¿Cuándo y cómo entienden los niños la noción del tiempo?

Para los niños es complicado comprender el paso del tiempo. Si entiendes cómo adquiere tu hijo la noción temporal, podrás acompañarlo mejor en su aprendizaje.
¿Cuándo y cómo entienden los niños la noción del tiempo?
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín.

Última actualización: 14 febrero, 2022

El tiempo es una variable fundamental en nuestras vidas y hacemos referencia a él constantemente. Comprenderlo nos permite organizarnos y llevar a cabo nuestra rutina. Sin embargo, aunque los niños nos escuchen hablar de las horas, de los días, del pasado y del futuro, no pueden entender completamente de lo que hablamos. Y es que la noción del tiempo no es innata, sino que se adquiere y se aprende con los años.

Tengamos en cuenta que el tiempo es un concepto abstracto y que los niños más pequeños no son capaces de manejar ideas que escapan a lo que pueden ver, oír o tocar. Según el psicólogo suizo Jean Piaget, no es hasta los 6 o 7 años que los pequeños pueden empezar a entender verdaderamente este concepto. 

Sin embargo, esto no significa que no podamos acercar a nuestros hijos las nociones del orden, de la secuencia o de la duración. De hecho, es muy positivo que les acompañemos en el proceso con ayudas adecuadas a su edad. Pero para esto, primero debemos comprender cómo se desarrolla la noción del tiempo en los pequeños.

¿Cuándo adquieren los niños la noción del tiempo?

Niño aprendiendo matemáticas con un reloj gracias al método Montessori.

Si eres madre, te habrás dado cuenta de que tu hijo no termina de comprender la temporalidad. Se sorprende cuando le mandas a dormir, pese a haberle avisado que solo le quedaban cinco minutos para jugar. Te pregunta reiteradas veces cuánto queda para llegar y cada mañana cuestiona si ya es el día de Navidad.

Esto es totalmente natural, ya que los niños no entienden el paso del tiempo tal como hacemos los adultos. Además, este aprendizaje es paulatino y viene marcado por su edad de la siguiente manera:

  • Tiempo vivido: hasta los 6 años los infantes tienen un pensamiento egocéntrico y, por esto, se basan en sus propias experiencias cotidianas para comprender la noción del tiempo. Así, en función de sus rutinas, entienden el significado del orden y de la secuencia. Por ejemplo, saben que nos lavamos las manos después de comer y que leemos un cuento antes de dormir.
  • Tiempo percibido: entre los 6 y los 12 años aumenta su capacidad para pensar de forma lógica y el egocentrismo infantil desaparece poco a poco. No obstante, el pensamiento aún está limitado a lo concreto. Así, a medida que observan el movimiento en el entorno que le rodea, los niños comienzan a comprender mejor el pasado y el futuro, la duración y el transcurrir del tiempo.
  • Tiempo concebido: de los 12 a los 16 años la comprensión se afianza y los menores ya pueden situar los hechos históricos y comprender la causalidad.

¿Cómo ayudar a los niños a adquirir la noción del tiempo?

Si tu hijo aún es pequeño y deseas ayudarle a familiarizarse con estos conceptos, hay varias pautas que puedes seguir. Al hacerlo, le permitirás comprender mejor su día a día, manejar la espera y organizarse.

Para lograrlo, te proponemos las siguientes sugerencias:

  • Los relojes de arena son herramientas muy visuales y aptas para niños que aún no manejan los números. Puede ser útil para indicarles el tiempo que han de dedicarle al cepillado de los dientes o lo que deben esperar para que mamá termine y vaya a jugar con ellos.
  • Las canciones son otro elemento de gran utilidad para ayudar a los niños a comprender la noción del tiempo. En general, suelen tener una duración de tres minutos. De este modo, si queremos que se vistan a tiempo para ir a clase, podemos explicarles que deben hacerlo en el tiempo que transcurren tres canciones.
  • Para entender tiempos más prolongados, como el paso de los días y los meses, los calendarios son muy apropiados. Los niños pueden tachar los días a medida que pasan y saber (de forma visual) cuántos días quedan hasta un acontecimiento importante.
  • Los calendarios Waldorf pueden ayudar a tu hijo a comprender las semanas, los meses y las estaciones. Son materiales visuales, prácticos e interactivos que permiten afianzar mejor estos conceptos.
  • Relojes y cronómetros son también muy importantes para acompañar el aprendizaje. Una cuenta atrás puede indicar el tiempo disponible para terminar la merienda y con un reloj de esfera, es posible saber en qué momento ocurrirá un evento. Por ejemplo, la hora de irse a bañar.
concepto del tiempo nino pedagogia waldorf montessori

Un aprendizaje progresivo

En definitiva, hay diversos materiales y actividades con los que podemos acompañar a los niños en su proceso de aprendizaje de la noción del tiempo.

Sin embargo, no hemos de apresurarnos: respetar el ritmo de los infantes es fundamental. Por muchas ayudas que ofrezcamos, la maduración ocurre a su tiempo y probablemente, este aprendizaje no se establezca hasta los seis o siete años. Seamos empáticos y acompañemos sin prisa.

Te podría interesar...
Las etapas del desarrollo cognitivo infantil según Piaget
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Las etapas del desarrollo cognitivo infantil según Piaget

¿Cuáles son las etapas del desarrollo cognitivo infantil según Piaget? A continuación se mencionaran  las etapas se desarrollará cada una de las et...