¿Cómo actuar ante un envenenamiento en niños?

El envenenamiento es una condición muy frecuente de la infancia, que puede traer serias consecuencias en la salud del niño. ¡Entérate más de qué se trata!
¿Cómo actuar ante un envenenamiento en niños?
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 01 julio, 2021.

Última actualización: 01 julio, 2021

El envenenamiento en los niños constituye una de las principales Lesiones de Causa Externa de la edad Pediátrica.

Actualmente en España 1 de cada 250-300 consultas en los Servicios de Urgencias Pediátricas son por exposición a alguna sustancia potencialmente tóxica. Y hasta el 20% de estos pacientes, debe ser ingresado por mayor requerimiento de asistencia médica (Mintegui 2019)

Si bien muchas veces la exposición es evitable, otras veces no lo es. Por este motivo es importante que los padres conozcan cómo se manifiestan los envenenamientos y cómo actuar cuando los detectan, ya que el tiempo en estos cuadros es un factor determinante.

¿A qué llamamos envenenamiento?

Cuando hablamos de envenenamiento o intoxicación, nos referimos al daño que se produce tras el contacto directo con alguna sustancia potencialmente tóxica.

Este puede ocurrir en distintas circunstancias (de forma intencional o no intencional) y a través de distintas vías de ingreso al organismo (vía oral, por inhalación, a través del contacto con la piel, entre otras).

A su vez, puede suceder de manera repentina y en un lapso breve (agudo) o bien ser la consecuencia de una exposición prolongada y sostenida en el tiempo (crónico).

En la edad pediátrica la mayoría de las intoxicaciones son agudas y ocurren por vía digestiva (Curi, 2020)

¿Cómo se produce el envenenamiento en los niños?

veneno envenenamiento intoxicacion nina seta pasto bosque mano sorpresa peligro accidente lesion

El contacto con tóxicos tiene características particulares según la edad del niño. En Pediatría se han definido dos grandes grupos de pacientes intoxicados:

Niños de 0 a 5 años

Este es el grupo más numeroso y sus principales características se mencionan a continuación:

  • Suelen ser no voluntarias (Actualmente se denominan Lesiones de Causa Externa No Intencionales y son lo que antes conocíamos como accidente)
  • En el contexto de una conducta exploratoria típica de la edad.
  • Ocurren en el hogar.
  • Más frecuente en varones.
  • Las sustancias suelen ser conocidas (habitualmente productos de limpieza).
  • La consulta al servicio de urgencias suele ser inmediata y el niño habitualmente llega asintomático.
  • Son de buen pronóstico.

Niños mayores y adolescentes

  • Suelen ser intencionales, muchas veces con fines lúdicos o de recreación.
  • Ocurren fuera del hogar.
  • Principalmente en mujeres.
  • Los tóxicos no siempre son conocidos.
  • Consultan al servicio de urgencia más tardíamente y llegan con más síntomas.
  • El manejo es más complejo y el pronóstico menos favorable.

Existe un grupo aparte, menor en número pero de gran importancia, conformado por las Lesiones de Causa Externa Intencionales con fines homicidas o aquellas que suceden en el contexto de maltrato, ya sea por abuso o negligencia. (Minitegui, 2019)

Tóxicos más frecuentes

1. Medicamentos

Desde la última década han sido la causa del 50% de los casos de envenenamiento en niños, a pesar de la creación de tapones de seguridad y otros mecanismos preventivos.

El paracetamol ocupa el primer lugar, seguido de los psicofarmacos y jarabes para la tos.

2. Productos del hogar

bajomesada alacena nina nena lejia lavandina toxico veneno intoxicacion accidente domestico lesion causa externa prevencion

Constituye la segunda causa más importante en edad pediátrica, pero la principal en niños menores de 2 años.

Suele ocurrir en el hogar, principalmente en la cocina, por el acceso al sitio de guardado de estos productos.

Los productos más comunes son los detergentes, lejías e insecticidas. Debido a su mal olor y sabor, los niños habitualmente ingieren pocas cantidades. No obstante, por la naturaleza de las sustancias en ellos contenidas, las secuelas podrían ser graves.

3. Alcohol

La ingesta de alcohol es la principal causa que motiva la consulta en los servicios de Urgencias Pediátricas de España.

El número de casos es creciente y la edad de los pacientes es cada vez menor. El consumo suele estar relacionado a fines recreativos y muchas veces esta ingesta se acompaña de otras drogas como el cannabis.

4. Monóxido de carbono

Se trata de un gas tóxico, inodoro e incoloro, que puede producirse por cualquier aparato usado para quemar combustible:

  • Calderas, calentadores de agua, cocinas, chimeneas o radiadores a gas que no funcionan bien y la ventilación es insuficiente.
  • Braseros o chimeneas con leña.
  • El humo de los incendios.
  • El humo de los escapes de los automóviles.
  • El humo del tabaco.

Es una causa importante de intoxicaciones en las épocas de invierno y suele afectar a varios miembros de la familia a la vez. En España representa alrededor del 5% de las consultas a los servicios de urgencias pediátricas.

¿Qué síntomas presenta un niño envenenado?

Habitualmente los síntomas de envenenamiento son inespecíficos.

Suele sospecharse ante la aparición de cambios bruscos del estado general de un niño que hasta entonces era sano, sin que exista otra causa que lo explique.

Algunos indicios que la sugieren son:

  • Comportamiento atípica
  • Trastornos en la marcha o pérdida del equilibrio
  • Convulsiones
  • Agitación o dificultad para respirar
  • Nauseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Palpitaciones
  • Pupilas pequeñas
  • Olor peculiar en piel o aliento
  • Quemaduras en boca, piel o mucosas

¿Qué debo hacer si sospecho envenenamiento en el niño?

En primer lugar, cuando sospechamos que el niño ha ingerido un tóxico es importante mantener la calma. El tiempo que transcurra es determinante, por lo que debemos buscar asesoramiento profesional de inmediato.

Para ello es recomendable contactar telefónicamente al Centro de Información Toxicológica local, cuyo número suele estar indicado en el rótulo de los productos químicos y medicamentos. Funciona las 24 hs, los 7 días de la semana.

Por medio de la llamada telefónica, se le pedirá información acerca del tóxico ingerido, la cantidad, el momento, los síntomas que presenta el niño, si hay alguien más afectado en la casa y algunos antecedentes previos.

Es importante tener a mano estos datos, junto con el peso aproximado del niño.

Siempre que el estado general del niño sea bueno, se indicará tomar las siguientes medidas generales en el hogar para remover el tóxico:

  • Retirar cualquier comprimido de la boca del niño, haciéndole escupir o bien con los dedos en caso de visualizarlo.
  • Alejar al niño de la habitación, en caso de sospechar intoxicación inhalatoria.
  • Si la exposición fue a través de la piel, retirar la ropa puesta y lavar la piel con agua tibia y jabón, sin frotar.
  • Cuando el tóxico ingresó por los ojos, se recomienda lavar con abundante agua tibia o solución fisiológica, durante 15-20 minutos.
  • Si el niño ha ingerido una sustancia líquida (no medicamentosa), ofrecer un vaso de agua o leche.

No se recomienda practicar maniobras para inducir el vómito en el hogar

¿Cuándo concurrir a un centro sanitario?

Si el niño presenta síntomas de gravedad, como afectación del estado de la conciencia (por ejemplo desmayos), dificultad para respirar o no se logre palpar el puso, debe ser llevado al servicio de emergencias más cercano y de inmediato.

En caso de que el estado general del niño sea bueno, se recomienda consultar a un centro sanitario cuando el niño haya ingerido alguno de los siguientes productos:

  • Productos de limpieza del inodoro, desatascadores de fregaderos, lejías, amoníaco.
  • Derivados del petróleo: queroseno, gasolina, disolvente de grasas (aguarrás), cera para muebles, líquido encendedor.
  • Fármacos, plantas y otros productos químicos del hogar (como cosméticos o productos de aseo personal)

Acerca del envenenamiento en niños…

Los envenenamientos son muy frecuentes en la edad pediátrica y es necesario conocer de antemano qué hacer cuando ocurren, porque muchas veces podremos prevenir lesiones graves. Aún así, lo más importante será tomar todas las medidas preventivas que se puedan en el hogar.

Te podría interesar...
Mi hijo se ha tomado un medicamento por error
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Mi hijo se ha tomado un medicamento por error

El pequeño tamaño de los fármacos aumenta su vulnerabilidad y, en algunos casos, solo una tableta puede ser fatal.



  • Mintegi S. Grupo de Trabajo de Intoxicaciones de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría. Manual de Intoxicaciones de Pediatría. 3ª edición. Madrid. Ergon. 2012.
  • Minitegi S, Sanchez L. Intoxicaciones. Capítulo 25. En: Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP). Protocolos diagnósticos y terapéuticos en Urgencias de Pediatría. 3ª Edición. Madrid. 2019
  • American Academy Of Pediatrics. Guía de primeros auxilios para padres y encargados del cuidado de los niños. Año 2011, última actualización año 2017. Disponible en: https://www.healthychildren.org/Spanish/safety-prevention/at-home/Paginas/first-aid-guide.aspx (Downloaded Jun 2021)
  • Salazar Merino J, Minitegi S. Intoxicaciones por productos del hogar. En Familia, Asociación Española de Pediatría. Año 2014, última actualización año 2019. Disponible en https://enfamilia.aeped.es/prevencion/intoxicaciones-por-productos-hogar (Downloaded Jun 2021)
  • Curi C. Manejo Inicial del Paciente Intoxicado. Capítulo 43.En: Comité Nacional de Emergencias y Cuidados Críticos en Pediatría, Sociedad Argentina de Pediatría. Manual de Emergencias y Cuidados Críticos en Pediatría. 3° Edición. Buenos Aires. Ideográfica. Año 2020
  • Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social. Gobierno de España. Edición electrónica de la CIE-10-ES. 3ª Edición-Enero 2020. Disponible en:  https://eciemaps.mscbs.gob.es/ecieMaps/browser/index_10_2008.html#search=&index=ext&searchId=1623007917701&historyIndex=5 (Downloaded Jun 2021)