Conversaciones a evitar delante de los hijos

Existen ciertas conversaciones que es mejor no tener delante de los hijos. Te contamos cuáles son las más importantes.

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán el 08 Febrero, 2021.

Última actualización: 08 Febrero, 2021

Cuando los adultos tienen “conversaciones de mayores” delante de los niños, les pedimos que no pregunten o que no se metan en lo que no les llama. Pero cuando hablan delante de ti de algún tema, te interesa y te gusta participar, ¿verdad? A los pequeños les pasa igual y, si no quieres que escuchen algo, es mejor que tengas en cuenta qué conversaciones hay que evitar delante de los hijos.

Incluso en los momentos en los que los niños parece que no están escuchando, sí lo están haciendo. Por eso, es muy importante ser consciente de esto y cuando haya que hablar de alguno de estos temas, hacerlo en privado, cuando los niños no estén delante.

Temas a evitar delante de los niños

No debes permitir que tus hijos reciban más información que aquella que pueden entender o manejar por sí mismos. Por eso, hay ciertos temas que no es conveniente hablar delante de ellos. Si tienes alguna duda, entonces es mejor que lo hables en privado.

Por supuesto, hablar o no sobre un tema delante de un niño dependerá sobre todo de la edad del pequeño y de su capacidad de entendimiento. Pero a modo de guía, vamos a comentarte algunos temas que es mejor que no hables delante de tus hijos.

Hablar mal de otras personas

Si quieres que tus hijos te respeten y que respeten a los demás y a ellos mismos, entonces no hables mal de otras personas, aunque no te agraden o te hayan hecho algo que consideres negativo. Guarda tus argumentos para hablarlo con otro adulto cuando los niños no estén delante.

Por supuesto, es normal que no te lleves bien con todo el mundo, pero eso no implica que no puedas hablar con respeto de cualquiera, aunque no te caiga bien. Criticar no está bien y mucho menos mencionar palabras negativas o insultos hacia otra personas, estén o no estén presentes.

Evitar delante de los hijos las preocupaciones de los adultos

Si tienes algún tipo de preocupación, por ejemplo, laboral, económico o problemas con otras personas, ten cuidado con lo que dices delante de los niños. Tus hijos deben crecer sintiéndose protegidos y seguros, sabiendo que harás todo lo posible por mantenerlos a salvo.

Por eso, si quieres explicarles algo, puedes hacerlo, por supuesto, pero siempre midiendo bien las palabras y adaptándolas a su comprensión según su edad y capacidad de entendimiento. Bajo ninguna circunstancia debes transmitirles tu preocupación de adulto, porque entonces les estarás generando unos temores que no sabrán encajar.

Desvalorizar las tareas de adultos

Si no te sientes a gusto con tu trabajo, si no te gusta hacer las tareas del hogar, etc., no desvalorices las cosas que haces cada día. Ten cuidado de no hablar de tus responsabilidades diarias con desgana. Esto puede ser peligrosos porque el menor podría entender que es correcto no sentir motivación por nada ni tampoco es necesario buscarle la parte positiva.

Otro aspecto que hay que considerar es que puede generar comportamientos apáticos nada aconsejables. Por eso, intenta siempre encontrar el lado positivo de las cosas, aunque no te motiven demasiado. ¡Siempre se puede encontrar el lado bueno de todo! Evitar delante de los hijos estos temas es beneficioso para todos.

Hablar de los niños como si no estuvieran escuchando

Quizá están absortos jugando o haciendo otras cosas y piensas que si hablas de ellos no te escuchan. No caigas en este error tan común. Es importante que respetes su identidad y que no hables de ellos con otras personas, y mucho menos lo hagas de manera despectiva. ¡Tampoco hables en clave pensando que no te entienden!

Si tienes que hablar un tema sobre tus hijos con otro adulto, es mejor que lo hagas cuando los pequeños no estén delante. Si lo haces, tus hijos además de humillados, sentirán que les estás faltando al respeto y abandonados emocionalmente a causa de tu ignorancia hacia su presencia.

Evitar delante de los hijos los conflictos de pareja

Es habitual que las parejas tengan momentos de crisis o que discutan sin pensar que hay dos pequeños ojos y orejas mirando y escuchando todo lo que pasa. Aún es más terrible utilizar a los niños para hacer daño a la pareja.

En cualquier caso, si tienes que discutir con tu pareja o expareja, nunca lo hagas delante de los niños, porque les estarías creando demasiada inseguridad emocional, además de mucho dolor y sufrimiento innecesario. Da igual las ganas de discutir que tengas, simplemente piensa en tus hijos y que ellos son más importantes que vuestro ego descontrolado.

Ahora ha llegado el momento de que recapacites sobre todos estos temas que te hemos comentado y, si sueles tener conversaciones de este tipo delante de tus hijos, ¡no vuelvas a tenerlas más! Ellos necesitan que tengas conversaciones más seguras para su desarrollo emocional.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
20 formas de preguntar a tu hijo cómo le ha ido el cole

¿Quieres saber cómo le ha ido el cole a tu hijo, pero siempre te responde con monosílabos? Descubre cómo hacer esta pregunta de forma eficaz.



  • Rovira Mascal, J, M. (2020) Conversaciones sobre la educación de los hijos. Editorial: Independently published.

Diplomada como Maestra de Educación Especial (Pedagogía Terapéutica) por la Universidad de Barcelona (2008) y licenciada en Psicopedagogía por la UOC (2012). Número de colegiada: 989/44881195. Ha realizado varios cursos: Montessorizate (tigriteando.com, 2016), Ser más creativos (Coursera UNAM, agosto 2013), Técnico en educación emocional (PRISMA, febrero 2011), El dibujo de la familia como herramienta diagnóstica (PRISMA, julio 2011), etc. Actualmente, escribe para varios blogs y revistas digitales.