente.
  • Comienzan a ser muy cabezotas y tienen que salirse siempre con la suya.
  • Aparece el “no” como su respuesta favorita a todas nuestras sugerencias.
  • Se vuelven muy desobedientes.
    Niña pasando por una de las crisis madurativas: los terribles dos años.

¿Qué hacemos los padres de niños de 2 años?

    • Tener mucha paciencia y empatía.
    • Establecer límites y normas de manera respetuosa, pero han de ser firmes.
    • Establecer unos hábitos y rutinas para aportarles seguridad.
    • Desarrollar nuestra inteligencia emocional.

3. Crisis madurativas por las que pasan los niños: los 7 años

La siguiente crisis puede aparecer a los 6, 7 u 8 años, depende de cada niño. Están construyendo su identidad y personalidad, así que es necesario que surjan estas crisis para su crecimiento personal.

Características de la crisis de los 7 años

  • Mal humor sin saber el motivo.
  • Se quejan de que nadie los quiere y que las cosas son injustas.
  • Se enfadan y lloran con facilidad.
  • Son testarudos, rebeldes y dominantes.
  • Se vuelven más pensativos y serios.
  • Con frecuencia, inventan excusas.

Consejos para padres de niños de 7 años

  • Ser pacientes y mantener siempre la calma.
  • Escuchar, atender, empatizar y educar en las emociones a los niños.
  • Ser coherentes con las normas.
  • Las normas y límites tienen que estar adaptadas a su edad.
  • Seguir manteniendo sus rutinas y hábitos.

4. Crisis de la pubertad

Sí, como estáis leyendo, va antes de la gran crisis de la adolescencia. La crisis de la pubertad suele aparecer entre los 9 y los 12 años. Cada vez los niños son menos niños, pero tampoco son adultos. Es un momento de transformación emocional y física.

Características de la crisis de la pubertad

  • Imagen corporal muy importante para ellos. Comienzan a surgir los primeros complejos.
  • Oscilación en sus emociones.
  • Menos enfados, pero cuando los hay son mucho más intensos.
  • Ya aparecen los signos de autonomía.
  • Cambio hormonal: cambios en su estado de ánimo.

Consejos para padres de niños en la pubertad

  • Establecer normas y límites adaptados a su edad y negociados con ellos.
  • El diálogo pasa a ser una herramienta fundamental.
  • Mucha comprensión, paciencia y amor incondicional.
  • Mantener las rutinas y hábitos.
  • Evitar sermonear.

5. Crisis de la adolescencia

Ya, por fin, hemos llegado a la temida crisis de la adolescencia. Suele aparecer en torno a los 14 y 16 años, a veces, incluso, puede ser que coincidan la de la pubertad con la de la adolescencia.

En este momento, los niños están pasando una fase crucial en su desarrollo, y es ahora cuando se sentarán las bases de los adultos en los que se van a convertir. Por ello, la Directora médica del Centro Médico San Ramón (Barcelona), L.S. Eddy Ives, manifiesta en su artículo que aquí es donde ellos buscan su personalidad y el lugar en el que mejor encajar. De esta forma, el grupo de amigos se convierte en el contexto natural donde depositar su confianza, sus deseos y sus ideales.

Cambios físicos de la pubertad, una de las crisis madurativas de los niños.

Características de la crisis de la adolescencia

  • Aparece el temor a hacer el ridículo y que se rían de ellos.
  • Para ellos es muy importante su imagen y lo que los demás piensen de ellos.
  • Necesitan intimidad, momentos a solas y conocerse mejor.
  • Pueden aparecer conductas negativas, como fumar.
  • Su carácter es más reflexivo.

Consejos para padres de hijos adolescentes

  • Las normas y límites siguen siendo una de las cosas más importantes.
  • Evita los castigos duraderos.
  • Escucha a tu hijo y habla con él.
  • La comunicación se convertirá en tu mejor arma para hacer frente a esta crisis.
  • Respeta siempre su intimidad.
  • Olvídate de sermonear; esto hará que se aleje de ti.

Sobre las crisis madurativas que pasan los niños

Estas son las crisis madurativas que atravesará tu hijo desde la infancia hasta la adolescencia. Eso sí, ten en cuenta que cada pequeño es un mundo y, por eso, algunos pueden atravesarlas a distintas edades, así que no te preocupes en exceso.

En cualquier caso, no cabe duda de que son necesarias para el desarrollo de su personalidad, por lo que debemos ser pacientes, respetar sus ritmos y escucharlos siempre. Puedes llevar a cabo estos consejos para que te ayuden a pasar estas etapas de la mejor forma posible. ¡Ánimo, que todo pasa!

Te podría interesar...
La crisis de la adolescencia infantil en niños de 6 años
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La crisis de la adolescencia infantil en niños de 6 años

Los niños a los seis años pueden sufrir la crisis de la adolescencia infantil. No tiene por qué pasar a todos los niños. ¿Quieres saber en qué cons...