En qué consiste el método rubio

Una de las molestias más frecuentes en los bebés durante el período de la lactancia son los cólicos, esto les genera fuertes dolores como consecuencia de las contracciones intestinales, malestar general, interrumpe el sueño y los hace sentir irritables. Algunos métodos han demostrado ser efectivos y rápidos para aliviar estos síntomas y ayudarlos a sentirse mejor.
El sistema digestivo de los recién nacidos, es considerado inmaduro al momento de su nacimiento por lo que deben ir acostumbrándose poco a poco al nuevo sistema de alimentación, así como a todos los factores externos que influyen directamente durante el proceso ya sea de forma natural o artificial.

¿Cómo podemos saber si nuestro bebé tiene cólicos del lactante?

Las razones por las cuales un bebé llora constantemente en sus primeros meses de vida son casi siempre las mismas, a menos que se presenten situaciones diferentes que deban ser evaluadas por el médico y no sean las más comunes.

Algunas de estas razones son: hambre, sueño, gases, cólicos, incomodidad por el pañal sucio, cambios de temperatura bruscos, entre otros.

Conociendo un poco acerca del por qué se dan los cólicos del lactante

rubio-1

El estómago al recibir el alimento se distiende, y produce la movilidad natural del intestino que de forma casi inmediata genera la sensación de querer defecar. Cuando esto ocurre de una forma exhacerbada, es cuando se produce el cólico en él bebe haciendo que se retuerza de dolor.

Los cólicos del lactante tienen características que nos pueden enseñar a diferenciarlo de cualquier otro malestar, entre ellos podemos mencionar:

  • Aparecen los primeros días de nacido y hasta los tres meses
  • El bebé se coloca en una posición encorvada donde flexiona sus muslos hacia el abdomen como retorciéndose
  • Aprieta sus manitas
  • La cara se le pone roja
  • Llora de manera inconsolable y se agita
  • Presenta ruidos intestinales fáciles de sentir
  • En algunos casos puede llegar a vomitar
  • El tiempo que dura no es exacto ya que puede variar de minutos a horas, todo depende del manejo del dolor y de la sintomatología

El método rubio es seguro, eficaz, practico, rápido que se le puede aplicar al bebé para ayudarlo.

 Objetivo de este método

El objetivo principal de este método es elastificar todo el sistema digestivo a través de un masaje blando que se realiza con las manos, de forma delicada y lo más importante muy suave y no invasivo.

Un 90% de los bebés a los cuales se les aplica el método rubio tienen una mejoría significativa y otros incluso logran la desaparición completa del mismo.

A pesar de ser un método manual, no todo el mundo puede realizarlo, es importante cuidar y velar que la persona que se escoja tenga los conocimientos básicos.

Verificar las referencias y los certificados que acrediten y avalen los conocimientos

Si existe la posibilidad de que realicen el traslado al hogar como parte del servicio, es más cómodo para mamá y papá incluso para el bebé que se evita tener que movilizarlo fuera del hogar

Otras mejoras

rubio-3

Al mejorar los cólicos, se favorecen otros procesos tales como:

  • La alimentación
  • Las evacuaciones
  • Los gases salen de una forma más fácil y rápida
  • Él bebé duerme mejor y por un tiempo prolongado
  • Los padres logran descansar un poco más

Aun cuando el masaje es una alternativa efectiva, es importante cuidar otros aspectos que influyen directamente en los cólicos

Cuando la alimentación se da a través de lactancia materna, la mamá debe cuidar los alimentos que ingiere, ya que está demostrado existen algunos que pueden generar más gases de lo habitual en el niño

En el caso de la alimentación a través de la formulas infantiles, también es importante evaluar de qué manera la asimila, para hacer cambios inmediatos y evitar que afecten al bebé por tiempos prolongados

Existen medicamentos especiales para los cólicos llamados antiespasmódicos, no son utilizados de primera opción sin antes haber agotado todos los recursos naturales para no medicarlo, sin embargo ayudan y alivian en caso de necesitarlos. Deben ser indicados por su pediatra o gastroenterólogo.

Los cólicos del lactante se pueden convertir en una pesadilla de la cual provocara salir corriendo muchas veces, sin embargo, debemos mantener la calma e ir probando cada método y consejos que pueden ayudar a que el proceso sea más llevadero mientras nuestro niño se va adaptando a este nuevo ambiente y ritmo de vida fuera del vientre materno.

No olvidemos que todo es nuevo para él y que solo nosotras como madres en compañía de papá y de nuestros seres queridos podemos ir entendiendo sus mensajes por medio de lo que conoceremos a través de su lenguaje corporal poco a poco en el día a día.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar