Cómo dar medicamentos a un bebé

Brindar alivio a nuestros hijos no siempre es una tarea sencilla. A pesar de las indicaciones del médico, la puesta en práctica puede resultar una verdadera odisea.
Cómo dar medicamentos a un bebé
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 24 julio, 2021.

Última actualización: 24 julio, 2021

Cuando los hijos se enferman, los padres nos damos cuenta de la importancia de ofrecer alivio rápidamente. Afortunadamente, la industria farmacéutica ha desarrollado muchos medicamentos aptos para el bebé y con ellos podemos mejorar algunos síntomas comunes de esta etapa.

Pero más allá de las buenas intenciones, ¿sabes cómo ofrecerle un medicamento a un bebé? En este artículo te lo contamos todo.

Antes de nada: lee bien las instrucciones

Si bien la mayoría de los fármacos diseñados para niños son seguros para su uso en el hogar, es importante seguir las indicaciones del producto para administrarlo. De esta manera se puede aprovechar al máximo sus beneficios, limitando los riesgos para la salud del bebé.

A continuación te daremos algunas recomendaciones de uso seguro de los medicamentos.

Usa solo medicamentos bajo prescripción médica

Aunque ya los hayas usado previamente, es importante chequear con el pediatra si es apropiado darle ese medicamento a tu bebé.

El médico puede evaluar cuál es la mejor alternativa para cada caso y calcular la dosis adecuada, según el peso y otros aspectos del niño. Además, puede determinar la frecuencia y duración del tratamiento, en función del cuadro clínico que tu hijo presente.

Revisa el prospecto del medicamento

Es importante chequear algunos datos en el prospecto, antes de ofrecerle el fármaco al bebé:

  • Fecha de vencimiento.
  • Dosis recomendada (esto puede variar con lo que tu pediatra ha indicado, por lo que deberías consultar con él).
  • Lista de contraindicaciones para el uso (ese producto puede no estar aprobado para el uso en bebés).
  • Momento ideal de administración (antes, durante o después de las comidas).
  • Modo de conservación del medicamento una vez abierto.

Recuerda siempre mantener las medicinas en un sitio seguro y lejos de la vista de los niños, para evitar ingestas accidentales e intoxicaciones. También es importante que las guardes dentro del empaque original, junto con las instrucciones de uso.

Medicamentos por vía oral para el bebé

bebe toma medicina jarabe gotas gotero via oral madre mano regazo

Esta es la vía de administración más frecuente para los niños y también la más segura.

Es importante contar con los elementos correctos para asegurar la dosis exacta, ya que dar de más o de menos puede ser perjudicial para el bebé.

Se recomienda el uso de las jeringas o vasos dosificadores que vienen incluidos con el producto. No se recomienda el uso de cucharas u otros recipientes, porque las mediciones de las dosis son inexactas.

A continuación te explicamos cómo ofrecer medicamentos por boca al bebé, paso por paso:

1. Prepara el medicamento

  • Lávate bien las manos y asegúrate de que la jeringa o el vaso dosificador estén limpios.
  • Agita el envase del medicamento para evitar que el fármaco decante en el fondo.
  • Abre el envase y toma la dosis exacta: puedes tirar del émbolo de la jeringa hacia arriba o verter el contenido en el vaso medidor.
  • Asegúrate de guardar el medicamento en un lugar apropiado y lejos del alcance del bebé.

2. Sostén al bebé en la posición correcta

Idealmente el niño debe estar en tus brazos, levemente reclinado y nunca acostado completamente. Sujeta sus brazos con una mano y déjate la otra libre para ofrecer la medicina.

3. Ofrece el medicamento al bebé

Si has optado por el vaso dosificador, acércalo a su boca para que lo beba.

En caso de haber optado por la jeringa, introduce el pico de la misma dentro de su boca, por detrás de la línea de las encías. Lo ideal es orientar el pico hacia uno de los lados y verter el contenido lentamente en el interior de las mejillas. Verás que el bebé comienza a hacer movimientos deglutorios hasta tragarlo todo.

No introduzcas demasiado la jeringa dentro de la boca ni viertas el contenido directamente en el fondo, porque puedes despertar el reflejo del vómito y aumentar el riesgo de asfixia.

4. Si el bebé rechaza la toma o la vomita

Antes de dar por cerrada esta opción puedes probar con otras estrategias de administración. Si el niño vomita inmediatamente es posible que el medicamento no se haya absorbido, pero antes de dárselo nuevamente es mejor consultar con tu médico.

Medicamentos para los oídos del bebé

Algunas enfermedades, tales como las otitis externas, requieren la aplicación de gotas en los oídos. En este caso, el recipiente del producto viene preparado con un pico largo y angosto para aplicar directamente.

Como explicamos en el paso anterior, primero lávate bien las manos y a luego sigue estos pasos:

  1. Prepara el lugar y deja a mano las gotas con el envase destapado.
  2. Recuesta completamente a tu bebé sobre una superficie firme. El bebé puede estar tendido boca arriba con la cabeza girada o directamente recostado de lado.
  3. Sujeta sus brazos con tu cuerpo y trata de dejar tus manos libres.
  4. Tracciona suavemente el lóbulo de la oreja hacia arriba y hacia atrás, para ver correctamente el conducto auditivo.
  5. Con tu otra mano, introduce el pico del producto apenas un poco y aplica el número justo de gotas que te indicó el médico.
  6. Mantén al bebé en esa posición unos minutos para que las gotas penetren en el oído.
  7. Si tienes que aplicar en ambos oídos, luego de un rato voltea al bebé y haz lo mismo del otro lado.

Medicamentos para los ojos del bebé

gotas ojos bebe acostado recien nacido mano medicamento

Los medicamentos para los ojos pueden venir en dos formulaciones: gotas o ungüentos. En ambos casos, las medidas de higiene y posicionamiento serán las mismas.

Intenta mantener al niño completamente recostado sobre una superficie firme y sujetar sus brazos con tu cuerpo. Deja tus manos libres para aplicar el medicamento.

En el caso de las gotas, con una mano deberás descender el párpado inferior del ojo enfermo y colocar allí las gotas que tu pediatra te haya indicado.

Es ideal que las apliques las gotas en el centro de este espacio y no en los extremos, para evitar que la gota se elimine antes de hacer efecto.

En el caso de los ungüentos, desciende apenas el párpado inferior del ojo y aplica una línea de aproximadamente 1 cm de largo en el centro de este espacio.

Finalmente, deja que el niño parpadee unos segundos para que el medicamento se extienda por toda la superficie del ojo.

Medicamentos en supositorio para el bebé

Generalmente los supositorios se utilizan para ayudar al bebé a defecar, cuando ha pasado varios días sin hacer o cuando tiene dificultades para lograrlo.

Los supositorios vienen en envases listos para usar, así que te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  1. Lávate las manos y deja el envase abierto y a la mano.
  2. Recuesta por completo al bebé en una superficie firme. Puedes ponerlo de costado, con la pierna de abajo estirada y la de arriba flexionada.
  3. Introduce el pico aplicador en el ano del bebé y presiona suavemente el envase hasta que salga el contenido completo.
  4. Déjalo unos minutos ahí dentro, para que haga efecto y el contenido no se escurra hacia afuera.
  5. Retíralo suavemente y ofrece al bebé posturas o ejercicios que lo ayuden a relajar el abdomen y defecar.
  6. Lávate bien las manos luego de la aplicación.

Acerca de cómo ofrecer medicamentos al bebé

Los medicamentos para bebés ofrecen una solución a muchos de sus padecimientos. Usarlos de forma segura y responsable, permite obtener el mayor beneficio minimizando los riesgos.

Te podría interesar...
¿Qué debe contener el botiquín de primeros auxilios de casa?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Qué debe contener el botiquín de primeros auxilios de casa?

En casa y en el coche, para uso doméstico y para los viajes, siempre es importante. ¿Qué debe contener el botiquín de primeros auxilios?