¿En qué consiste el Síndrome de Burnout?

Amanda Sánchez Peralta·
04 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago al
04 Febrero, 2020
La maternidad puede llevar al estrés y al agotamiento. Esto es característico del síndrome del Burnout.

El síndrome de Burnout no es un cuadro clínicamente identificado, pero expresa una serie de complicaciones derivadas del estrés crónico.

Este padecimiento de hecho existe y puede afectar a distintas partes del organismo. Además, puede relacionarse con procesos como la negación de la realidad, la fatiga crónica y la aparición de inconvenientes para manejar las emociones y las relaciones sociales.

El agotamiento que causa ser madre

En el caso de las madres, el síndrome de Burnout puede presentarse durante la gestación, en el posparto o en otra etapa de la maternidad. Se identifica cuando la mujer experimenta un agotamiento extremo por causa de su situación. Es decir, cuando una se estresa mucho cuidando y planificando su vida durante el embarazo o por no saber cómo tratar a su bebé cuando es primeriza.

Clínicamente no aparece reconocido dentro de las descripciones de enfermedades mentales. Pero en el sistema de clasificación de trastornos es mencionado como un problema asociado a la dificultad en el manejo de situaciones de la vida. Sin embargo, los pacientes con este problema, en algunos países son diagnosticados con síndrome de neurastenia.

Por lo general, el síndrome de Burnout se presenta cuando a las personas les cuesta enfrentarse a situaciones estresantes en el trabajo, la pareja o el estudio. Como se relaciona a enfermedades mentales, es común que se trate a través de la adaptación y el mejoramiento de las relaciones, el relajamiento, el cambio de ambiente, el uso de distracciones, etc.

Síndrome de Burnout en las madres

Cada vez son más las madres que sufren el síndrome del Burnout, pues la maternidad implica asumir una gran variedad de responsabilidades y obligaciones. Además, hay muchas mujeres que se exigen demasiado a sí mismas, intentando poder ellas solas con todo.

06a1c89dddeaff5e97075688d18d83b5

Lo principales problemas aparecen cuando no se es capaz de resolver las dificultades que la vida presenta. Además, en el caso de la maternidad todo es nuevo y se producen cambios a nivel emocional, que son muy fuertes. Por ello, es posible que aparezca el estrés y sus consecuencias.

Por lo general estos casos son típicos en la última fase del embarazo y los primeros días después del parto. En esta etapa, las mujeres se preocupan en exceso por estar informadas sobre su situación: ¿Cómo será el momento de dar a luz? ¿Cómo cambiará mi cuerpo? ¿Podré enfrentarlo? Así, la mentalidad va modificándose de manera negativa, llegando a estar muy nerviosas e inestables emocionalmente.

De ahí en adelante, el cansancio se vuelve extremo y se puede percibir en todos los aspectos de la vida, experimentando agotamiento a nivel mental y físico. A esto se le suman todos los compromisos laborales, familiares y sociales que una puede tener.

Síntomas del síndrome de Burnout

Mamá con síndrome de Burnout

Otras enfermedades menos complejas también presentan síntomas similares a los ocurridos ante el síndrome de Burnout. Esta es una de las razones por lo cual es un problema difícil de diagnosticar.

Además, es posible, que incluso la misma persona que lo padece no le dé importancia, en especial porque estamos conscientes de que la maternidad es compleja y trae muchos cambios.

Una madre que padece dicho síndrome, podría confundir su enfermedad con los cambios naturales de su estado,quizá llegue a creer que es normal, que todas las madres se sientan así y que la maternidad es más difícil de lo que imaginaba.

No obstante, algunos síntomas nos permiten determinar la presencia de este padecimiento, entre estos podemos identificar los siguientes:

  • Insomnio o interrupción del sueño.
  • Apatía y desmotivación.
  • Dolor de cabeza.
  • Frustración.
  • Angustia.
  • Deseos de llorar constantes.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Presión por conseguir la perfección en todos los aspectos de la vida.
  • Agotamiento crónico.