¿Cuándo es demasiado tarde para quedarse embarazada?

Pocas mujeres de avanzada edad pueden concebir un bebé de forma natural sin la ayuda de una FIV (Fecundación In Vitro). Las mujeres que llegan a una menopausia más tarde tienen menor riesgo de enfermedades del corazón, osteoporosis y demencia.

Tener una menopausia tardía, ¿significa que es buena idea quedarse embarazada a una edad avanzada?  ¿Hay otros riesgos y complicaciones asociadas con el embarazo y el parto a partir de los 40 años?

La influencia de la edad

La capacidad reproductiva de una mujer tiene una vida finita. Los óvulos de una mujer crecen inicialmente cuando ella está en el vientre de su madre y se almacenan dentro de sus ovarios hasta que comienza a menstruar.

Cada mes, más de 400 óvulos se pierden por desgaste hasta que se acaban los 4 millones que tenía originalmente al nacer. Cuando esto sucede, comienza la menopausia.

Las presiones financieras y sociales hacen que muchas mujeres que desean tener hijos lo pospongan a más adelante en su vida.

Crecer profesionalmente o tener un mejor momento económico es lo que suele hacer que las mujeres quieran esperar para aumentar la familia. Alrededor de 1 de cada 1 000 nacidos e de mujeres de 45 años o más.

Los riesgos de tener un bebé de forma tardía

Las mujeres que tienen más de 30 años tienen dos veces más probabilidades de sufrir preeclampsia durante el embarazo que las mujeres embarazadas con menos de 30.

Además, también, una mujer embarazada de más de 30 años tendrá más probabilidades de sufrir diabetes gestacional que aquellas mujeres que se quedan embarazadas con una edad menor.

Más de la mitad de las mujeres que tienen más de 40 años pueden necesitar una cesárea para que el bebé nazca. El aumento de la edad materna aumenta el riesgo de sufrir problemas durante el parto.

Las madres de 40 y 50 años tienen también entre 3 y 6  veces más probabilidades de tener problemas de salud (como sangrados abundantes) en las seis semanas siguientes al nacimiento del bebé.

Además, las mujeres embarazadas que tienen más de 40 años pueden tener más probabilidades de que sus bebés tengan problemas dentro del vientre o incluso, que exista muerte fetal. El riesgo de aborto involuntario en mujeres de más de 40 años también es mayor.

Pero aunque existan estas probabilidades también hay madres de 40 años que dan a luz a bebés maravillosos y totalmente sanos. 

También cabe destacar que los bebés de madres de más de 40 años tienen dos veces más probabilidades de nace de forma prematura (antes de las 36 semanas de gestación) y también de nacer con bajo peso.

Tanto el nacer de forma prematura como el bajo peso en el nacimiento tienen riesgos inmediatos para los bebés y también problemas posteriores de desarrollo pulmonar, diabetes u obesidad en la vida adulta.

¿Hasta cuándo es seguro quedarse embarazada?

Aunque no hay un límite de edad específico para el tratamiento de fecundación in vitro, muchas clínicas deciden interrumpir el tratamiento a los 50 años. A los 30, la posibilidad de concebir de forma natural (sin FIV) es de aproximadamente 20%.

A los 40 años es alrededor de 5% y esto disminuye a lo largo de cada década. No hay una edad específica pero se deben tener en cuenta algunos factores.

Existen estudios que muestran cómo los riesgos para el bebé y la madre durante el embarazo son más bajos a los 20 años. A esta edad hay menos probabilidades de padecer obesidad y diabetes, que influyen negativamente en el embarazo para la salud.

A medida que una mujer envejece, su calidad de óvulos también se reduce. La mala calidad está directamente asociado con errores genéticos como aborto espontáneo y defectos congénitos.

 

Es una decisión personal

Ser madre antes o después es una decisión personal que las personas deberán barajar por el bien propio y de la familia que quieran crear.

Gracias a los avances en la industria de la FIV, es posible que una mujer con menopausia se pueda quedar embarazada, aunque esto tiene grandes riesgos. El embarazo en mujeres después de la menopausia puede aumentar las posibilidades de sufrir un problema cerebrovascular en el futuro.

Por todo esto, no hay una edad límite para ser madre pero sí es necesario tener presente las posibles complicaciones que pueden haber para que no se ponga en riesgo la salud de la madre ni tampoco la del bebé.

Piensa bien cuál es tu situación actual y si realmente quieres ser madre ahora o más adelante. Si necesitas orientación no dudes en acudir a tu médico para hacerle las preguntas que quieras.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar