¿Debemos dejar a los bebés dormir en la cama de los padres?

Óscar Dorado · 27 junio, 2018
Dormir con el bebé es una práctica habitual en muchas familias. Sin embargo, existen muchas contradicciones sobre si es bueno o no dejar a los bebés dormir en la cama de los padres. Descubre más sobre esta temática a continuación.

Dejar a los bebés dormir en la cama de los padres genera muchísima controversia. De hecho, es difícil encontrar profesionales que se pongan de acuerdo en determinar qué es lo mejor en estos casos.

Ciertamente, se considera que, en ocasiones, los beneficios de compartir la cama no siempre justifican sus costos para los padres, quienes tienen que sacrificar aspectos como la intimidad y, sobre todo, el descanso.

Si estás indecisa sobre cual debe ser la postura a tomar, te recomendamos consensuar la decisión con tu pareja. En el caso que elijas que duerma contigo, siempre tienes que asegurarte de satisfacer las necesidades del pequeño y no solo las tuyas.

¿Debemos dejar a los bebés dormir en la cama de los padres?

Cuando los bebés crecen, dormir en colecho puede convertirse en un hábito difícil de romper. De hecho, muchos bebés comienzan a dormir en su propia cama durante algunos años y, tras una temporada en la que se les permitió dormir en la cama de los padres, se dan cuenta de que les gusta más.

Para aquellas madres que están amamantando, sí puede ser algo muy positivo, ya que no será necesario levantarse de la cama para alimentar al bebé. En consecuencia, la transición entre la vigilia y el sueño será mucho menos notoria. Asimismo, tampoco hay nada tan reconfortante como un bebé dormido acostado sobre el pecho de la mamá.

Para tomar la decisión, debes observar si parece funcionar mejor el hecho de que el bebé duerma en la cama de los padres; entonces sí, quizás es una buena idea. Si, por el contrario, no es cómodo para la pareja o para el bebé por alguna razón, entonces no debería dormir en la misma cama que los padres.

En definitiva, lo importante es tomar la mejor decisión para la familia y hacer lo correcto, considerando los intereses de las personas involucradas. Se trata de una decisión personal y una elección que es lo suficientemente flexible como para cambiarla en caso de necesidad.

Hay varias posturas diferentes sobre dejar a los bebés dormir en la cama de los padres.

Beneficios de dejar a los bebés dormir en la cama de los padres

Estos son los principales beneficios que conlleva el hecho de dejar a los bebés dormir en la cama de los padres:

1. Sincroniza los tiempos de sueño

Las madres están profundamente conectadas con sus bebés, a menudo hasta el punto que dormir conjuntamente puede provocar que los ciclos de sueño se sincronicen.

2. Facilita la lactancia materna

Compartir cama con el bebé es muy cómodo para las mamás, principalmente porque no tienen que levantarse por la noche para amamantar. Además, es beneficioso para mantener la producción de leche, suprimir la ovulación y ayudar al pequeño a aumentar de peso.

“Tomar la decisión de tener un bebé es importante. Es decidir tener a tu corazón vagando fuera de tu cuerpo por siempre”
—Elizabeth Stone—

3. Mejora el sueño

Los bebés que duermen con sus madres y toman leche de pecho pasan menos tiempo en las etapas más profundas del sueño. Asimismo, se considera que el sueño ligero es fisiológicamente más apropiado y más seguro para los bebés.

Debes saber que los movimientos de la madre y los olores de la leche materna cercana contribuyen a que el bebé permanezca en un sueño más ligero y por períodos de tiempo más largos.

Problemas de dejar a los bebés dormir en la cama de los padres

A continuación, citaremos los inconvenientes de dejar a los bebés dormir en la cama de los padres:

1. Momentos de intimidad

Después del parto, retomar las relaciones sexuales puede ser complicado para algunas parejas. Si los padres deciden compartir cama con el bebé, esto puede tener consecuencias en la intimidad. Esta situación, ya sea elegida o no, representa un obstáculo adicional para el desarrollo sexual de los padres.

2. Muerte súbita

El principal riesgo de dormir con un bebé en la misma cama es la asfixia, ya sea por parte de los padres, de forma involuntaria, mientras duermen, o por un elemento de la cama, como pueden ser las almohadas o sábanas.

Por otro lado, también existe el peligro de caerse de la cama o, entre otras situaciones, hipertermia si el bebé está demasiado cubierto.

Ciertamente, un estudio británico ha demostrado que los bebés menores de 3 meses que duermen en la cama de sus padres tienen 5 veces más probabilidades de morir de síndrome de muerte súbita.

El colecho, una práctica discutible.

3. Afecta la autonomia

Para la autonomía del niño y el buen desarrollo psicoemocional, lo mejor es que aprenda a dormirse solo, en su cama, desde que es un bebé. De lo contrario, será difícil separarlo de los padres a largo plazo.

Por último, recuerda que se trata de una opción de la pareja. Compartir la cama tiene ciertas ventajas, ya que, entre otras cosas, crea un vínculo estrecho entre el bebé y los padres, además de facilitar la alimentación. Sin embargo, como has podido observar, esta práctica no es del todo segura y presenta sus problemas.