La cuentoterapia en el desarrollo infantil

14 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez
Conoceremos brevemente la técnica llamada cuentoterapia, que ayuda a niños con trastornos y sin ellos a tener una mejor inteligencia emocional a través del uso del cuento como apoyo y terapia en sí.

La cuentoterapia puede ser una terapia magnífica para el desarrollo infantil de todo niño. De hecho, hoy en día se ha perfeccionado tanto la técnica que ya se usa incluso con adultos o chicos con problemas.

Esta técnica terapéutica se utiliza, sobre todo, para trabajar con los pequeños que muestran problemas conductuales o a nivel cognitivo. No obstante, ya no se reduce a este segmento, como hemos comentado.

¿Qué es la cuentoterapia?

La terapia infantil a través del cuento ha demostrado gran eficacia en todo tipo de niños, pues permite la prevención de futuros problemas, así como un amplio desarrollo de la inteligencia emocional y la educación en valores.

Usando los cuentos, nos acercamos al niño y a su mundo interior desde un punto de vista más empático. Con esta técnica es más sencillo hablar su idioma y lenguaje, entender su simbología y, además, pasar grandes momentos con ellos. Así, se fortalecen y fomentan los lazos afectivos mientras el chico desarrolla su personalidad y su relación con su entorno social y ambiental.

Profesora de infantil aplicando la cuentoterapia con sus alumnos.

Acuñado por el psicoterapeuta murciano Lorenzo Antonio Hernández Pallarés, esta técnica se lleva implantando en todo el mundo desde hace más de dos décadas con bastante éxito. De hecho, se ha creado la Asociación Iberoamericana de Cuentoterapeutas para expandir los valores y beneficios de la cuentoterpia.

En palabras de su propio fundador y creador, podríamos hablar de una técnica de sanación por medio de los cuentos. La terapia se utiliza para prevenir, pero también para sanar, potenciando el crecimiento personal de niños y mayores, haciendo especial hincapié en pequeños con problemas como el autismo, la dislexia, el asperger o el TDAH.

Hernández Pallarés entiende los cuentos como mapas de conciencia y psicología que ayudan a que el mensaje que recibe el subconsciente se vuelva consciente. Por eso, esta herramienta, complementada con otras terapias, aborda aspectos simbólicos muy profundos.

Qué trabaja esta terapia

Esta terapia trabaja con niños utilizando tres tipos de cuentos que, por la propia clasificación que hace Hernández Pallarés, se dividen en tres grandes grupos que se usarán según la finalidad que se busque:

  1. Cuentos emosémicos: son aquellos que transmiten y producen emociones. Por lo general, son los mayormente ilustrados. En la actualidad se publican muchos de ellos.
  2. Cuentos monosémicos: estos cuentos ofrecen un mensaje particular. En este caso, encontramos muchos ejemplos que proceden de la filosofía, desde el hinduismo hasta el zen, sufí, etc. Otros, como los escritos por Jorge Bucay, entrarían en esta clasificación.
  3. Cuentos polisémicos: en esta tipología encontramos significados muy variados. Localizamos las historias fantásticas que crean mundos imaginarios, los clásicos heredados a través de la tradición y el subconsciente colectivo, etc.

El cuento polisémico es el más útil para la cuentoterapia. Se debe a su simbolismo y al legado tan variado y humanamente rico que aporta. Por eso, su vertiente con base en la advertencia, el aprendizaje y la transmisión de experiencias es mayor, más interpretable y muy complejo.

Dibujo de unos libros.

El cuento clásico y el cuento polisémico

El cuento clásico ha pasado de forma oral de padres a hijos durante varios siglos, adaptándose a cada época en finalidad y lenguaje, pero con un mensaje más perdurable. Este se transmite a través de símbolos hasta llegar al inconsciente.

El cuento polisémico, por su parte, llega hasta el corazón mágico y simbólico del niño. Por eso es tan importante, sobre todo, en la etapa preoperatoria, tal como la llamó Jean Piaget. Y es precisamente ese lenguaje simbólico y mágico el que se usa en la terapia para llegar hasta el fondo del problema del niño, analizando dos niveles:

  • Nivel interpsíquico o interpresonal: cada personaje hace de espejo de relaciones personales propias con padres, hermanos, amigos, etc.
  • Nivel intrapsíquico o intrapersonal: cada personaje y símbolo del cuento representa diversos aspectos de uno mismo.

Los beneficios de la cuentoterapia

Conozcamos, a continuación, los muchos beneficios de esta terapia repleta de cuentos:

  • Aumenta la creatividad del niño.
  • Educa en buenos valores.
  • Fomenta una gran madurez emocional y cognitiva.
  • Muestra el placer de la lectura al pequeño.
  • Fomenta la imaginación.
  • Favorece una comunicación sana.
  • Alenta a los chicos durante sus peores momentos.
  • Sirve para apoyar terapias de erradicación de trastornos.
  • Enseña modos de resolver problemas.
  • Mejora las relaciones sociales de los niños.
  • Mantiene la relación del adulto con su yo infantil.

La cuentoterapia es una excelente terapia que apoya el tratamiento de todo tipo de trastornos. Además, gracias a los cuentos, los pequeños fomentan su capacidad imaginativa y creativa.